Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La variante más escurridiza: ómicron se transmite más que delta sin síntomas y desde más días antes de que aparezcan

Logotipo de 20 minutos 20 minutos 25/01/2022 redaccion@20minutos.es (Clara Pinar)
Decenas de personas en la calle Preciados, a 7 de diciembre de 2021, en Madrid (España). © Europa Press Decenas de personas en la calle Preciados, a 7 de diciembre de 2021, en Madrid (España).

Dos meses después de que se detectaran en Europa los primeros casos de la variante ómicron, surgida en Sudáfrica, existe unanimidad en que es mucho más contagiosa de la que era hegemónica a su llegada, la delta. Lo que no estaba tan claro es por qué y un grupo de expertos de Salud Pública del gobierno de Cantabria acaban de dar la respuesta en el primer estudio que se hace en España sobre las causas de que la variante ómicron haya corrido como la pólvora, sorprendiendo a propios y extraños con una sexta ola que ha llevado las tasas de contagios nunca antes visto en la pandemia.

Los motivos son varios y pueden resumirse en que, comparada con la variante delta, la ómicron da menos pistas sobre el contagio, que se produce en mayor medida cuando la persona es asintomática y más días antes de que eventualmente aparezcan los síntomas, de modo que se pierde tiempo para tomar medidas de aislamiento o para avisar a personas que hayan sido contactos directos.

Lo positivo es que, también según esta investigación, los contagiados con ómicron dejan antes de ser contagiosos, lo que abona la reducción del periodo de aislamiento que ya piden algunas comunidades autónomas.

Así lo indica un artículo, todavía no publicado, que han realizado expertos del Observatorio de Salud Pública de Cantabria, el director general de Salud Pública de esta comunidad, Reinhard Wallman y expertos del Hospital Marqués de Valdecilla, de Santander. Otra de sus conclusiones -que también alimenta la naturaleza de la ómicron como una variante más indetectable- es que, una vez contagiadas, las personas que están vacunadas puede transmitir la Covid por ómicron en la misma medida que quienes no lo están.

Se trata de un estudio sobre infecciones, transmisión e incubación de la Covid con ómicron que tomó como muestras 622 casos en Cantabria en diciembre del año pasado, donde como en el resto de España y buena parte del mundo la variante ómicron dio lugar a un estallido de contagios con la nueva variante.

Contagios antes de síntomas

Sobre la rapidez con la que se expandió la variante ómicron, el estudio muestra que los contagios entre contactos directos de una persona con Covid -que estuvieran a menos de dos metros durante al menos 15 minutos- fueron un 50% superiores que con delta antes de presentar síntomas, confirmándose una transmisión mayor.

La investigación sobre la expansión de ómicron en Cantabria explica que su mayor transmisibilidad tiene que ver con que esta es mayor entre personas sin síntomas o con síntomas incipientes, lo que la hace más difícil de detectar.

En concreto, la capacidad para contagiar de una persona asintomática puede empezar un día antes si tiene ómicron que si tiene delta y durante más tiempo antes de que eventualmente presente síntomas. La mayoría de los contagios por ómicron se produjeron entre el día antes de presentar síntomas y dos días después, cuando con delta es a partir de que aparezcan síntomas, lo que lleva a los autores del trabajo a la reflexión de que en ese caso medidas como el aislamiento o el trazo de contactos estrechos no tiene sentido, porque el contagio ya se haya producido.

Una vez contagiada, la primera diferencia es que mientras que personas vacunadas transmiten menos la variante delta que las que no están vacunadas, con ómicron no se da esta diferencia. "Los casos vacunados parecen tener la misma capacidad de transmisión que la gente no vacunada", algo que "no pasa con delta, donde se observaron significativas diferencias en general, en los hogares o en los lugares de trabajo.

"La mitad de los contagios por ómicron ocurrieron antes de que apareciera síntomas. Esto podría implicar que la efectividad de las medidas no farmacéuticas para detectar los casos sintomáticos (como el trazado de contactos, test rápidos y aislamiento) disminuiría significativamente en ausencia de medidas preventivas como la distancia, limitar los encuentros masivos o las reuniones sociales", dice el estudio.

Aislamientos más cortos

Esta conclusión de que que la capacidad de contagiar es menos duradera entronca directamente, según el documento, con el "debate" sobre la duración de los periodos de aislamiento, que empezó siendo de diez días, en diciembre se recortó a siete -en asintomáticos o personas que no presentaran síntomas los tres días antes- y con el nuevo año se ha suscitado de nuevo. Algunas organizaciones empresariales y comunidades como la de Madrid y Castilla-La Mancha han planteado reducirlo de nuevo, a cinco días, una idea que no comparte el Ministerio de Sanidad y sobre la que Andalucía también se ha mostrado este lunes en contra.

Sería razonable pensar que Cantabria también está a favor, dadas las conclusiones de análisis en el que los contagiados por ómicron dejan de transmitir la Covid antes. "Potencialmente contribuiría a reducir la carga de las medidas de control contra la Covid", apunta.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de 20 minutos

image beaconimage beaconimage beacon