Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

40 Excursiones para conocer los principales accidentes geográficos de España

Logotipo de Sapos y Princesas Sapos y Princesas hace 2 días Sapos y Princesas
40 Excursiones para conocer los principales accidentes geográficos de España © Sapos y Princesas 40 Excursiones para conocer los principales accidentes geográficos de España

No solemos reparar en la riqueza paisajística de nuestro país ni tampoco en su belleza natural. España cuenta con multitud de accidentes geográficos que merece la pena conocer. Desde Sapos y Princesas hemos elaborado un listado con aquellos que consideramos que no os podéis perder y que recomendamos incluir en vuestros próximos viajes.

Sistemas montañosos

1. Sistema Penibético: Parque Nacional de Sierra Nevada (Andalucía)

El Parque Nacional de Sierra Nevada se extiende por Granada y Almería. Este extenso macizo montañoso cuenta con la cima más alta de la Península, el Mulhacén (3.479 metros). Debido a su riqueza paisajística y natural fue declarado Reserva de la Biosfera.

La mejor manera de conocer Sierra Nevada es realizando alguno de los múltiples senderos disponibles. Algunos de los más recomendables para hacer en familia son: Ubeire, La Silleta y el de la Dehesa del Camarete. Para los amantes del esquí, la estación de Sierra Nevada prevé abrir sus pistas a partir del 26 de noviembre.

Parque Nacional de Sierra Nevada (Andalucía) | Fuente: Junta de Andalucía © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Nacional de Sierra Nevada (Andalucía) | Fuente: Junta de Andalucía

2. Sistema Central: Parque Regional de la Sierra de Gredos (Castilla y León)

La Sierra de Gredos es uno de los mayores atractivos de la provincia de Ávila. Su naturaleza, hábitat y biodiversidad convierten a este lugar en un destino muy interesante para descubrir en familia. Toda la zona está perfectamente preparada para recibir turistas y, si tenéis oportunidad, la mejor opción para disfrutar de este enclave es hacer senderismo en familia. 

Hay muchas rutas aptas para niños debido a su fácil acceso y su cómodo trazado. Algunas de las más recomendables son: ruta El Berrocal-Arroyo Higuera, Laguna del Duque y el Castañar de El Tiemblo. No dejéis pasar la oportunidad de ver los cerezos en flor en el Valle del Tiétar durante los meses de primavera.

Sierra de Gredos (Ávila) | Fuente: Web Oficial de Turismo de la Provincia de Ávila © Proporcionado por Sapos y Princesas Sierra de Gredos (Ávila) | Fuente: Web Oficial de Turismo de la Provincia de Ávila

3. Sistema Central: Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (Comunidad de Madrid)

Dentro del Sistema Central, la Sierra de Guadarrama forma parte de una gran cadena montañosa con un paisaje, naturaleza y fauna privilegiados. De las 34.000 hectáreas que abarca, casi 22.00 están en la Comunidad de Madrid mientras que el resto se encuentran en Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Sus principales puertos de montaña son Somosierra, Navafría, Navacerrada, Fuenfría y Guadarrama. Su cumbre más alta es la de Peñalara y algunas de las rutas más recomendables para hacer con niños son: Calzada Borbónica (Cercedilla-Fuenfría), Senda formas de La Pedriza (Canto Cochino), Los Robledos desde El Paular, Valle de Valsaín (Boca del Asno)y Senda del Chorro (Navafría).

La Pedriza, Sierra de Guadarrama (Comunidad de Madrid) | Fuente: Comunidad de Madrid © Proporcionado por Sapos y Princesas La Pedriza, Sierra de Guadarrama (Comunidad de Madrid) | Fuente: Comunidad de Madrid

4. Cordillera Cantábrica: Parque Nacional de los Picos de Europa (Asturias, Cantabria, Castilla y León)

Las cumbres más altas de la Cordillera Cantábrica se encuentran en los Picos de Europa. Su gran cercanía al mar y el hecho de estar flanqueados por los ríos Dobra; afluente del Sella, Deva, el Cares y su afluente el Duje hacen que el paisaje de este enclave sea espectacular. Se encuentra dividido en tres macizos,  Central, Oriental y Occidental.

La ruta de senderismo de los Lagos de Covadonga es la más recomendable para hacer con niños. Es apta para llevar carritos de bebés y sillitas de paseo. Lo mejor es comenzar desde el Santuario de Covadonga hasta llegar al impresionante Mirador entre Lagos. Otras opciones abarcan subir al teleférico de Fuente Dé o hacer la ruta del Cares que, aunque no es apta para menores de 10 años, es ideal para ir cuando ya sean más mayores.

Picos de Europa (Asturias) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Picos de Europa (Asturias) | Fuente: Pixabay

5. Sierra Morena: Parque Natural de la Sierra de Andújar (Andalucía)

Este Parque Natural situado en Jaén muestra cómo es la vegetación y el paisaje típico de Sierra Morena. Aúna densos pinares, dehesas, monte mediterráneo y escarpadas sierras. Cuenta con una extensa y peculiar fauna (algunas de sus especies están en peligro de extinción). El lince ibérico encuentra en este lugar su hogar más extenso. 

Algunas de las rutas más recomendadas para hacer con niños son el sendero Junquillo, el camino Jabalí-Encinarejo o el del Santuario. Caminos como el de Los Escoriales es perfecto para hacer cicloturismo mientras que en el embalse del Encinarejo podréis practicar actividades acuáticas.

Parque Natural Sierra de Andújar (Andalucía) | Fuente: Turismo de Andújar y Parque Natural Sierra de Andújar © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Natural Sierra de Andújar (Andalucía) | Fuente: Turismo de Andújar y Parque Natural Sierra de Andújar

6. Pirineos (País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña)

El Pirineo es un espacio natural ideal para conocer en familia. Cuenta con montañas, ríos, bosques, prados, ermitas o castillos. Esta cordillera montañosa está situada al norte de la península y hace de frontera natural entre España y Francia. Abarca más de 400 kilómetros de extensión y alberga picos de más de 3.000 metros de altitud siendo el más elevado el Aneto.

Hay multitud de rutas aptas para disfrutar del senderismo en familia. En Pallars Sobirá destacan la de el Bosque de Virós o la del valle de Unarre mientras que en el Pirineo Aragonés están la de la senda de las Aguas Tuertas o la del balcón de los Pirineos. Hay muchas donde elegir, todo depende de la provincia desde la que salgáis.

Pirineos (Lérida, Cataluña) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Pirineos (Lérida, Cataluña) | Fuente: Pixabay

7. Cordillera Subbética: Parque Natural Sierra de Grazalema (Andalucía)

Está situado entre las provincias de Málaga y Cádiz. El Parque Natural de la Sierra de Grazalema fue declarado como Reserva de la Biosfera debido a su paisaje geográfico, naturaleza y fauna. Está formado por abruptos relieves, densos bosques y cañones increíbles como la Garganta Verde, con más de 400 metros de profundidad.

Este enclave cuenta con una gran cantidad de rutas y senderos perfectos para hacer a pie, en bicicleta o incluso a caballo. Uno de los caminos más recomendables es el de los Llanos de Líbar. Otras rutas importantes son la de la antigua calzada romana y la de los Pueblos Blancos. En el embalse Zahara-Gastor podréis hacer actividades acuáticas.

Parque Natural Sierra de Grazalema (Andalucía) | Fuente: Junta de Andalucía © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Natural Sierra de Grazalema (Andalucía) | Fuente: Junta de Andalucía

Cabos

1. Cabo de Finisterre, A Coruña (Galicia)

El Cabo de Finisterre está rodeado de paisajes impresionantes. Es el lugar ideal para conocer la Costa da Morte característica por sus zonas agrestes, acantilados abruptos y costas increíbles. El Faro de Finisterre está situado en la parte más oeste de Europa y es conocido por los marineros por ser la luz que advierte a las embarcaciones en una de las costas más peligrosas.

Es el segundo lugar de Galicia más visitado después de Santiago de Compostela y desde el faro se pueden admirar las vistas de la ría de Corcubión o el Monte Pindo. Tiene un altura de 17 metros y desde esta zona se ven unas puestas de sol impresionantes.

Cabo de Finisterre, A Coruña (Galicia) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Cabo de Finisterre, A Coruña (Galicia) | Fuente: Pixabay

2. Parque Natural del Cabo de Gata, Almería (Andalucía)

El Parque Natural de Cabo de Gata alberga uno de los parajes costeros protegidos más salvajes y agrestes de España. Fue declarado espacio protegido por la Junta de Andalucía pero además también es Reserva de la Biosfera y Geoparque Mundial. Esto es debido a la ausencia de invierno climático y a su gran diversidad geológica.

El paisaje predominante es la costa acantilada y sus playas son impresionantes. Son de arena gruesa, muy anchas y con aguas cristalinas idóneas para practicar snorkel. Es recomendable subir al Faro del Cabo y visitar el Arrecife de las Sirenas. Al otro lado del cabo están las famosas playas de San José, recomendables para ir con niños porque no tienen apenas profundidad.

Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata, Almería (Andalucía) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Arrecife de las Sirenas, Cabo de Gata, Almería (Andalucía) | Fuente: Pixabay

3. Cabo de Palos, Cartagena (Murcia)

Cabo de Palos es un pequeño pueblo de Cartagena conocido por su famoso faro, sus maravillosas calas y sus fondos marinos. Estos últimos forman una de las reservas más importantes del Mediterráneo.

El faro fue declarado Bien de Interés Cultural en el 2002 y desde este punto se tienen unas vistas impresionantes de La Manga y del mar. Otro de los atractivos del Cabo de Palos es la reserva marina de Isla Hormiga. Sus bajos fondos son un peligro para navegación y, por ello, muchos barcos han naufragado entre sus rocas como el trasatlántico Sirio en 1906 o el carguero Naranjito en 1946.

Cabo de Palos, Cartagena (Murcia) | Fuente: Concejalía de Turismo-Ayuntamiento de Cartagena © Proporcionado por Sapos y Princesas Cabo de Palos, Cartagena (Murcia) | Fuente: Concejalía de Turismo-Ayuntamiento de Cartagena

4. Cabo de Formentor, Palma de Mallorca (Islas Baleares)

El Cabo de Formentor es una de las zonas más bonitas de la isla de Mallorca. El acceso solo es posible a través del coche pero el recorrido merece la pena. La ruta consta de 18 kilómetros y a través de ella recorreréis toda la Bahía de Pollença y sus increíbles acantilados.

El punto más alto se encuentra en el Faro de los Cuatro Vientos pero hasta que lo alcancéis podréis visitar algunos de los miradores que hay por el camino. Este faro es considerado el más bonito de Mallorca y el mejor punto desde el que disfrutar de una puesta de sol.

Cabo de Formentor, Palma de Mallorca (Mallorca) | Fuente: Guía de Mallorca © Proporcionado por Sapos y Princesas Cabo de Formentor, Palma de Mallorca (Mallorca) | Fuente: Guía de Mallorca

5. Cabo de Creus, Girona (Cataluña)

El Cabo de Creus es el cabo más oriental de la Península Ibérica. Pertenece al municipio de Cadaqués en Girona y desde 1998 es Parque Natural debido su riqueza geológica. Está bañado por las aguas del Mediterráneo y está rodeado de calas increíbles.

El Faro del Cabo de Creus está un poco alejado de la costa donde rompen las olas debido al terreno tan escarpado. Está a 87 metros por encima del nivel del mar y sirve de guía para las embarcaciones de la zona. Está en funcionamiento desde el año 1853 por lo que es el segundo faro más antiguo de Cataluña.

Cabo de Creus, Girona (Cataluña) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Cabo de Creus, Girona (Cataluña) | Fuente: Pixabay

Golfos

1. Golfo de Vizcaya (País Vasco)

El Golfo de Vizcaya, o Golfo de Gascuña, está situado en el Océano Atlántico Norte y es la parte más oriental del mar Cantábrico. La mejor forma para conocer esta zona del País Vasco es recorrer la costa y visitar pueblos costeros como Bermeo o la bella isla de Gaztelugatxe.

Una de las rutas más recomendables para hacer es la de Getxo-Armintza. Pasaréis por pueblos con encanto como Sopela, Barrika, Plentzia o Gorliz. Os acompañarán paisajes increíbles como playas salvajes y acantilados.

San Juan de Gaztelugatxe, Golfo de Vizcaya (País Vasco) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas San Juan de Gaztelugatxe, Golfo de Vizcaya (País Vasco) | Fuente: Pixabay

2. Golfo de Cádiz (Andalucía)

En pleno Golfo de Cádiz nos encontramos con la Costa de la Luz, una de las preferidas por los turistas. Recibe ese nombre por la cantidad de horas de sol que tiene durante todo el año. Cuenta con una gran variedad de peces, por lo que la pesca es una de las actividades que dan fuerza a la economía de la zona. Algunas de las especies más destacables son las anchoas, el salmonete y el codiciado atún.

Lo mejor del Golfo de Cádiz son sus increíbles e inmensas playas. Algunas de las mas recomendables para visitar son las de la Bahía de Cádiz, Conil, Barbate, Rota y las de Tarifa.

Playa de Conil de la Frontera, Golfo de Cádiz (Andalucía) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Playa de Conil de la Frontera, Golfo de Cádiz (Andalucía) | Fuente: Pixabay

3. Golfo de Valencia (Comunidad Valenciana)

El Golfo de Valencia abarca una línea costera de aproximadamente 400 kilómetros e integra en sus aguas el archipiélago de las islas Columbretes frente a las costas de Castellón.

A lo largo de toda la línea de costa del Golfo de Valencia hay varios accidentes geográficos destacables como son los cabos de Peñíscola, Oropesa, y Cullera. En este enclave es muy común la presencia de abundantes zonas pantanosas que han dado lugar a las albuferas de Oropesa, Gandía u Oliva, siendo la más importante de todas ellas la albufera de Valencia.

Albufera de Valencia, Golfo de Valencia (Comunidad Valenciana) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Albufera de Valencia, Golfo de Valencia (Comunidad Valenciana) | Fuente: Pixabay

Desfiladeros y cañones

1. Garganta del Cares (León y Asturias)

La ruta del Cares es una de las más famosas en los Picos de Europa. Une las localidades de Caín, en León, y Poncebos en Asturias. También es conocida como la Divina Garganta y es famosa por sus vistas y la estrechez del camino que atraviesa un impresionante desfiladero.

Si vais con niños es recomendable que extreméis la precaución ya que la senda es angosta, con una anchura de uno a tres metros, con roca a un lado y el precipicio al otro. La excursión abarca unos doce kilómetros y dura aproximadamente entre tres y cuatro horas (solo ida).

Ruta del Cares, Picos de Europa (Asturias,León) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Ruta del Cares, Picos de Europa (Asturias,León) | Fuente: Pixabay

2. Congost de Collegats, Lleida (Cataluña)

El desfiladero de Collegats es un paso de unos cinco kilómetros de extensión entre Pallars Jussà y Pallars Sobirà. Esta angosta y vertical garganta ha surgido debido al río Noguera Palleresa que ha labrado su trayectoria y su curso formando este espectacular paisaje. Uno de los lugares más característicos de la zona es la Platería, una espectacular pared de roca erosionada.

Hay multitud de rutas que se pueden hacer por este paraje, pero la mejor opción para hacer con niños es realizar una circular. Se inicia en el aparcamiento de la Font de la Figuereta, una zona con merendero junto al río y finalizaría en el Monasterio de Sant Pere tras dos horas y media de camino.

Congost de Collegats, Lleida (Cataluña) | Fuente: Pallars Jussà © Proporcionado por Sapos y Princesas Congost de Collegats, Lleida (Cataluña) | Fuente: Pallars Jussà

3. Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, Segovia (Castilla y León)

Este hermoso cañón se ha formado debido a la erosión del Duratón que ahora ha quedado encajado entre sus altísimas paredes. A la belleza del paisaje hay que añadir su riqueza arqueológica e histórica. Además en sus farallones anidan ejemplares de buitres leonados, águilas reales y halcones peregrinos.

Una de las rutas más recomendadas para conocer bien la zona y que es ideal para hacer con niños es la Senda de los dos ríos. Es un camino circular de unos cinco kilómetros que os llevará una hora y media o dos horas aproximadamente.

Parque Natural Hoces del Río Duratón, Segovia (Castilla y León) | Fuente: Turismo de Segovia © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Natural Hoces del Río Duratón, Segovia (Castilla y León) | Fuente: Turismo de Segovia

4. Desfiladero de los Gaitanes, Málaga (Andalucía)

Este desfiladero está formado por paredes verticales de más de 300 metros de altura y una anchura pocas veces superior a los diez metros. También conocido como la Garganta del Chorro, es uno de los paisajes más famosos de Málaga. Una de las sendas más conocidas para recorrer este increíble paraje es el Caminito del Rey. 

Se construyó a principios del siglo XX creando una serie de pasarelas adosadas a las paredes de la garganta a una altura media de 100 metros. Las impresionantes vistas que ofrece ha hecho que se convierta en un enclave muy visitado por excursionistas de todo el mundo. Fue reformado y actualmente es perfectamente transitable con niños.

Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes, Málaga (Andalucía) | Fuente: Caminito del Rey, Diputación de Málaga © Proporcionado por Sapos y Princesas Caminito del Rey en el Desfiladero de los Gaitanes, Málaga (Andalucía) | Fuente: Caminito del Rey, Diputación de Málaga

5. Desfiladero de la Hermida (Cantabria)

Situado en el occidente de Cantabria, el desfiladero de la Hermida es el más extenso de España. Tiene 21 kilómetros de largo  y por su interior discurre el río Deva flanqueado por paredes de roca que pueden llegar a alcanzar los 600 metros de alto.

Durante el recorrido por el desfiladero es recomendable disfrutar del paisaje desde el mirador de Santa Catalina desde el cual tendréis unas vistas impresionantes. Cerca de esta zona están los restos de una fortaleza, la Bolera de los Moros, del siglo VIII.

Desfiladero de la Hermida (Cantabria) | Fuente: Turismo de Cantabria © Proporcionado por Sapos y Princesas Desfiladero de la Hermida (Cantabria) | Fuente: Turismo de Cantabria

Estepas y desiertos

1. Desierto de los Monegros, Zaragoza (Aragón)

Uno de los terrenos más inhóspitos de España es el desierto de los Monegros, uno de los más impresionantes de la península. La mejor zona para conocer y recorrer este paraje es la de Juvierre. Se trata de la más desolada y desértica y visualmente es la más espectacular.

La ruta se puede hacer andando, en bicicleta o en coche. Hay varios caminos perfectamente señalados y rutas accesibles para hacer con niños de menos de cinco kilómetros. El objetivo principal de estas caminatas es llegar a los tozales, formaciones muy curiosas que se han formado por la erosión del viento y del agua. Los más impresionantes son los de la Cobeta, Pedregales, Colásico y el Solitario. 

Desierto de los Monegros, Zaragoza (Aragón) | Fuente: Turismo de los Monegros © Proporcionado por Sapos y Princesas Desierto de los Monegros, Zaragoza (Aragón) | Fuente: Turismo de los Monegros

2. Desierto de Tabernas, Almería (Andalucía)

Al norte de Almería, el desierto de Tabernas más bien parece un fondo marino en plena llanura. Un paraje desolado y árido que genera gran expectación entre sus visitantes. Está considerado como la única zona desértica, propiamente dicha, de toda Europa. Ofrece gran variedad de recursos ambientales además de una gran riqueza geológica.

Por la gran cantidad de especies de aves que viven en este paraje, el lugar fue declarado como Zona de Especial Protección de Aves. También lo habitan varios reptiles como culebras o lagartos y mamíferos como el zorro. En el enclave se pueden hacer diversas actividades como ciclismo, senderismo, escalada, espeleología o actividades ecuestres. 

Desierto de Tabernas, Almería (Andalucía) | Fuente: Web Oficial de Turismo de Andalucía © Proporcionado por Sapos y Princesas Desierto de Tabernas, Almería (Andalucía) | Fuente: Web Oficial de Turismo de Andalucía

3. Centro de Interpretación de las Estepas del Valle del Ebro, Zaragoza (Aragón)

Las estepas ibéricas son lugares que se caracterizan por su suelo seco y árido con ausencia de árboles y de vegetación. Unas de las más conocidas en España son las Estepas del Valle del Ebro en la localidad de Belchite, en Zaragoza. En ellas se instaló un Centro de Interpretación dirigido a los visitantes para comprender los elementos más característicos y sobresalientes de este entorno.

Es recomendable dar un paseo por las estepas tras visitar el centro y descubrir este paraje tan singular de primera mano. Al ser un entorno árido no está adaptado para carritos de bebés por lo que la mejor opción, si vais con niños muy pequeños, son las mochilas de porteo. A propósito del viaje, una buena opción es ir a conocer Belchite  y disfrutar de algunos de sus monumentos más representativos como la Iglesia de San Martín de Tours.

Estepas del Valle del Ebro, Zaragoza (Aragón) | Fuente: Belchite © Proporcionado por Sapos y Princesas Estepas del Valle del Ebro, Zaragoza (Aragón) | Fuente: Belchite

Lagunas, lagos y humedales

1. Lago de Sanabria, Zamora (Castilla y León)

El lago de Sanabria es el lago de origen natural más grande en España. Abarca más de 360 hectáreas de superficie y una profundidad de 53 metros. Su origen es glaciar y por ello, está rodeado por varias lagunas que están distribuidas por todo el Parque Natural.

Es un entorno ideal para disfrutar en familia pues cuenta con varias playas de arena y piedra en las que está permitido tanto el baño como la práctica de deportes acuáticos. Además, hay multitud de campings en las inmediaciones del lago y zonas con servicios de hostelería, merenderos y alquiler de barcas. 

Lago de Sanabria, Zamora (Castilla y León) | Fuente: Canva © Proporcionado por Sapos y Princesas Lago de Sanabria, Zamora (Castilla y León) | Fuente: Canva

2. Laguna rosa de Torrevieja, Alicante (Comunidad Valenciana)

Dentro del Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja encontramos este paisaje tan singular como único en España. En la Vega Baja del Segura se ubica esta espectacular laguna rosa de más de 1.400 hectáreas. Su origen es natural, el tono rosado de sus aguas se debe a la presencia de una bacteria que libera un pigmento rosado en aguas con alta salinidad.

Es la laguna salada más productiva del país ya que de ella se extraen más de 800.000 toneladas anuales de sal. El baño está terminantemente prohibido por motivos medioambientales y también por razones de seguridad.

Laguna rosa en el Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja, Alicante (Comunidad Valenciana) | Fuente: Turismo Comunidad Valenciana © Proporcionado por Sapos y Princesas Laguna rosa en el Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja, Alicante (Comunidad Valenciana) | Fuente: Turismo Comunidad Valenciana

3. Lagos de Covadonga (Asturias)

Situados dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa, los lagos de Covadonga son unas lagunas glaciares formadas por los lagos Enol, La Ercina y El Bricial. Con el fin del proteger el entorno, se ha regulado el acceso para las épocas de más afluencia como Semana Santa, verano o algunos puentes. El resto del año el acceso es libre.

En una visita a los Lagos de Covadonga es recomendable ir al Mirador de la Reina, conocer el Santuario de la Virgen de Covadonga y visitar el Centro de Interpretación situado en las minas de Buferrera. Si vais con niños, la mejor opción es hacer la ruta de Orandi de pequeño recorrido. Otra posibilidad es hacer una senda circular por los lagos que se inicia en la Buferrera.

Lagos de Covadonga (Asturias) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Lagos de Covadonga (Asturias) | Fuente: Pixabay

4. Lagunas de Ruidera, Ciudad Real (Castilla La Mancha)

Este Parque Natural de gran belleza está formado por un complejo sistema de quince lagunas que constituyen al Valle Alto del Guadiana. Es el humedal más importante de Castilla La Mancha. Estas aguas, debido a miles de años de precipitaciones, han formado increíbles presas naturales que dan lugar a espectaculares cascadas.

Estas lagunas albergan además una riqueza biológica de gran importancia con mucha diversidad de especies animales y de flora. Es una visita ideal para hacer en verano, ya que cuenta con una zona habilitada para el baño. En los meses de julio y agosto están muy masificadas, por lo que lo mejor es ir entre semana o muy temprano por la mañana.

Lagunas de Ruidera, Ciudad Real (Castilla La Mancha) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Lagunas de Ruidera, Ciudad Real (Castilla La Mancha) | Fuente: Pixabay

5. Las Tablas de Daimiel, Ciudad Real (Castilla La Mancha)

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel constituye un humedal único en Europa. Su declaración como Parque Nacional fue un gran paso para la conservación de uno de los ecosistemas más valiosos de la Mancha. La visita a la zona es libre y gratuita y no hay necesidad de hacer una reserva previa.

Aunque si lo preferís existe la posibilidad de concertar visitas guiadas para las cuales si necesitaréis una reserva con antelación. Algunas de las rutas más recomendables son: la Isla del Pan, la Laguna Permanente, la Torre de Prado Ancho o la especial para ir con niños. Si queréis pasar el día, la zona cuenta con espacios adecuados para comer como merenderos.

Parque Natural de las Tablas de Daimiel, Ciudad Real (Castilla La Mancha) | Fuente: Turismo de Castilla La Mancha © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Natural de las Tablas de Daimiel, Ciudad Real (Castilla La Mancha) | Fuente: Turismo de Castilla La Mancha

6. La laguna negra, Soria (Castilla y León)

Situada en los Picos de Urbión, la laguna negra es de origen glaciar. Su nombre se debe al reflejo de las rocas que la rodean y es protagonista de varias leyendas populares. Es el hogar de multitud de especies animales y de flora silvestre.

La estrada es libre menos en los meses de verano debido a la gran afluencia de público. En esta época hay que aparcar a dos kilómetros del acceso al Parque Natural. Hay multitud de senderos que no presentan mayor dificultad para hacerlos en familia pero algunos cuentan con escalones por lo que no es recomendable ir con carrito.

Laguna Negra en el Parque Natural de la Sierra de Urbión, Soria (Castilla y León) | Fuente: Soria ni te la imaginas © Proporcionado por Sapos y Princesas Laguna Negra en el Parque Natural de la Sierra de Urbión, Soria (Castilla y León) | Fuente: Soria ni te la imaginas

Volcanes

1. Parque Nacional del Teide, Tenerife (Islas Canarias)

El Parque Nacional del Teide es el mayor de las Canarias. Es característico por su relieve formado por cráteres, ríos de lava petrificada y la majestuosidad del volcán. Declarado como Patrimonio de la Humanidad, este paraje os transportará a otro planeta y disfrutaréis de las vistas al pico más alto de España.

Una de las mejores excursiones que podéis hacer en este enclave es ascender con el teleférico hasta los 3.555 metros de altura donde tendréis unas panorámicas increíbles. A continuación el objetivo es alcanzar la cumbre a través del sendero Telesforo Bravo. Al estar en un lugar situado en alta montaña, los esfuerzos físicos agotan más. Por ello os recomendamos llevar agua y alimentos energéticos como frutos secos.

Parque Nacional del Teide, Tenerife (Islas Canarias) | Fuente: Pixabay © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Nacional del Teide, Tenerife (Islas Canarias) | Fuente: Pixabay

2. Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha, Girona (Cataluña)

El Parque Nacional de la Zona Volcánica de la Garrocha es el paisaje volcánico más importante de la península ya que cuenta con más de 40 conos volcánicos, diez cráteres y abarca once municipios. Las montañas más altas de la zona no superan los 2.000 metros por lo que es un enclave increíble para hacer senderismo en familia ya que no hay grandes pendientes.

Uno de los puntos más visitados y, sin duda, más espectacular es el volcán de Santa Margarita. En el interior de su cráter se encuentra una pequeña ermita románica que da nombre al volcán. Otro sitio de interés es el volcán de Croscat, un cono con forma de herradura totalmente cubierto por la vegetación.

Volcán Santa Margarita, Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha, Girona (Cataluña) | Fuente: Turisme de la Garrotxa © Proporcionado por Sapos y Princesas Volcán Santa Margarita, Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrocha, Girona (Cataluña) | Fuente: Turisme de la Garrotxa

3. Parque Nacional de Timanfaya, Lanzarote (Islas Canarias)

También conocido como las Montañas del Fuego, es el segundo Parque Nacional más visitado de nuestro país y presenta uno de los paisajes más espectaculares y originales que podremos visitar en las Islas Canarias.

En su interior se puede observar una gran variedad de fenómenos geológicos relacionados con su naturaleza volcánica, así como una amplia diversidad biológica: más de 180 especies de vegetales distintas. Destacan sus volcanes más famosos: la Montaña de Fuego, la Caldera del Corazoncillo o la Montaña Rajada.

Parque Nacional de Timanfaya | Fuente: Gobierno de Canarias © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Nacional de Timanfaya | Fuente: Gobierno de Canarias

Ríos

1. Parque Natural del Delta del Ebro, Tarragona (Cataluña)

El Parque Natural del Delta del Ebro constituye uno de los hábitats acuáticos con más importancia del Mediterráneo occidental. Si os decidís por esta excursión, podréis disfrutar de un entorno natural único donde observar aves, navegar en kayak por el río y descubrir la fauna y flora de este enclave tan especial.

Se pueden realizar todo tipo de actividades en familia como senderismo, pasear en bicicleta o incluso pescar. Algunos de los puntos de interés más visitados son sus playas entre las que destacan la del Fangar, la de la Marquesa o la del Trabucador. 

Playa del Trabucador en el Delta del Ebro, Tarragona (Cataluña) | Fuente: Parques Naturales de Cataluña. Generalitat de Catalunya © Proporcionado por Sapos y Princesas Playa del Trabucador en el Delta del Ebro, Tarragona (Cataluña) | Fuente: Parques Naturales de Cataluña. Generalitat de Catalunya

2. Los Ojos del Guadiana, Ciudad Real (Castilla La Mancha)

Los Ojos del Guadiana están situados en Villarrubia de los Ojos y se consideran como el lugar del nacimiento del río en su tramo medio. Este paraje es un lugar enigmático y muy llamativo. Antiguamente era utilizado por los lugareños como zona de caza y de obtención de agua. Sin duda es un enclave con mucha variedad en cuanto a fauna y flora donde destacan los nenúfares blancos y la transparencia de sus aguas.

Sin embargo, la sobreexplotación de la zona y del acuífero condiciona el futuro de los Ojos del Guadiana condenándolos a no manar y de hacerlo, no lo haría en los enclaves históricos sino mucho más abajo y de manera más pobre.

Ojos del Guadiana, Ciudad Real (Castilla La Mancha) | Fuente: Tablas de Daimiel y su entorno © Proporcionado por Sapos y Princesas Ojos del Guadiana, Ciudad Real (Castilla La Mancha) | Fuente: Tablas de Daimiel y su entorno

3. Nacimiento del Tajo, Teruel (Aragón)

El Tajo es el río más extenso de España con más de 1.000 kilómetros de caudal. Su nacimiento se ubica en la Sierra de Albarracín (Teruel), pero atraviesa las Comunidades Autónomas de Aragón, Castilla La Mancha, Madrid y Extremadura.

En su nacimiento podéis visitar el Monumento al Río Tajo. En él, las protagonistas son las provincias que atraviesa su cauce y el Padre Tajo, que es representado por un Titán saliendo de la montaña. También es un buen enclave para hacer senderismo en familia. Os recomendamos ir por el Camino Natural del Alto Tajo donde os rodearán verdes praderas y pinares increíbles.

Monumento Nacimiento del Río Tajo, Albarracín (Teruel) © Proporcionado por Sapos y Princesas Monumento Nacimiento del Río Tajo, Albarracín (Teruel)

4. Ribera del Duero, Burgos (Castilla y León)

La Ribera del Duero se encuentra en la meseta norte y el cauce del río es el que marca el paisaje de la zona donde abundan suaves colinas, valles y páramos. En torno a las aguas del río se ha fomentado mucho la práctica de deportes y de actividades al aire libre como piragüismo, kayak, senderismo o cicloturismo.

Hay muchos senderos ideales para hacer en familia como los que forman la Ruta del Vino en la provincia de Burgos o los de la Ruta del Cid en Soria. En el Parque Natural Hoces del río Riaza hay vestigios de una ermita templaria y es, además, la primera reserva de buitres leonados.

Parque Natural Hoces del río Riaza, Burgos (Castilla y León) | Fuente: Patrimonio Natural de Castilla y León © Proporcionado por Sapos y Princesas Parque Natural Hoces del río Riaza, Burgos (Castilla y León) | Fuente: Patrimonio Natural de Castilla y León

5. Las riberas del Miño en la Ribeira Sacra, Lugo (Galicia)

La Ribeira Sacra destaca por la belleza de sus paisajes. Esta zona contiene una espectacular riqueza ambiental donde se ha desarrollado un patrimonio histórico único. Recorrer alguno de los senderos que van por estos espacios es la mejor manera de disfrutar de los espectaculares paisajes que nos ofrece este lugar.

Una de las zonas más características del río Miño son sus Riberas y se encuentran al suroeste de la provincia de Lugo. Ofrecen un paisaje con bosques caducifolios alternados con numerosas extensiones de viñedos. El río forma numerosas curvas en las cuales se adentra la tierra creando característicos meandros.

Riberas del Río Miño, Ribeira Sacra, Lugo (Galicia) | Fuente: Ribeira Sacra © Proporcionado por Sapos y Princesas Riberas del Río Miño, Ribeira Sacra, Lugo (Galicia) | Fuente: Ribeira Sacra

6. Parque Natural Arribes del Duero, Zamora y Salamanca (Castilla y León)

El Parque Natural Arribes del Duero tiene una superficie de 106.105 hectáreas y cuenta con 180 kilómetros de cañones fluviales. Atraviesa 37 municipios, que pertenecen a las provincias de Zamora y Salamanca, y delimita con Portugal.

Destacan algunos miradores como El Mirador del Colagón del Tío Paco, considerado unos de los maravillosos balcones al Duero. Es muy recomendable hacer alguna ruta de senderismo para visitar sus cascadas como Faia da Água Alta y Pozo de los Humos.

Además, en este lugar se encuentra uno de los tramos fluviales navegables más impresionantes de España, de hecho, es posible realizar un crucero en barco.

Puente de Requejo | Fuente: Web oficial Patrimonio Natural de Castilla y León © Proporcionado por Sapos y Princesas Puente de Requejo | Fuente: Web oficial Patrimonio Natural de Castilla y León

Marismas

1. Marismas del Guadalquivir, Parque Natural de Doñana, Sevilla (Andalucía)

Estas marismas tienen una extensión de más de 2.000 kilómetros cuadrados. Se caracterizan por su horizontalidad donde se localizan zonas calmadas de agua. Formado por un espectacular paisaje de tierras llanas, en Doñana destacan dos principales ecosistemas: los bosques de pino y matorral mediterráneo y la inmensa marisma.

Esta última es muy cambiante ya que su ecosistema depende de las lluvias anuales. Estas llanuras de agua dulce se secan en verano y son punto de encuentro de infinidad de aves acuáticas. Fueron además el escenario principal de la premiada película española La Isla Mínima.

Marismas del Guadalquivir en el Parque Nacional de Doñana, Sevilla (Andalucía) | Fuente: Discovering Doñana © Proporcionado por Sapos y Princesas Marismas del Guadalquivir en el Parque Nacional de Doñana, Sevilla (Andalucía) | Fuente: Discovering Doñana

2. Marismas del Ampurdán, Girona (Cataluña)

El Parque Natural de las marismas del Ampurdán es el segundo parque natural más importante de Cataluña. Abarca nueve municipios pero la entrada principal está localizada en el Centro de Información de El Cortalet. Es, además, el punto de inicio de los itinerarios más realizados por los visitantes.

Ademas de senderismo se pueden hacer otras muchas cosas como cicloturismo, kayak e incluso rutas a caballo. También se pueden llevar a cabo actividades de observación de aves. Existen varios caminos que permiten al viajero conocer el parque y disfrutar de la naturaleza. Las rutas varían en distancia y complejidad.

Marismas del Ampurdá, Girona (Cataluña) | Fuente: Turismo de Ampurdá © Proporcionado por Sapos y Princesas Marismas del Ampurdá, Girona (Cataluña) | Fuente: Turismo de Ampurdá

La entrada 40 Excursiones para conocer los principales accidentes geográficos de España aparece primero en Sapos y Princesas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Sapos y Princesas

Sapos y Princesas
Sapos y Princesas
image beaconimage beaconimage beacon