Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Sagrada Familia acogerá un centro internacional de estudios sobre Gaudí

Logotipo de Traveler Traveler hace 4 días Carme Escales

Genios como el arquitecto Antoni Gaudí despiertan gran interés en todo el mundo. Más allá de la propia obra, los motivos de su inspiración, su vida y cómo su mente concretaba las ideas a las que finalmente se les da forma suscitan curiosidad, estudio y fecundos trabajos de investigación.

Desde octubre del 2014, Barcelona cuenta ya con una cátedra a nombre de Antoni Gaudí, un lugar de referencia en el estudio del arte sacro. Es la Facultad Antoni Gaudí de Historia de la Iglesia, Arqueología y Artes Cristianas, que ofrece estudios centrados en la historia de la Iglesia católica, arqueología cristiana y arte cristiano. Esta facultad tiene su sede en el Seminario de Barcelona, compartiendo espacio con las facultades de Teología y Filosofía. Cuenta con la aprobación del Vaticano y es la única de su especialidad en todo el estado español, y la tercera de todo el mundo que ofrece estudio de la arqueología, después de las de Roma y Jerusalén, la cuarta en ofrecer historia de la Iglesia, junto a la de Roma, Polonia y México, y la única centrada a su vez en arte cristiano.

Pues bien, estos días los responsables de la Facultad Antoni Gaudí y los de la Fundación del Templo Expiatorio de la Basílica de la Sagrada Familia han dado a conocer su acuerdo para crear el Centro Internacional de estudios avanzados Antoni Gaudí y sus colaboradores (Centro de Estudios Antoni Gaudí). Pretenden así contribuir al estudio y la comprensión de la persona y la obra de Antoni Gaudí y de sus colaboradores, mediante la investigación sobre sus aportaciones a la arquitectura, la simbología religiosa y el arte. Y todo ello para dar máxima difusión a la obra gaudiniana.

BANCO DE DATOS ONLINE

Se habilitará para ello un espacio en los sótanos del templo de la Sagrada Familia, donde se encuentran los espacios museísticos de la basílica. Allí habrá espacio para acoger a estudiosos de la figura de Gaudí. Se contará también con una biblioteca con libros y artículos relacionados con Gaudí y sus colaboradores, y se creará un banco de datos online abierto a investigadores, que incluirá toda la documentación existente sobre el arquitecto y sus colaboradores, tanto escrita (documentos, epistolario, planos, dibujos) como plástica (maquetas, modelos, materiales y objetos de otros tipos). Una hemeroteca recogerá periódicos, revistas y opúsculos con información sobre la temática Gaudí, y habrá también una fonoteca y un archivo fotográfico y de ilustraciones.

El centro que aunará toda la información referente a Gaudí será gestionado por el Ateneo Universitario Sant Pacià (AUSP) y la dirección académica dependerá de la Facultad Antoni Gaudí (AUSP). La doctora en Historia del Arte, Rosa Ribas, y actual secretaria general de la Facultad Antoni Gaudí será la directora del Centro de Estudios Antoni Gaudí.

En principio, se establecerá una línea de investigación sobre la simbología presente en la obra de Gaudí, extraída de la teología, la Biblia, la liturgia, la naturaleza, la historia, las tradiciones populares, las devociones del pueblo, el teatro, la música y las mitologías griega y romana. Otra línea de estudio será la arquitectura en su sentido más amplio: el diseño, la geometría de las edificaciones, el estudio del sonido y de la luz, el uso de los materiales utilizados en las construcciones, la organización del trabajo, y todo ello comparado con otros exponentes de la historia de la arquitectura. Una tercera línea de investigación se centrará en los contextos en los que se mueve Gaudí, que son el religioso, el estético, el geográfico, el político, el económico, el social y el ideológico. Por último, la innovación que caracteriza toda la obra gaudiniana será considerada también una línea autónoma en manos de estudiosos de Antoni Gaudí.

Desde el centro de estudios avanzados sobre Gaudí también se tiene la intención de inaugurar una línea propia de publicaciones científicas que recojan y divulguen las investigaciones que se realicen en el mismo centro o fuera de él, que contribuyan de manera decisiva a estudiar y comprender la persona y obra de Antoni Gaudí y las aportaciones de sus colaboradores.

La idea también de este nuevo centro es organizar cursos, simposios y congresos vinculados a las aportaciones de Gaudí. Se prevé tenerlo en marcha de aquí a un par de años.

TODA LA OBRA DEL GENIO

Al templo de la Sagrada Familia, que es su obra más conocida internacionalmente, Antoni Gaudí dedicó los últimos años de su vida, llegando incluso a dormir en un espacio que habilitó para ello en la propia obra. Pero ya desde que inició sus estudios de Arquitectura, Gaudí había empezado a colaborar como delineante con algunos de sus profesores. Las farolas de la plaza Pla de Palau y la Plaza Reial, del año 1879, son de los primeros trabajos, entre diversos diseños de mobiliario, que se le atribuyen a Gaudí.

La primera obra iniciada y concluida por completo por Antoni Gaudí la llevó a cabo en la ciudad de Mataró. Fue la Nau Gaudí (nave Gaudí), un encargo de la Sociedad Cooperativa Obrera Mataronense realizado entre 1878 y 1883. Allí el arquitecto utilizó por primera vez los arcos parabólicos en la estructura del edificio, que desde el año 2010 acoge la sede del Consorci Museu d’Art Contemporani de Mataró, y es el espacio de exhibición de la Col·lecció Bassat de arte, que exhibe también otras muestras de arte local.

A la nave de la cooperativa de Mataró, le siguió la que es considerada como la primera gran obra maestra del arquitecto, la Casa Vicens (1883-1885). Fue un encargo de un particular, Manuel Vicens, que quiso ubicar en unos terrenos del norte de la ciudad su casa de veraneo, concretamente en el barrio barcelonés de Gràcia, antiguo pueblo adosado a Barcelona. Desde noviembre del 2017, Casa Vicens es visitable como casa museo.

Casa Vicens © iStock Casa Vicens

Simultáneamente a su construcción, Gaudí avanzaba también en la realización de los pabellones de la finca y Palau Güell (1883-1887), antes de ponerse a hacer el colegio de las Teresianas (1888-1890), la cripta de la Colonia Güell (1890-1917), la Casa Calvet (1898-1900), y la Torre Bellesguard (1900-1909). El joven arquitecto no cesaba su actividad creativa. Su obra es fecunda en aquellos años. El parque Güell lo construyó entre 1900 y 1914; la Casa Batlló entre 1904 y 1906. Y entre 1906 y 1912 llevó a cabo el encargo del edificio de La Pedrera.

Mucho que ver, y que admirar, del genio que supo captar del más simple al más complejo detalle de la naturaleza, en hojas, ramificaciones de árboles, o sobre cualquier insecto, anfibio o ave, soluciones constructivas con las que dio forma a espacios increíbles para ser habitados con verdadero confort. Todos ellos fueron preámbulo y tabla de ensayos de la que devendría la obra más célebre del artista, hoy todavía en construcción. Cinco generaciones ya han visto el progreso de su avance.

Los próximos días 18, 19 y 20 de septiembre, la Sagrada Familia realizará jornadas de puertas abiertas, coincidiendo con la festividad de la Mercè, para descubrir cómo se culminará la torre de la Virgen María. Para poder asistir, se sortearán 12.000 entradas para visitar el templo entre las personas que se inscriban esta semana a través de la web del templo.

Sagrada Familia © Photo by Louisa Schaad on Unsplash Sagrada Familia

www.traveler.es

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Traveler

image beaconimage beaconimage beacon