Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un bosque de pinos y palmeras en Denia

Logotipo de El Viajero El Viajero 15/06/2017 Fernando Gallardo
© Proporcionado por Prisa Noticias

Próximo a la reserva marina de Les Rotes, este palacete construido por un general de Napoleón se antoja a la vista como un capricho alicatado de verde. Durante años funcionó como un retiro litoral de bosque mediterráneo conocido por la Casa Verde, hasta que el dianense Pepe Martí decidió gestionarlo como hotel vacacional adosándole una pequeña piscina con cascada de agua, unas instalaciones exteriores con barbacoa, cenáculo y mecedoras dentro del bosquete que había resguardado el lugar de las miradas ajenas. No contento con tales implementos, habilitó también un pequeño spa y establecieron para el hospedaje un programa de veladas musicales, monólogos satíricos y exposiciones de fotografía y pintura.

Puntuación: 6,5
Arquitectura7
Decoración6
Estado de conservación7
Confortabilidad habitaciones5
Aseos4
Ambiente7
Desayuno8
Atención7
Tranquilidad9
Instalaciones6

Aunque el abuelo Martí lo visita a diario, son sus hijos quienes regentan hoy el negocio, crecido gracias a la incorporación a la cadena MRH (Martí Roig Hotels) de otros alojamientos históricos en la zona, como el Costa Blanca, Les Rotes o La Raconà. A diferencia de los demás, el Palau Verd está etiquetado por su carácter apacible como hotel adult only (solo adultos).

Los dormitorios se alinean en un anexo de fachada rosada más moderno y liviano. Aquí prima, con paredes desnudas, la sencillez de las formas, y el fondo, dado lo escueto del mobiliario y el diseño campestre de sus camas, terminadas en unos cabeceros de forja robustos, funcionales. En esencia no parecen viejos, pero sí evidencian cierta obsolescencia conceptual. Especialmente en los cuartos de baño, cuyo surtido cosmético es pobre y los sanitarios no dan para emociones placenteras. La ducha tarda en calentar y la potencia es muy débil. El cubículo produce claustrofobia, de cuando las paredes se alicataban hasta el techo.

Un interior del hotel Palau Verd, en Les Rotes (Denia, Alicante). © Proporcionado por Prisa Noticias Un interior del hotel Palau Verd, en Les Rotes (Denia, Alicante). Un interior del hotel Palau Verd, en Les Rotes (Denia, Alicante).

Seguramente la intención de los Martí es que el agasajo se produzca en los espacios verdes del hotel, en el lujuriante pinar con palmeras que delimita la terraza o en el chapoteo espumoso de la piscina exterior. Iniciar la jornada con un desayuno bajo el sol constituye una experiencia luminosa. Una brigada animosa y cortés sirve en mesa. Se ofrece una variada muestra de bollería y hasta una tortilla de patatas con jamón. También se puede cenar en el hotel, pero los más gastrónomos preferirán andar unos metros y probar la siempre laureada cocina de Quique Dacosta.

Palau Verd

  • Categoría: 4 estrella.
  • Dirección: carretera de Les Rotes, 21. Denia, Alicante.
  • Teléfono: 966 42 22 39.
  • Web: www.hotelpalauverd.com.
  • Instalaciones: jardines, piscina, centro wellness, sala de reuniones para 150 personas, salón, bar, cafetería, comedor al aire libre.
  • Habitaciones: 1 individual, 20 dobles, 8 júnior suites, 4 suites.
  • Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados; animales domésticos prohibidos.
  • Precios: desde 64 euros la doble, IVA incluido; desayuno, 5 euros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Viajero

image beaconimage beaconimage beacon