Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Almería y el cabo de Gata: el Mediterráneo andaluz

04/02/2015 EUROPA PRESS
Una playa del cabo de Gata.: Photo © GTRES Photo

Con la vista puesta en el mar y en África, Almería nos habla de una historia larga, de Abderramán III, fundador de la ciudad y promotor de su Alcazaba, la más grande de la Península, de los piratas almorávides que se refugiaron en su puerto o del florecimiento de la taifa almeriense, de la rica y profunda huella árabe en la ciudad... nos cuenta también del mar, y de la riqueza de su Cabo de Gata y sus playas...

La ciudad se halla en el centro del golfo de Almería, en la orilla derecha del Andarax. Se trata de un importante centro turístico, administrativo y comercial. La vitalidad de su puerto (por la exportación de minerales y productos agrícolas) impulsó la concentración y el desarrollo industrial en el sector químico (abonos y productos farmacéuticos), el metalúrgico, así como de la celulosa y el sector de la alimentación.

LA VISITA

Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar: Es uno de los tesoros naturales de Almería. En las Salinas podemos encontrar más de 80 especies de aves, con el flamenco rosa como protagonista principal. Además, existen más de 10.000 variedades vegetales.

La zona de Cabo de Gata-Níjar fue declarada Parque Natural en 1987 y Reserva de la Biosfera en 1997. A lo largo de 40 kilómetros se extiende el principal macizo volcánico de la Península. Son también de mucho interés las playas de El Mónsul, San Miguel, Las Salinas o Los Genoveses. (ver foto 3) Para observar aves hay que trasladarse a la Almadraba de Monteleva, en las Salinas.

Parque de Rescate de la Fauna Sahariana: En enero de 1971 se creo en el Barranco de la Hoya, al pie de la Alcazaba, este Parque perteneciente a la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA) y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con el objetivo de colaborar en la protección de las especies en peligro de extinción del Sahara Occidental. Dado el clima de la zona, se convierte en un lugar perfecto para la vida de estos animales y para su estudio. Se han puesto en marcha programas de reintroducción de algunas de las especies que aquí se hallan en lugares donde habían desaparecido, ya en Senegal, Marruecos o Túnez. Diferentes variedades de gacelas y antílopes son los principales residentes de este parque.

Balcón al mar: Almería ofrece bonitas vistas desde puntos estratégicos que conviene visitar. Desde los miradores del Barranco de Greppi, del Cerrillo del Hambre y del Mirador-Plaza de San Roque contemplaremos el antiguo arrabal musulmán del Aljibe (Al-Hawd), actual Pescadería-La Chanca. Desde la Alcazaba podremos divisar la ciudad en el Baluarte del Saliente o el mirador de la Torre de la Vela, observando especialmente la Medina y la Musalla. Desde el Mirador del Cerro de San Cristóbal podremos analizar el arrabal de la Musalla, con vistas de La Hoya, la Alcazaba o la Muralla de Jairán.

DESCUBRIENDO LA CIUDAD

La Almería musulmana

Esta ruta se refiere a la ciudad levantada entre finales del siglo X y el siglo XI, cuando Almería alcanzó su máximo apogeo. Caminaremos por la Medina, desde la Avenida del Mar hasta la calle de la Reina, y por el antiguo arrabal de la Musalla, desde la calle de la Reina hasta la Rambla Obispo Orberá, donde se concentran las mayores muestras de la época musulmana.

La Medina: Es donde comenzaremos, a través de sus estrechas calles, siempre en pendiente, poblada de casas de ángulos dispares y callejuelas torcidas. En el que fue el barrio fundacional de la ciudad encontraremos vestigios de la Muralla Califal del siglo X, que se encuentran en el Parque Nicolás Salmerón.

La Muralla: Es el arrabal más extenso de Almería. Este barrio comenzaba en la calle de la Reina (donde existía una muralla que separaba el centro de la Medina de este arrabal), se extendía hasta la Rambla Obispo Orberá, y en él se encontraban en Zoco (actual Plaza Vieja) y la calle que llevaba al Camino de Pechina, conformada por las actuales Almedina, Arráez, Juez, Plaza de la Administración Vieja y calle de las Tiendas.

Al inicio de la calle de las Tiendas, en lo que es hoy la Plaza Manuel Pérez García, es donde se situaba la Puerta de Pechina (actual Purchena), principal entrada a la ciudad, que se abría al camino de Pechina. La calle de la Tiendas fue la antigua calle de la Lencería en el siglo XVI, y es hoy una calle comercial.

Los Aljibes Árabes, construidos por mandato de Jairán en época Taifa (siglo XI) para abastecer de agua a la población, se encuentran aquí en la Musalla. Conservan tres naves con bóveda de medio cañón, construidas en ladrillo.

Desde la Alcazaba desciende hacia el norte a través del Barranco de la Hoya la muralla de Jairán (siglo XI) que llega hasta el Cerro de San Cristóbal (antiguo monte Laham). El Cerro, al que se accede por la calle Antonio Vico, nos ofrece una gran vista de la ciudad, y en él se encuentran restos del fuerte-capilla construido por los cristianos en 1147 tras la conquista de Almería por Alfonso VII. Una Imagen del Sagrado Corazón de Jesús, de 1930, domina el Cerro de San Cristóbal.

La Almería del siglo XIX

Plaza Vieja (Plaza de la Constitución): El que fue el antiguo zoco de la ciudad se configuró definitivamente como Plaza en el siglo XIX. En ella se encuentra el edificio del Ayuntamiento, construido entre finales del siglo XIX y principios del XX según proyecto del arquitecto Trinidad Cuartara Casinello

En el centro de la Plaza se encuentra una monumental columna de mármol de Macael, conocida popularmente como 'El pingurucho a los Coloraos'. El primitivo fue construido a finales del siglo XIX y fue situado originalmente en la Puerta de Purchena, trasladándose después a la Plaza Vieja. Fue derribado en 1943 y reconstruido en 1988. Este monumento fue realizado como homenaje a las 24 personas que llegaron a las Playas de Almería ataviados con casacas rojas para proclamar la libertad contra el despotismo de Fernando VII. Todos fueron fusilados. La que se llama oficialmente como Plaza de la Constitución ha tenido numerosos nombres, como Plaza del Juego, de las Cañas y del Mercado. Pero el nombre más popular, por el que es conocida, es el de Plaza Vieja.

Paseo de Almería y Puerta de Purchena: La Puerta de Purchena recibe su nombre de la antigua Puerta de Pechina de la época musulmana, que daba entrada a la ciudad. Su nombre fue cambiado por los cristianos por un error terminológico. Fue a mediados del siglo XIX cuando e desarrolló toda la actividad urbanística del ensanche de la Puerta de Purchena y del Paseo de Almería, actual centro neurálgico de la ciudad, donde se concentra la actividad comercial y financiera.

Escuela de Artes y Oficios Artísticos: Fue la máxima institución educativa de la ciudad, siendo Antiguo Instituto de Segunda Enseñanza. Fue construida entre la segunda mitad del siglo XIX y gran parte del siglo XX. Destaca el interesante patio monumental de este edificio ecléctico de origen clasicista.

Cargadero del Mineral (Cable inglés): Situado en la Playa de las Almadrabillas, como exponente de la arquitectura del hierro de finales del siglo XIX y principios del XX. Fue terminado en 1902.

La ciudad de Almería presenta otros lugares de interés como el Palacio de los Vizcondes del Castillo de Almansa (actual sede del Archivo Histórico Provincial). Fue construido entre 1773 y 1780. Tiene una fachada por la calle Campomanes y otra en la calle Infanta. Esta última se construyó en 1894. Nuevo ejemplo de la arquitectura del hierro y del cristal de finales del siglo XIX es la Estación de Ferrocarril.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon