Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alto Ebro: el oeste de Las Merindades

ELLE ELLE 18/03/2014 Pepo Paz Saz

Se atraviesa el Páramo de Masa hasta Tubilla del Agua, a 46 km de la capital, primer pueblo perteneciente al espacio natural. La BU-514 va de Covanera a Sedano, donde tenía su refugio Miguel Delibes.

El asfalto desciende entre los cañones que excavan el Rudrón y el Ebro. Haz un alto en Covanera y acércate al Pozo Azul, con una cueva perfecta para los amantes de la espeleología subacuática.

Valdelateja (a 7 km) se esconde al paso del río en su encuentro con el Ebro. Hay una empinada excursión a la ermita de Santa Elena y Celona, sobre la hoz, pero ya no encontrarás el Balneario de Valdelateja, junto al río Rudrón, que cerró en 2009.

Sigue hasta Orbaneja del Castillo (a 10 km) por la BU-613. Aparca junto a la iglesia románica de Escalada y toma el sendero que recorre el cañón del Ebro (GR-99). Son 5 km hasta la cascada de Orbaneja, una surgencia cuyo caudal atruena en invierno.

En el bar El Arroyo (El Caño, 4), en el pueblo, pide cangrejos de río (7,50 euros) y acércate a la iglesia de San Martín de Eilines (a 9 km), ya en Cantabria.

Retoma la N-623 hacia Santander y, tras subir el puerto, desvíate al Valle de Zamanzas por la BU-V-5145, para llegar, por Tubilleja, a Tudanca de Ebro. El pueblo, al otro lado del desfiladero de los Tornos, es un recoleto rincón de Las Merindades burgalesas. Puedes hacer a pie el sendero que llega hasta Cidad de Ebro (ya en el Valle de Manzanedo).

Paseo por la cueva

Retrocede en dirección a Tubilleja y sigue hasta Pesquera de Ebro (a 7 km). La empresa Akuamaya (Tél. 678 74 64 13) tiene su base en Pesquera y organiza descensos en canoa y rafting por el Ebro.

Puedes reponer fuerzas en El Mesón del Cañón (Tél. 947 57 14 39). Luego continúa por la BU-V-5143 hasta el espectacular mirador sobre la hoz del río (en dirección a Santander y la N-623).

De nuevo en el camino al puerto de Carrales, toma la BU-V-5741 a Crespos. No te pierdas su iglesia –uno de los mejores ejemplos del románico rural burgalés– ni la visita a Puentedey, en la Merindad de Villarcayo (a 32 km), con su puente de piedra natural sobre el río Nela.

Atraviesa la cueva y sube a la iglesia de San Pelayo, con su portada románica.

Los domingos se tapea, y bien, en los bares del pueblo: prueba las ancas de rana del Victorino. Después, por el Alto de Retuerta, llegarás a la cascada de Las Pisas.

La ruta concluye en el Monumento Natural de Ojo Guareña, en la Merindad de Sotoscueva. Desde noviembre de 2013 se puede visitar la mayor galería subterránea de España: la cueva Palomera. Acércate a la Casa del Parque (Tél. 947 13 86 14), en Quintanilla del Rebollar, y a la cueva-ermita de San Bernabé.

Delicias queseras

Cada fin de semana, Miguel Ángel recorre los 12 km que separan Ruerrero y Orbaneja del Castillo para ofrecer a los viajeros que llegan a la cascada uno de los quesos de oveja curados más apreciados del país: Valluco. Los elabora de forma tradicional Elvira Monreal, su mujer. Los tienen también de cabra, tiernos y curados.

Dónde alojarse

La Gándara

Javier e Isabel, vallisoletanos, fueron de las primeras parejas que creyeron en un futuro mejor para estos valles norteños burgaleses. Ellos eligieron el de Manzanedo y un enclave casi invisible: Crespos. Desde aquí fundaron, junto a un puñado de pioneros, la Asociación de Turismo Rural de Las Merindades. La casa, con la típica solana abalconada de la zona y los muros de piedra, es una delicia. Ambiente rústico, conversaciones junto a la chimenea, cocina casera en mesa corrida y producto local. Para perderse.

Crespos. 7 habitaciones. Tél. 689 03 47 61. Entre 65 y 90 euros/doble.

Molino del Canto

Suelos naturales, maderas de derribo, corcho y arcilla expandida como aislantes y el viejo armazón de madera de roble de la casa del molinero de Barrio la Cuesta, les sirvieron a Javier y Valvanera para tejer, hace ya 17 años, uno de los establecimientos con más encanto de Burgos. Está situado a orillas del Ebro, junto al primitivo molino harinero, y es un paraíso para los amantes de la ornitología y, también, para todos aquellos que simplemente busquen un lugar mágico. Habitaciones estilo dúplex: sencillas, rústicas y cómodas. Dan cenas previo encargo.

Bº la Cuesta (Valle de Zamanzas). 6 hab. Tél. 947 57 13 68. Doble: 76 euros.

El Prado Mayor

Lo mejor que podemos decir de un establecimiento rural es que invita a quedarse en sus estancias. Y la casa de Olga, encuadrada dentro del club de calidad de las Posadas Reales castellano-leonesas, cumple a rajatabla la premisa: cálida y confortable, anima a buscar un hueco para la lectura en su salón-biblioteca, para la charla frente a la chimenea o para degustar algunas de las delicias que produce su impresionante huerta. Abrieron en el 98 y, pese a ello, mantienen el listón muy alto. Para disfrute de todos nosotros.

Quintanilla del Rebollar. 8 habitaciones. Tél. 947 13 86 89. Desde 69 euros.

Punto y Aparte

En agosto de 2012, Esther y Roberto se hicieron cargo de este establecimiento rural situado en Bocos, en plena Merindad de Villarcayo, con un jardín de diseño de 2 ha. El edificio, de nueva planta, ofrece un interior urbanita, en contraste con el mundo circundante. Hay burros, conejos, pollos y caballos –estupendo si vas con niños–, una decoración sencilla y colorista y un servicio cuidado y cercano. Los desayunos, con bizcocho y mermeladas caseras, tostadas, zumo, aceite y frutas. Admiten perros.

Bocos. 5 habitaciones. Tél. 692 44 33 03. Por 60 euros/doble.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Elle.es

image beaconimage beaconimage beacon