Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Chinchón y la tradición más castellana

ELLE ELLE 10/03/2014 Ruth Pereiro
Chinchón y la tradición más castellana © Copyright © 2014 Hearst Magazines, S.L. Chinchón y la tradición más castellana

Los soportales que la bordean y los vetustos balcones de madera que cuelgan de sus edificios son todo un símbolo de Chinchón, que ya vale por si solo la visita, además de un hermoso ejemplo de arquitectura popular.

Siempre está llena de vida. Aquí se han celebrado ferias de ganado, juego de cañas, ha sido corral de comedias y aún se convierte en coso taurino durante uno de los festivales más antiguos de este tipo, en octubre. Aprende más sobre su historia en el Centro de Interpretación sito en la misma plaza o en el museo etnológico La Posada (Morata, 6).

El resto del año es lugar ideal para tomar una tapa o probar rica gastronomía castellana en alguna de sus terrazas y, si vienes con niños, les gustará dar un paseo en burro alrededor de la plaza (Tél. 646 03 43 30).

Aunque este enclave se lleva casi toda la atención del visitante, la localidad guarda otros secretos que merece la pena descubrir.

Cada primer fin de semana del mes (excepto entre junio y septiembre) se abren al público los monumentos más interesantes, como varias ermitas o la majestuosa iglesia parroquial –en cuyo interior puedes ver un lienzo de Goya, pintor que vivió en el pueblo durante largas temporadas–.

Un final con vistas

También podrás ver el interior de La pequeña bombonera, como se conoce al teatro Lope de Vega –otro ilustre personaje que pasó por aquí, con un curioso telón pintado sobre su escenario.

Si te queda tiempo, acércate a la torre del reloj –lo que queda de una antigua iglesia–, o hasta los restos del Castillo de los Condes, sobre un talud que permite una hermosa panorámica de la ciudad y de los cultivos de la vega del Tajo-Jarama.

Unas monjas muy dulces

Además de por sus famosos ajos y buenos vinos, Chinchón presume de su repostería conventual. Compra tetas de novicia y pelotas de fraile, dos de sus dulces más típicos, en cualquier pastelería o en el mismo convento de las monjas clarisas, a las afueras.

Nuestra guía

CÓMO LLEGAR

A 45 km de Madrid. Por la A3 hasta el puente de Arganda y aquí, por la M-311-313 hacia Chinchón.

DÓNDE DORMIR

Parador de Chinchón 4* (Los Huertos, 1. Tél. 91 894 08 36). En un antiguo convento, con patios, jardines y buen restaurante.

Desde 95 euros.

Hotel Condesa de Chinchón 3* (Los Huertos, 26, Tél. 91 893 54 00). Ubicado junto a la Plaza Mayor. Dispone de 35 habitaciones personalizadas. Desde 55 euros.

DÓNDE COMER

La Balconada (Plaza Mayor s/n). Cocina castellana, embutidos caseros, sopas, callos chinchonetes y una extensa carta de vinos.

La Recua del Pelícano (Cuesta de Quiñones, 2). Aporta un toque creativo a los platos tradicionales: rollito de morcilla, raviolis de rabo de toro… Menú por 27 euros.

MÁS INFORMACIÓN

Oficina de Turismo de Chinchón. Plaza Mayor, 6. Tél. 91 893 53 23.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Elle.es

image beaconimage beaconimage beacon