Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cinco mejores sitios para ver animales

ELLE ELLE 16/04/2014 Marta Alameda
Los cinco mejores sitios para ver animales © Copyright © 2014 Hearst Magazines, S.L. Los cinco mejores sitios para ver animales

Parque de Cabárceno (en la imagen)

En la localidad cántabra del mismo nombre se encuentra este parque de 750 hectáreas emplazadas en un escenario muy especial, una antigua mina de extracción de hierro a cielo abierto que fue recuperada y cuya red de caminos, túneles y vías se han acondicionado para el paseo y para que los vehículos puedan circular.

Cuenta con más de doscientos animales de 120 especies diferentes provenientes de los cinco continentes. Su gran particularidad reside en que los animales se encuentran en grandes espacios vallados en un régimen de semilibertad. Además del entretenimiento, este parque aboga por la conservación de las especies y está considerado como un centro de estudio del comportamiento y reproducción. Si te decides a visitarlos podrás disfrutar de antílopes, jaguares, jirafas, tigres, leones, bisontes o elefantes, entre otros muchos animales.

Bioparc Fuengirola

Lo que inicialmente era un zoo tradicional con sus jaulas y vallas, 1998 se transformó y se adaptó al concepto de zoo-inmersión donde las barrares son naturales y las establecen los ríos, las cascadas, las cuevas, los valles o las rocas.

La vegetación subtropical que crece en la costa malagueña sirvió para recrear los bosques tropicales lluviosos de Madagascar, África Ecuatorial y el Sudeste Asiático, las tres zonas del parque. La idea es envolver al visitante en una recreación del hábitat de donde proceden los animales, entre los que se encuentran lémures, chimpancé, tigres, armadillos, coatíes, mapaches, nutrias y aves como el Calao, el Zopilote o las Kookaburras de Australia.

Una de sus mayores atracciones es la visita al interior de un árbol baobab de más de 25 metros de altura atravesando su tronco hueco.

Karpin Abentura

Está ubicado en el Valle de Carranza, en Vizcaya, y se trata de un centro de acogida de animales silvestres procedentes de decomisos por tráfico ilegal, mascotas abandonadas, fauna autóctona irrecuperable procedente de centros de recuperación y otros orígenes similares.

Todos estos animales no pueden volver a su hábitat natural y en este parque se les da un lugar donde vivir dignamente al mismo tiempo que se intenta concienciar a los visitantes para reducir la demanda de animales exóticos como mascotas, o al menos para que sean conscientes de las responsabilidades que estos animales acarrean.

Pumas, mapaches, hurones, tortugas, iguanas, titis, puercoespines, linces, muflones, arruís, canguros, guanacos o avestruces son algunos de los animales que descansan en este lugar tras sufrir tristes historias de mutilaciones, falta de alimentación, vivir en espacios reducidos, etc.

Parque de El Hosquillo

Situado dentro del Parque Natural de la Serranía de Cuenca en un valle asimétrico, su nombre le viene de su hosca orografía de difícil acceso.

El Parque fue creado como Parque Cinegético Experimental en el año 1964 y actualmente realiza labores de investigación, conservación y educación. En definitiva, se trata de un laboratorio natural para estudiar y conservar diferentes especies. Entre sus animales hay ciervos, corzos, cabras montesas, jabalís, y especies protegidas o en peligro de extinción que son las verdaderas estrellas: el lobo y el oso.

Como curiosidad, el primer documental sobre la fauna española de la serie 'El hombre y la Tierra' de Félix Rodríguez de la Fuente estaba dedicado a este parque.

Senda Viva

Este parque es el más grande de España con sus 120 hectáreas de extensión y se encuentra en la localidad de Arguedas, en Navarra. En él viven más de 800 animales de 200 especies distintas repartidos en ocho sendas. Leones, tigres, osos pardos, linces boreales, cebras, elands, suricatas, canguros wallaby, avestruces o monos capuchinos son sólo una pequeña muestra de la fauna de Senda Viva. Además el parque participa en programas de conservación de las especies autóctonas como el caballo de burguete, las vacas betizus o la jaca navarra.

Por si fuera poco, el parque dispone de una parte de atracciones y espectáculos que incluyen tubing, tirolina, laberintos, un circo con acróbatas y payasos y también una exhibición de vuelos de aves rapaces.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Elle.es

image beaconimage beaconimage beacon