Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los ríos también se cruzan

08/01/2014 Sandra Borraz
Gante.: Photo © GETTY Photo

Son muchos los ríos navegables en el mundo. La historia se remonta al pasaje de mercancías como el origen del transporte fluvial porque en algunos países esta fue durante muchos años la principal vía de comunicación.

Hoy los cruceros fluviales se han convertido en una alternativa turística que permite conocer el interior de una ciudad o de un continente y su naturaleza menos accesible con la misma seguridad, comodidad y lujo que pueda ofrecer cualquier transatlántico.

Andalucía fluye

Desde la cordobesa Sierra de Cazorla, el río Guadalquivir mantiene su caudal permanente todo el año gracias al agua de la lluvia y de la nieve fundida.

La compañía de cruceros fluviales CroisiEurope pone a su disposición el barco MS La Belle de Cadix para recorrer, durante ocho días, los 80 km actualmente navegables del río.

Los pasajeros embarcan en Sevilla y pernoctan amarrados en el puerto porque el crucero comienza con un cóctel, una cena de bienvenida y una visita guiada por la ciudad andaluza al día siguiente.

Para llegar al Puerto de Cádiz, La Belle de Cadix atraviesa los campos de algodón y de arroz típicos de Andalucía, además de pasar junto al Parque de Doñana, declarado por la UNESCO 'Reserva natural de la Biosfera'.

La escala en el Puerto de Santa María permite visitar  Jerez, una bodega de Manzanilla y asistir a un espectáculo ecuestre. Embaucados en un ambiente puramente andaluz, el barco atraca en Sevilla para viajar desde allí, durante los últimos días, a Granada y a Córdoba.

El precio del crucero en la cabina doble estándar es de 941 euros por persona.

La belleza está en el interior

De norte a sur y de este a oeste, Europa puede presumir de ríos y canales navegables.

La naviera Politours oferta una ruta náutica desde Bélgica a Holanda a través de los ríos Mosa, Escalda y diversos canales.

El barco MS Swiss Crystal parte de Ámsterdam hacia Rotterdam. Una vista panorámica desde el barco y un paseo a pie hasta las famosas Casas Cúbicas ayudan a descubrir los encantos de la ciudad holandesa.

La ruta continúa hacia Gantes, desde donde se puede visitar, en autobús, la mágica ciudad de Brujas. Y Amberes, capital de la moda y cuna de muchos artistas.

Desde allí, la escala en Bruselas pone fin a ocho días de crucero con una vista panorámica de la ciudad y una cena de gala como despedida.

Al itinerario se le pueden incorporar visitas a pie, no incluidas en el precio, por los canales de Ámsterdam y el Barrio Rojo, La Haya o Lovaina, entre otras. Las rutas comienzan en mayo, todos los domingos, y el precio depende de la época y el tipo de cabina.

Otra opción, que ofrece la compañía Lüeftner Cruises es cruzar Europa en 15 días, de Ámsterdam a Budapest: 2000 km a bordo del barco MS Amadeus Brilliant, surcando algunos de los canales holandeses y los ríos Rin, Meno y Danubio.

Cada día se visita una o dos ciudades y se realizan diversas actividades. Entre ellas destacan Ámsterdam, Colonia o Würzburg, en la que después de visitar la Residenze se hace una degustación de vinos en un viñedo famoso y la ciudad histórica de Nuremberg.

En Viena la parada es más larga. Las mejores vistas de la ciudad pueden admirarse desde el Wienerwald (un bosque declarado 'Reserva de la Biosfera' por la UNESCO).

Es imprescindible visitar el laberinto de cavas Schlumberger, la céntrica avenida Ringstrasse, el edificio de la Ópera, la catedral de St. Stephan, el castillo de Schoenbrunn y asistir a la orquesta de Salón 'Alt Wien', en el que se interpretan majestuosas obras de música clásica.

Los últimos días, se efectúa escala en Bratislava  y Budapest, donde la última noche se navegará junto a los edificios iluminados a ambos lados del río y bajo el Puente de las Cadenas. El precio del crucero es de 2212 euros, excursiones no incluidas.

Largos cruceros

Estudios recientes aseguran que se le ha localizado un nuevo punto de nacimiento al río Amazonas, otorgándole así el título del río más largo (y caudaloso) del mundo, por delante del Nilo.

A bordo del lujoso Iberostar Grand Amazon se puede realizar un crucero de 4 días por el río Amazonas. El viaje comienza en la ciudad brasileña de Manaus. Hace escala en diversos puntos de la selva amazónica para realizar excursiones en pequeños barcos y entrar en contacto con la densa vegetación virgen y los animales más exóticos.

El precio del paquete depende del tipo de camarote y de trayecto que se elija, oscilando entre los 1000 y los 3000 euros.

Al otro lado del Atlántico, la compañía Farah Nile Cruise oferta una travesía por el río Nilo durante 8 días, a bordo de un barco diseñado para fascinar en todos los sentidos.

El itinerario comprende la visita de los imperiosos templos de Luxor, Edfu y Aswan, el Valle de los Reyes y el obelisco inacabado. El precio, 1870 euros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon