Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tenerife: Paraíso de la biodiversidad

22/01/2014 Pepo Paz
Tenerife es un paraíso para los amantes de la biodiversidad.: Photo © Copyright © 2012 Hearst Magazines, S.L Photo

De Anaga al valle de la Orotava

Desde La Laguna, toma la TF-12 hacia Las Mercedes: llegarás al mirador de Jardina y al de La Cruz del Carmen. Aquí está el Centro de Visitantes del Parque Rural de Anaga (de lunes a domingo de 9.30 a 16 h; gratuito) y comienza el sendero del Llano Los Loros, un trazado que llega a un espectacular mirador.

Hacia San Andrés está otra parada obligatoria: el mirador del Pico del Inglés y, al norte, Taganana, un bello pueblo de pescadores.

A 28 km, San Cristóbal de La Laguna –primera capital de Tenerife– es Patrimonio de la Humanidad. Pasea por sus calles adoquinadas desde la Oficina de Turismo (en la Casa de Alvarado Bracamonte, en la calle Carrera) hasta la iglesia de la Concepción y sube a su torre (de martes a domingo de 9 a 17 h, 1 euros).

Aprovecha para comer en Plaza (Pl. Adelantado, 11), tomar un barraquito –café cortado con ralladura de limón, canela y licor de naranja–, o comprar mojo en Orégano Exquisiteces (Bencomo, 23) y obra gráfica original en Don’t Panic (Tabares de Cala, 15).

Tegueste (a 7 km por la TF-13) es una parada obligada hacia el litoral. Su plaza de San Marcos es el inicio de una ruta del vino que llega a los municipios de Tacoronte y El Sauzal.

Bodegas y miradores

En Valle de Guerra (a 7 km) visita la Casa de Carta, subsede del Museo de Historia y Antropología de Tenerife (MHAT; Tél.922 54 63 00. Entrada: 5 euros), una vivienda solariega del siglo XVIII con valiosas colecciones etnográficas y un jardín botánico.

Admira la orfebrería de la iglesia del Cristo, en Tacoronte, y su Mercado del Agricultor de sábados y domingos. Visita las Bodegas Monje (Tél. 922 58 50 27), en El Sauzal, o sube a Las Lagunetas, territorio boscoso ideal para practicar senderismo.

Salvando la ladera de Santa Úrsula, la TF-5 entra en el valle de La Orotava. Es una zona densamente poblada pero hay varias paradas obligadas: el recién inaugurado Mirador de Humboldt, con una panorámica total sobre el valle, la playa de El Bollullo, con sus finas arenas negras, y el casco histórico de la villa de La Orotava, repleto de casonas del siglo XVII.

Recorre los jardines del Liceo Taoro y el Mausoleo del Marqués de la Quinta Roja, en el Jardín Victoria. Aprovecha para probar los pastelitos artesanos de Casa Egón (León, 5), y entrar en la Casa de los Balcones (S. Francisco, 4), un bonito ejemplo de mansión fundacional que alberga varias tiendas de productos locales.

Al otro lado de la autovía queda el Puerto de la Cruz: junto a la surfista playa Martiánez se encuentra el jardín marino diseñado por César Manrique.

Tras la estela de Darwin

Acércate a Santa Cruz de Tenerife y su Museo de la Naturaleza y el Hombre (Fuentes Morales, s/n. Tél. 922 53 58 16). El centro atesora una extensa colección de las riquezas de las Islas Afortunadas y de la cultura guanche. Entrada: 5 euros; viernes y sábados, de 16 a 20 h, gratuita.

Costa y volcanes: de la Isla Baja al Teide

Uno de los símbolos de la isla es el centenario drago de Icod de los Vinos, por donde comienza el recorrido. Está situado en un jardín que hay junto a La Casa del Drago (Arcipreste Ossuna, 3) y la entrada cuesta 5 euros. También lo puedes contemplar desde la plaza de Lorenzo Cáceres, junto a la iglesia de San Marcos Evangelista, que cuenta con un interesante Museo de Arte Sacro (abierto de 9 a 12.30 h).

A dos pasos queda uno de los conjuntos arquitectónicos más bellos de Tenerife: la plaza de la Pila, repleta de mansiones de los siglos XVII al XIX entre las que destaca la casa-palacio de la familia Lorenzo Cáceres. Aprovecha para hacer un alto en el Museo de Malvasía (Pl. Pila, 5) y comprar alguno de los vinos que dieron fama al lugar. A 3 km de Icod queda la playa de San Marcos, de arena negra, con numerosos restaurantes.

Garachico –puerto principal de la isla hasta la erupción del volcán Arenas Negras en 1706– conserva un recoleto casco histórico: junto al Caletón, zona con piscinas naturales, se sitúa el único castillo de la comarca, el de San Miguel, del siglo XVI, que alberga exposiciones.

En la plaza de la Libertad se encuentra el ex convento de San Francisco, actual Casa de la Cultura, ayuntamiento y museo: la iglesia conserva un magnífico artesonado mudéjar. Puedes reponer fuerzas en Ardeola (Av. Tomé Cano, 4): pide el queso asado con mojo, miel y almendras (5,60 euros).

Para llegar a Buenavista del Norte (a 9 km), hay que seguir la TF-42 que atraviesa Los Silos, donde Severiano Ballesteros diseñó en 2003 el campo de 18 hoyos de Buenavista Golf (Tél. 922 12 90 34). Por aquí discurre la TF-445 que llega al faro y la Punta de Teno, una de las joyas naturales de la isla.

Desde Buenavista sale también la carretera que, por El Palmar, llega a Masca (TF-436), a 17 km. El recoleto caserío es destino turístico obligado. Hay una ruta senderista que alcanza la playa de Masca: sólo para andarines.

Hacia las Cañadas

El valle de Santiago, con las cumbres de Abeque, separa el norte verde y el sur árido. En la Casa del Patio de Santiago del Teide (a 5 km) está el Centro de Visitantes Volcán Chinyero, que recuerda la erupción de 1909.

En Arguayo (a 5,5 km) está el Museo de Artesanía: Cha Domitila te desvelará los secretos de la alfarería local.

En Chio nace la TF-38, que asciende a la Corona Forestal y el Parque Nacional de las Cañadas del Teide por la Boca de Tauce y el Llano de Ucanca. Hay dos paradas obligadas a los pies del mítico Echeyde guanche: Los Azulejos y Los Roques de García (a 2.070 m), con algunos senderos transitables.

Deja el Parador a un lado y continúa (TF-21) hacia la Montaña Blanca y el Centro de Visitantes El Portillo, con su exposición y jardín botánico, es el final de la ruta.

Rico puchero canario

Saborear un típico puchero canario mientras la vista se deleita con la silueta del Teide: eso es lo que te ofrece el restaurante del Parador de Las Cañadas del Teide (Tél. 922 38 64 15). El menú (28 euros) se acompaña de gofio escaldado y mojos de cilantro y rojo. También puedes probar otros platos canarios como almogrote en pan tostado y queso fresco, unas papas arrugadas o queso de Valsequillo con mojo.

Dónde alojarse

La Asomada del Gato

Los hermanos José y Candelaria Chinea abrieron en 2007 este alojamiento en la calle Anchieta, en pleno casco histórico de La Laguna. Se trata de un inmueble de finales del siglo XVIII donde vivió el canónigo Rodríguez Maure, responsable del primer callejero de la ciudad. La casa pasó a manos del cónsul alemán en Tenerife y eso explica su aire centroeuropeo en su parte más antigua, con cuatro habitaciones ordenadas en torno a un patio, sobre el vetusto salón. Las otras cuatro, muy luminosas, se sitúan en un edificio anexo. Calificación:muy buena.

La Laguna

8 habitaciones.

Tél. 922 26 39 37.

Por 70 euros, con desayuno.

Casablanca

Esta rehabilitada casona tradicional canaria de finales del siglo XVIII está a las afueras de Icod del Alto, en Los Realejos, sobre el barranco de Ruiz. Se ubica en una finca de 15.000 m2 y cuenta con 16 habitaciones dobles y 4 junior suites distribuidas en las distintas edificaciones del complejo. La decoración es rústica y elegante, con suelos de gres, albornoces, terrazas individuales: todo pensado para el confort. Cuenta también con una piscina cubierta climatizada, un coqueto restaurante donde degustar cocina casera y, sobre todo, unas vistas magníficas del Teide. Calificación: buena

Icod del Alto

20 habitaciones.

Tél. 922 35 96 21.

Desde 65 euros.

Costa Salada

Una finca agrícola de 240.000 m2 rodea y aísla las instalaciones de este coqueto hotel rural situado en el litoral de Valle de Guerra, junto al océano Atlántico. La construcción principal alberga 8 habitaciones dobles y 1 junior suite, además del comedor, y era la vivienda de los propietarios de la hacienda, abierta al turismo rural desde comienzos del año 2000. La decoración, clásica y elegante, se empeña en un exclusivo aislamiento en las tres suites situadas junto a la piscina, jacuzzi incluido. Si te gusta sentirte lejos de todo, aquí lo lograrás. Calificación: buena.

Valle de Guerra

12 habitaciones.

Tél. 922 54 60 62.

Entre 87 y 180 euros, con desayuno.

Victoria

Si eres de los que prefieren alojarse en un conjunto histórico, estás de suerte. El hotel rural Victoria se encuentra en el casco antiguo de La Orotava, en un rehabilitado edificio del siglo XVI. Los interiores, con el tradicional patio canario convertido en distribuidor de las habitaciones, son luminosos, pulcros y elegantes. Ofrece mobiliario de época, grandes cortinajes y estancias muy amplias y bien equipadas. El hotel cuenta con restaurante y un solarium situado en la azotea donde podrás relajarte. Calificación: buena.

La Orotava

14 hab. Tél. 922 33 16 83. Desde 90 euros, con desayuno.

El Patio

Una explotación platanera en activo, a medio camino entre Icod de los Vinos y Garachico, es el escondite sin teléfono ni televisión que te espera: un pacto por la tranquilidad más absoluta. El edificio principal tiene galería acristalada y viguería de madera original y se abre al gran patio central, repleto de palmeras y dragos. Las estancias se distribuyen entre la casa principal y varios edificios anexos. Un campo de croquet, pista de tenis, piscina con solarium y mucho silencio son el resto de sus activos. Calificación: excelente.

Finca Malpaís (Garachico)

20 habitaciones.

Tél. 922 13 32 80. De 58 a 86 euros.

San Roque

Desde la torre vigía de esta casa, situada en el casco histórico de Garachico, podrás observar los tejados y montañas circundantes y recibir el aliento del Atlántico. La familia Carayon, propietaria de esta hacienda del XVIII, la regenta desde 1996 y la ha convertido en un exclusivo refugio donde la madera de tea convive con obras de arte contemporáneo y mobiliario de la época de la Bauhaus y Le Corbusier. Cada habitación es un motivo de deleite y se amuebla de manera original y distinta. Suelos de madera y bañeras de hidromasaje comparten espacio con un restaurante de primera y una piscina de ensueño muy íntima. Calificación: excelente

Garachico

20 habitaciones.

Tél. 922 13 34 35.

Entre 180 y 265 euros.

La Quinta Roja

Hace once años que la que fuera residencia del primer marqués de la Quinta Roja, don Cristóbal de Ponte y Llanera, abrió sus puertas en el centro de Garachico, frente a la iglesia de Santa Ana, el convento de San Francisco y la casa consistorial. Las estancias comparten espacio interior y exterior –el patio, el sosiego; la plaza pública, el bullicio– y se ordenan en torno al patio. Las 4 junior suite tienen galería propia. Decoración funcional, desayuno bufé exuberante, ambiente sosegado y mucha pausa. Calificación: muy buena.

Garachico

20 habitaciones.

Tél. 922 13 33 77.

Entre 118 y 164 euros.

Las piedras

En el barrio del Carrizal Alto, a medio camino entre Buenavista y Masca, sólo escucharás el trino de los pájaros. Aquí funciona la casa de alquiler íntegro propiedad de Germán: una típica vivienda canaria de piedra volcánica desde la que disfrutarás de unas magníficas vistas del Parque Rural de Teno con el telón de fondo de la isla de la Gomera. Ambiente rústico pero un completo equipamiento, desde equipo de música a calefacción, para disfrutar del sosiego del noroeste tinerfeño. Cuenta con una terraza-solárium, un precioso jardín y unas puestas de sol excepcionales. Calificación: buena.

Los carrizales

3 habitaciones.

Tél. 670 95 37 18.

Desde 65 euros/ 2 pax.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon