Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un playa solo para ti (o casi) en Galicia

Logotipo de FotosFotos 21/07/2017 M. G.

Playa de San Martiño

Playa de San Martiño
© M. G.

Una playa de arena fina. Aguas cristalinas. Y con un poco de suerte, dependiendo de la época del año, todo ese paraíso para ti solo. No, no tienes que cruzar el Atlántico o volar a Asia para encontrar este lugar. Está en Galicia, más concretamente en la isla Sur de Cíes, también conocida como San Martiño. Si te ves ya tumbado a la bartola en esta playa debes saber que no todo es de color de rosa en este paraíso y que para llegar a él solo podrás hacerlo en una embarcación privada y pidiendo un permiso de fondeo. Pero no, no despiertes aún de tu sueño, sigue tumbado mentalmente en la arena porque desde los puertos de Vigo y Baiona hay empresas, como Rumbo Charter, en las que puedes alquilar una embarcación y además se ocupan del papeleo. 

Otra cosa que debes tener en cuenta es que en esta isla no encontrarás un chiringuito ni nada parecido. Así que te tocará a ti llevar los víveres y llevarte de vuelta la basura para no estropear el entorno que es Parque Nacional. Y ten en cuenta que, aunque pueda parecerlo, esta playa no está en el Mar Caribe, si no en el Océano Atlántico y su agua fría te lo recordará en cuanto metas un pie en ella.

Cuando te canses de estar tumbado al sol puedes adentrarte a conocer un poco más la isla, en la que solo hay una casa habitada. Te encontrarás con los restos de una antigua fábrica de salazón y dando una buena caminata puedes llegar hasta el faro de Bicos y disfrutar de la vista. Para el viaje de vuelta en barco es recomendable que no olvides ropa seca y algo de abrigo por si refresca al caer el sol.

Una vez que llegues a la península una buena opción para ver una puesta de sol de esas de postal no dudes en conducir por la carretera que partiendo de Baiona va pegada a la costa hasta el Monte Santa Tegra. En la media hora larga que dura el trayecto, y que podrás hacer cómodamente en el nuevo y espacioso Peugeot 5008, desearás no tener que ir conduciendo para poder dejar vagar la vista entre árboles y el océano infinito. La subida con curvas te merecerá la pena en cuanto llegues a la cima del monte y tengas el océano Atlántico a tus pies. Eso sí, si quieres disfrutar de las vistas asegúrate antes de salir de que el tiempo está despejado, aunque subir al monte rodeado de bruma también es una experiencia recomendable pos su halo de misterio. 

Otra opción en Baiona para disfrutar de unas magníficas vistas cuando el sol esté cayendo es pasear por los tres kilómetros de muralla de la Fortaleza de Monterreal, con 2.000 años de historia. Para acceder tendrás que pagar un euro de entrada, salvo si te alojas en el Parador Nacional que hay dentro del recinto.

Más en MSN:

-Rumbo a las Cíes, las islas de los dioses en las Rías Baixas

-Las mejores playas para ver el atardecer

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon