Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Imprimir tejidos biológicos en 3D en el espacio? Descubre los experimentos de Luca Parmitano

Nuestro corresponsal espacial Luca Parmitano ya lleva un mes en el espacio. Su primera misión consistió en atrapar un "Dragon", una cápsula de carga destinada a llevar suministros al espacio. Con el vehículo, el astronauta de la ESA y su equipo también recibieron el material necesario para comenzar a trabajar en sus experimentos científicos. Desde entonces, llevan a cabo varias operaciones en el laboratorio Columbus. Aquí te contamos algunos de estos experimentos. El futuro de la minería en el espacio El grupo de astronautas en la Estación Espacial Internacional (EEI) están llevan a cabo un experimento con algunas bacterias “que pueden usar los iones en las rocas para comer y crear colonias”. Esto permitiría desarrollar la minería en el espacio en un futuro. “Ya se utilizan en tierra, pero estamos tratando de ver cómo se comportan en órbita para que en el futuro puedan ser utilizadas para la minería en la Luna, o quién sabe, en un asteroide o en Marte”, explicó Luca. Lee más: El astronauta Luca Parmitano envía su primer vídeo desde el espacio Una máquina para imprimir tejidos biológicos en 3D Luca también reveló que están utilizando una impresora llamada “BioFabrication Facility”, con la que se está probando “la capacidad de imprimir tejidos biológicos en 3D”. A pesar de que las técnicas de impresión biológica en 3D han progresado bastante en la Tierra, imprimir las estructuras pequeñas y complejas que se encuentran dentro de los órganos humanos, como las capilares, sigue siendo muy difícil debido a la gravedad. Este experimento podría, en un futuro, ayudar a producir órganos humanos en el espacio. “Estar en microgravedad ayuda a que los tejidos no se vean afectados durante la impresión por el vector de la gravedad”, añadió. En la bioimpresión 3D tradicional, se utiliza hidrogel para cultivar nuevo tejido a partir de células de pacientes existentes. La complicación surge cuando se eleva la temperatura del hidrogel durante el cultivo del tejido, ya que la viscosidad, relativamente baja a temperatura ambiente, aumenta considerablemente. Esto exige la creación un andamiaje (estructura en la que se integran las proteínas) o de una estructura de soporte para obtener la forma de tejido que se requiere. Sin embargo, los andamios tradicionales no soportan algunas formas pequeñas y complejas. Es aquí que la microgravedad puede revelarse útil, ya que no se necesita crear estructuras de andamiaje para realizar formas de tejido complicadas. Te puede interesar: Plantar un árbol o echar una meadita, las tradiciones de los astronautas El experimento “Amyloid Aggregation” Se cree que cuando el ser humano envejece, el cambio de estructura de las proteínas amiloides presentes en el cerebro puede provocar daños neurológicos relacionados con la enfermedad de Alzheimer. En este experimento, Luca Parmitano estudia su agregación y comportamiento para analizar la posibilidad de que los astronautas sean más propensos a desarrollar este tipo de enfermedades. “Aquí en la estación especial tenemos una oportunidad única para estudiar porqué sucede esto en la órbita”, dijo Luca. Más información: ¿Cómo es la vida en el espacio? Descubre la Estación Espacial Internacional en una visita 360º Comprender cómo el cuerpo humano reacciona sin gravedad Los astronautas a bordo de la EEI también están recolectando muestras fecales, de orina y de sangre para entender cómo reacciona el cuerpo humano cuando llega al espacio, pero también lo que cambia cuando uno permanece más tiempo y cómo se encuentran los astronautas antes de regresar al planeta Tierra. Esto puede ayudar a preparar expediciones posteriores, más largas, y sobre todo a nuevos lugares sin explorar. En colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA).

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon