Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Festival de Música Gnawa en Marruecos nos vuelve a dejar en trance

L a 22 edición del Festival Internacional de Música Gnawa de Esauira ha vuelto a presentar a los mejores intérpretes de esta especialidad de todo el país, celebrando una tradición musical de siglos de antigüedad. Músicos de todo el mundo han sido invitados para tocar con ellos. Entre lo más destacado de esta edición, la indobritánica Susheela Raman, conocida por sus enérgicas actuaciones basadas en las tradiciones de música religiosa de La India y Pakistán. Compartió escenario con Maâhlem Hamid El Kasri, uno de los gnawas más importantes de Marruecos. La compositora y cantante vive en Londres y es muy sensible a la música ritual del trance. "Me gusta hacer colaboraciones transculturales, por lo que es muy emocionante para mí estar aquí en Marruecos", comenta Raman. "Me fascina la música ritual. Los estados de trance son muy interesantes e influyen también en la forma en la que escribo en inglés, el trance es una parte muy importante de mi música". Encontramos también estrellas internacionales como Tinariwen, un grupo de músicos tuareg ganador de un premio Grammy. Su música es considerada una voz básica de la rebelión tuareg que lucha por la independencia del norte de Malí. La revolución tuareg "Transmitimos el mensaje de nuestro pueblo, los tuaregs del desierto del Sáhara", nos dice Abdalá Ag Alhouseini, cofundador de Tinariwen. "El centro de nuestra música es contar a la gente de todo elmundo quiénes son los tuaregs y cuáles son sus problemas". Tinariwen actuó junto a Maahlem Mustafa Baqbu, que ya había tocado con figuras de la talla de Marcus Miller, Pat Metheny o Santana. "La cultura gnawa ha estado en la sombra durante mucho tiempo", reconoce Maalem Mustafá Baqbú. "Ahora es conocida internacionalmente. Afortunadamente las jóvenes generaciones están llevando la antorcha y rompiendo barreras para que esta cultura continúe creciendo". Entre los talentos marroquíes del festival está Nabyla Maan, originaria de Fes, con influencias de la música tradicional de su país, la canción francesa y el jazz. A los 19 años se convirtió en la cantante árabe o africana más joven en actuar en la sala Olympia de París. Su disco "Dalalu Al-Andalus" de 2017 ganó dos galardones en los Premios de la Música marroquí. El rock también entra en trance El grupo Betweenatna de Casablanca no tiene nada que ver con la música gnawa, aunque comparten trance. "La única relación que podríamos tener con la música gnawa es la identidad marroquí", asegura Mohamed Laabidi, cofundador de Betwenatna. "Y puede que también el lado del trance, porque en el rock también hay mucho trance. El único plus que tenemos es el de la locura, intentamos divertirnos y compartir esto con el público". Un proyecto musical entre amigos, chicos de la escena musical emergente de Casablanca lanzados por el Festival Boulevard a finales de los años noventa. Moh Kuyaté, de Guinea, vino al festival para tocar con Maahlem Omar Hayat. "Este festival es una historia de éxito", nos dice Wolfgang Spindler, enviado especial de Eurones. "Los músicos gnawa, antes marginados, están ahora en primer plano internacional. Este festival atrae a centenares de miles de amantes de la música. Y tiene un enorme impacto económico en la ciudad. Me despido desde Esauira con más música".

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon