Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estrasburgo, árbitro en el Mediterráneo

La tensión entre el gobierno italiano y el Sea Watch, que se encuentra desde hace 13 días frente a la costa de Lampedusa con 42 inmigrantes a bordo, ha alcanzado su punto culminante La capitana del barco, ha asegurado que se saltará el bloqueo decretado por Roma y permitirá el desembarco de los migrantes y refugiados a bordo si Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo considera que Italia está incumpliendo el derecho internacional con su prohibición. Las condiciones en el barco se deterioran a medida que pasan los días. Las peticiones de ayuda de las personas a bordo se multiplican. Pero el Gobierno italiano no da su brazo a torcer: El vicepremier y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, rechazó en un tuit que la Corte Europea de DDHH pueda obligar a Italia a cambiar su política. "Italia no se deja dictar órdenes por una ONG pagada por quién sabe quién. Si #SeaWatch se hubiera preocupado por la salud de la gente a bordo, en estos 13 días ya habría ido a Holanda. Por mí puede permanecer en el mar hasta Navidad o Nochevieja, pero no va a llegar a Italia". Carola Rackete, capitana del barco, asegura que es consciente de que la acusarán de ayudar e instigar a la inmigración ilegal, pero afirma que dada la situación de los migrantes, no hay otra ocpción.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon