Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Finlandia nos quiere proteger de las amenazas híbridas

La capacidad de respuesta ante las amenazas híbridas a la seguridad interna constituye otra prioridad para la presidencia finlandesa de la Unión Europea. Los ministros del Interior de la UE tratan el tema en Helsinki. ¿Qué son las amenazas híbridas? Finlandia tiene una frontera de más de mil kilómetros con Rusia y ha desarrollado una estrategia muy buena de seguridad nacional. Durante su presidencia rotatoria de la Unión Europea, quiere convencer a otros Estados miembros de que mejoren su estrategia ante las llamadas amenazas híbridas: Cuestiones como la desinformación, la ciberseguridad, la protección de infraestructuras importantes. Y la manera de hacerlo es contar con un grupo de trabajo permanente y realizar muchas prácticas. Un refugio nuclear Esto parece un aparcamiento subterráneo. Pero es un refugio que puede albergar hasta a seismil personas en caso de ataque terrorista u otro tipo de agresión. En 72 horas puede pasar de ser un a pista de juegos a un bunker donde resguardarse durante al menos una semana. "Este sitio puede proteger de pequeñas explosiones nucleares y otro tipo de material peligroso del exterior", explica AndreasSchneider, Jefe de respuesta a emergencias del Departamento de Rescate de Helsinki. Un ejemplo sobre defensa ante este tipo de amenazas que será presentado a los ministros del Interior.Una especie de juego de rol para ver qué países pueden responder, por ejemplo, a ofensivas con armas químicas o ataques de cibercriminales. Salvini no se lo cree El vice primer ministro italiano Matteo Salvini no acaba de creérselo. "He leído mucho sobre los piratas informáticos, sobre el correo, archivos, sobre financiación ilegal. Pero hasta ahora, no he visto ninguna prueba real". Finlandia e Italia difieren pues notablemente en su actitud ante estos peligros. Para empezar,Helsinki a quien más teme es a Rusia. El mismo país que supuestamente financió al partido de Salivni.
image beaconimage beaconimage beacon