Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Francia regulará la circulación de los patinetes eléctricos

Cada vez se ven más y más, y en muchas ciudades europeas forman ya parte del día a día de su circulación, como puedan hacerlo las motos o las bicicletas. Tanto es así, que en Francia el Gobierno pondrá en marcha a partir de septiembre una serie de normas a nivel nacional con respecto al uso de los patinetes eléctricos. Entre esas medidas, la prohibición de circular por la acera, la obligación de llevar chalecos reflectantes por la noche o la necesidad de llevar casco en caso de tener menos de 12 años. Las multas en caso de no cumplir estas normas no son ninguna broma: desde 35 euros a 1500 en caso de exceder los 25 kilómetros por hora autorizados. Una plaga para los peatones Y es que los patinetes no solo han traído comodidad a sus usuarios, sino también muchos problemas a las diferentes alcaldías. Por ejemplo en lo referente al estacionamiento. En París hay operativos más de 40.000 de estos dispositivos. Una auténtica plaga para los peatones. Y no solo en París. Lyon ha acogido durante mucho tiempo el transporte gratuito y fue la primera en instalar un sistema de bicicletas compartidas. La llegada de los patinetes ha tenido mucho éxito, pero la ciudad está ansiosa por la puesta en marcha de una legislación nacional. "El patinete eléctrico es un vehículo que no está debidamente identificado en el código de circulación" nos recuerda el delegado adjunto de Lyon para la seguridad, Jean-Yves Secheresse. "Sería conveniente que el ministro de Transporte abordara el asunto y se asegurara de que este vacío legal se llene. Y de esta manera, garantizar que estos vehículos sean útiles pero al mismo tiempo respetuosos con los demás, con los que caminan o los andan en bicicleta". Secheresse ha negociado con los distintos operadores de estos dispositivos para poner en funcionamiento una serie de restricciones específicas en Lyon, y espera que las nuevas normas nacionales sirvan para beneficiar a unos y otros: "También intentaremos ir más allá en nuestras negociaciones, intentaremos asegurarnos de que clasificamos bien las restricciones de velocidad", nos dice Secheresse. "Hemos empezado a obtener resultados con un operador americano, gracias al cual se puede variar la velocidad y la potencia de los patinetes dependiendo de la zona en la que uno esté , mediante geolocalización". Las empresas, a favor de los cambios Las distintas empresas dicen estar de acuerdo con las nuevas normas impuestas en Francia. Muchas de estas empresas fomentan una conducción más segura a través de sus plataformas, si bien a la hora de la verdad han podido hacer poco para garantizar que se cumplan dichas normas. Antoine Bluy representa a Lime, el mayor operador de estos dispositivos en Francia. Asegura que su empresa está esperando ansiosamente las nuevas normas, después de meses de conversaciones con el Gobierno francés: "Estamos impacientes ante la puesta en marcha de la nueva ley, la cual incluirá a los patinetes eléctricos en el código de circulación, con normas de tráfico incluídas. Hoy por hoy nosotros somos los primeros en sufrir esa falta de normas y estamos trabajando por esta ley. Efectivamente estos dispositivos deberían usarse fuera de las aceras cuando su velocidad es superior a la de los peatones. Esperamos que esta ley castigue a los que hagan un uso indebido". De aprobarse, las nuevas regulaciones entrarán en vigor en septiembre. El Gobierno espera que a partir de entonces la circulación de la ciudad y el respeto al peatón vayan sobre ruedas.
image beaconimage beaconimage beacon