Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La difícil alianza de la Europa de las Naciones

En los mitines de la extrema derecha francesa no hay banderas europeas. Y su líder, Marine Le Pen, ha sido una de las figuras más relevantes de la Europa de las Naciones y de las Libertades. Se trata del grupo político más pequeño de la Eurocámara, pero ha conseguido más de un titular. Ahora apela al voto del enfado. "A todos los que expresan su enojo, les digo que voten", dice Le Pen en sus mitines. "Nosotros les prometemos liberar a las naciones de una Unión que asfixia, que quita soberanía y que daña gravemente la democracia." Con sus quince eurodiputados, la Agrupación Nacional de Marine le Pen, es el país más representado en el grupo. La Liga Italiana cuenta con seis. Holanda y Austria tienen cuatro. Y también tienen representación Reino Unido, Polonia, Bélgica y Alemania. El exasesor de Donald Trump predice un terremoto en las elecciones de este año. Steve Bannon ha estado cortejando tanto a Le Pen como al primer ministro italiano Matteo Salvini. La pareja franco-italiana quiere que su grupo se convierta en el tercero más grande del Parlamento Europeo. Y han encontrado un punto de encuentro: el rechazo a la inmigración y al multiculturalismo. "Si el domingo La Liga, que es el primer partido en Italia, se convierte en el primer partido en Europa, cerraremos las fronteras no solo en Italia sino también en Europa, punto final", proclama Matteo Salvini. Pero su proyecto de poner los intereses nacionales por encima de los europeos puede dificultar su alianza. Además están bajo vigilancia, por sus relaciones con el Kremlin. El escándalo ha estallado en Austria, donde el vicecanciller de la extrema derecha se ha visto obligado a dimitir, a una semana de las elecciones europeas, por un escándalo de financiación ilegal procedente de Rusia. Marine Le Pen también ha tenido problemas a causa del dinero. Su partido utillizó fondos destinados a sus asistentes parlamentarios, por lo que la justicia europeoa le bligó a devolver trescientos mil euros en 2018. Ellos se presentan como los defensores del pueblo. "Creo que las instituciones europeas deben escuchar a la gente y deben comprometerse a defender los intereses vitales de nuestras naciones y de nuestras poblaciones", afirma el eurodiputado Nicholas Bay. En la cumbre de Milán han mostrado un frente unido y un discuros sin complejos. Salvini se atrevió incluso a utilizar el balcón desde el que hablaba Benito Mussolini. Ya no se sienten aislados y se dicen decididos a cambiar Europa, desde dentro.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon