Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La ONU sospecha del príncipe saudí por la muerte de Jamal Khashoggi

La ONU avanza en el esclarecimiento del asesinato del periodista Jamal Khashoggi . El organismo ha indicado que hay "pruebas creíbles" sobre la posible implicación del príncipe saudí Mohamed Bin Salman en un informe de cien páginas que ha salido a la luz este miércoles y la próxima semana será presentado en el Consejo de Derechos Humanos. En él, además se pide al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, que tome medidas. Por el momento, Riad no ha hecho ninguna declaración al respecto. "La atención se ha centrado en quién ordenó el asesinato. No tengo pruebas de quién ordenó el asesinato. Lo que sí tengo son pruebas que sugieren que las responsabilidades de los funcionarios de alto nivel pueden estar comprometidas y, por lo tanto, es necesario seguir investigando, en particular al príncipe heredero, por una serie de razones. La primera es que las personas directamente implicadas en el asesinato le informaron", ha explicado Agnes Callamard, relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales. Jamal Khashoggi, que había sido crítico con el régimen saudí en las páginas del Washington Post, entró en el Consulado del país árabe en Estambul el dos de octubre de 2018 para formalizar su matrimonio. No se le volvió a ver con vida y sus restos no han sido hallados. Las presiones obligaron al Reino a iniciar una investigación, que concluyó que el asesinato lo había ordenado el jefe del equipo negociador que intentaba la vuelta del periodista a su país y que el fallecimiento se había producido como consecuencia de la droga que se le inyectó. Según está versión, su cuerpo fue descuartizado.
image beaconimage beaconimage beacon