Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las autoridades francesas aspiran a restaurar Notre Dame para 2024

Los daños causados por el incendio son notables y el trabajo para devolver la 'vida' a Notre Dame ) va a ser monumental. Una labor, que tiene plazo, y en la que están invitados a tomar parte los diferentes expertos mundiales, en la materia. El presidente francés, Emmanuel Macron , aboga por un ambicioso proyecto para que la restauración de la emblemática catedral se complete en 2024; justo a tiempo para los Juegos Olímpicos de verano que van a tener lugar en París . Las autoridades británicas pueden realizar algunas comparaciones con el devastador poder de las llamas; el fuego terminó con gran parte de varios de sus edificos históricos. Monumentales inmuebles que necesitaron una inversión económica enorme y muchos años de esfuerzo y minucioso trabajo para recuperar el elegante aspecto de tiempos pasados. Uno de los tristemente recordados incendios se produjo en el Castillo de Windsor en 1992. El arquitecto Peter Riddington supervisó la restauración de Windsor, que se completó en cinco años. Riddington cree que el calendario establecido por Macron es factible. "Dada su voluntad, si logra la mano de obra necesaria, es posible que se cumplan los plazos que ha anunciado. Pero existe un contingente y es la disponibilidad de madera para reconstruir el techo. Ahora no tienen que reconstruirlo necesariamente de madera porque las estructuras medievales ya no existen. Pueden reparar los elementos de la estructura medieval que sobrevivieron al fuego pero el resto de elementos pueden construirse de una manera más moderna con acero o con cualquier otro material que esté disponible. Si no emplearan madera se reduciría el tiempo de la restauración porque tratar de dar con la cantidad necesaria puede convertirse en un problema importante", afirma Peter Riddington. El arquitecto también ha trabajado en proyectos de restauración para el Parlamento Británico . Su estructura actual, sustituye a la que quedó arrasada por un incendio. Está cada vez más deteriorada. A muchos les preocupa que pueda sufrir un destino similar al de Notre Dame. "Se trata de un edificio que forma parte del corazón de la política británica y también del de la política mundial. Se trata de la 'madre' de los parlamentos. Puede que no nos guste mucho la gente que ejerce sus funciones en su interior pero, en realidad, supone mucho más que eso. Por ello, es muy importante que se apoyen los proyectos de restauración. Si no... perderemos el edificio y no nos gustaría perderlo, de la misma manera que a los franceses les habría gustado no perder Notre Dame", añade el arquitecto, Peter Riddington. En Francia , algunos quieren que la catedral recupere el 'mismo' aspecto del pasado.
image beaconimage beaconimage beacon