Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Máxima tensión en Sri Lanka

En Sri Lanka una nueva explosión, este jueves, ha hecho saltar todas las alarmas. Aunque no se sabe si está relacionada con los ataques del domingo, la tensión y el miedo reinan en el país desde los atentados del domingo en varias iglesias y hoteles, que mataron a 359 personas, incluyendo 45 niños y 34 extranjeros. Las autoridades han cerrado al tráfico la calle del banco central y la carretera principal del aeropuerto de Colombo por alertas de bomba, y la policía ha llevado a cabo varias explosiones controladas. Una de las prioridades ahora es garantizar la seguridad en colegios, autobuses escolares, y transporte público que utilizarán los estudiantes para ir a las escuelas. Pero el miedo sigue pesando más. Todas las iglesias católicas de Sri Lanka permanecerán cerradas y las misas públicas suspendidas hasta que se "mejore la situación de seguridad". Desde los atentados, muchos musulmanes han hecho hincapié en su rechazo absoluto hacia los terroristas, pero en Colombo muchas mezquitas permanecen también cerradas por temor a represalias. Mientras los restos mortales de los extranjeros fallecidos en los atentados van llegando a sus países de origen, las autoridades prosiguen las detenciones. Todo indica que se trata de la operación más letal de Dáesh, si se confirmara su autoría reivindicada pero aún no probada de los ataques. Su atención se centra en nueve islamistas presuntos autores materiales de los atentados, entre ellos una mujer. Pero las autoridades también investigan los vínculos internacionales de los grupos islamistas nacionales
image beaconimage beaconimage beacon