Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una marea verde en la capital de Europa

En la región de Bruselas capital, los ecologistas se han convertido, por primera vez, en la fuerza más votada. Y la preocupación de los ciudadanos por el medioambiente ha sido un factor determinante. A tan sólo doscientos metros de uno de los principales ejes viarios, viven Bertrand Wert y su familia. Ha fabricado un dispositivo casero que mide las partículas finas presentes en el aire. "El interés de este dipositivo es que nos permite saber, en tiempo real y a través de internet, lo que está pasado en todas las estaciones individuales", explica. Bruselas cuenta con once estaciones de medición públicas, pero en su opinión no basta. "La calidad del aire es muy mala en Bruselas y, a veces, de hecho durante días e incluso semanas, es extremadamente peligroso." En el jardían que comparte con sus vecinos, han instalado un compost y han creado un huerto. Una iniciativa de caracter medioambiental que también está ayudando a reforzar el tejido social del barrio en el que se mezclan ciudadanos de diferentes clases sociales y orígenes. "Hay que probarlo para entenderlo", afirma Wert. "La alimentación acerca a la gente. A menudo no hablamos el mismo idioma pero conseguirmos intercambiar recetas. Nos explicamos como cocinamos en casa una verdura, como la combinamos. Esto crea vínculos y nos acerca los unos a los otros". Ixelles es uno de los barrios de Bruselas donde se ha impuesto la marea verde. Para su alcalde, el secreto radica en que el movimiento se ha abierto a otras preocupaciones. "El tema del clima y de la urgencia climática ha ido penetrando en el medio urbano. Pero para los ecologistas no se trata de una prioridad única, también se priorizan las cuestiones sociales y la convivencia", afirma Christos Doukeridis. "De manera clara, propiciamos una convivencia en la que no se teme al otro, al extranjero, a los que son diferentes. Estamos a favor de la apertura y de la tolerancia". En su opinión, la sociología urbana es propicia al discurso ambientalista. Pero gracias a sus resultados, los ecologista también van a hacer oir su voz a nivel nacional.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon