Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Una sentencia judicial acaba con el "apartheid de facto" en un parque israelí

"Lunes sin apartheid", imaginado o real, en el parque de Afula, una ciudad judía del norte de Israel cuyo alcade prohibió hace unas semanas la entrada a quienes no residan en la localidad. Esta decisión, que era una promesa electoral, impedía de facto disfrutar del parque a los habitantes de las ciudades vecinas, de mayoría árabe, que lo solían frecuentar. Adalah, el Centro Legal para los Derechos de las Minorías Árabes en Israel, recurrió ante la Justicia. El pasado domingo, un juez ordenó al Ayuntamiento que levantase la prohibición de inmediato: los parques públicos, dice, son de "todos los israelíes". - "La prohibición no se tomó por racismo", se justifica Avi Goldhammer, abogado del ayuntamiento. "Lo dijo el tribunal, lo dijimos nosotros, y me alegro de que así lo refleje el veredicto. Así que no discutimos con la ley. Si la ley permite que todos entren en este parque, lo haremos, pero no ha habido racismo, es muy importante para nosotros", explica El abogado de la acusación, Fady Khoury, lo ve de otra manera: - "Dada la realidad demográfica de Afula, que tiene menos de un 1% de residentes árabes, resulta muy conveniente utilizar el criterio de residencia, y excluir a la gente de fuera, porque en realidad es un criterio étnico". La sentencia supone también un bofetón al primer ministro israelí, Benjamin Nentanyahu, que había apoyado la prohibición.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon