Activistas de Greenpeace escalan la torre de refrigeración de la central nuclear de Cofrentes

A primera hora de la mañana, más de veinte activistas de Greenpeace han accedido al interior de la central nuclear de Cofrentes (Valencia). Seis escaladores han subido a la torre de refrigeración, de 125 metros de altura, donde están pintando el mensaje: "Peligro nuclear". Además, otro grupo de activistas ha desplegado una pancarta con el lema "Cofrentes: cierre ya". Tras esta acción de protesta pacífica ha quedado demostrada la falta de seguridad de Cofrentes, por lo que Greenpeace pide el cierre de la central.

Los más vistos de hoy