Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Italia, Suiza y Bélgica anuncian nuevos cierres y restricciones por la segunda ola de la COVID-19

El recrudecimiento de la pandemia de coronavirus en la Uni´no Europea (UE) y en particular en Bélgica, donde este lunes entran en vigor nuevas restricciones, puede afectar a las instituciones europeas, y dar paso de nuevo a las reuniones virtuales en detrimento de las presenciales que han permitido avanzar en asuntos urgentes. Bruselas, donde la situación sanitaria es -junto con la de Valonia (sur de Bélgica)- la "más grave de toda Europa" , según dijo este domingo el ministro de Sanidad belga, Frank Vandenbrouke, estrenará este lunes nuevas medidas para frenar la propagación del virus, que incluyen un toque de queda entre la medianoche y las cinco de la mañana, el cierre de cafeterías y restaurantes y la obligación de teletrabajar. Cifras alarmantes en Suiza El país alpino no escapa de la segunda ola de la COVID-19. En los últimos días, Suiza ha experimentado un ritmo sin precedentes de la propagación del virus. Es por ello que a partir de este lunes se aplicarán nuevas medidas para recuperar el control sobre la pandemia así como se instará a la empresas a practicar el teletrabajo. "Las medidas entrarán en vigor a partir de mañana. El uso de la mascarilla será obligatorio en todos los lugares cerrados de acceso público. Las reuniones al aire libre de más de 15 personas no estarán permitidas. Aunque podemos decir que tales reuniones no tienen lugar realmente en invierno, aún así insistimos. La gente deberá beber en restaurantes y bares solo si hay sillas disponibles. Los eventos privados estarán prohibidos porque es allí donde se producen la mayoría de los contagios". Suiza es el país europeo donde la tasa de contagio se elevó a un 146% la semana pasada, según el recuento de la Agencia Francesa de Prensa (AFP). Cierres parciales en Italia En una nueva serie de medidas Italia ordenará el cierre de gimnasios, piscinas y peluquerías. Además restringirá los horarios de los bares y restaurantes. En cuanto al sistema educativo, las lecciones en las escuelas de primaria seguirán siendo presenciales, al considerarlas "un activo fundamental", pero ya desde secundaria "se favorecerán métodos más flexibles" y se organizarán entradas por turnos. Asimismo, los alcaldes italianos podrán clausurar las zonas más concurridas de sus ciudades en caso de aglomeración. El primer ministro Giuseppe Conte reconoció que entiende los sacrificios de los empresarios afectados por esta medida pero prometió ayudas. Italia permanecerá en estado de emergencia hasta el 31 de enero del año que viene. El hartazgo contra las restricciones estalla en República Checa El ministro de Sanidad, el epidemiólogo Roman Prymula, avisó que espera que la alta incidencia de la pandemia entre la población se mantendrá durante los próximos diez a catorce días, antes de que se note el efecto de la medidas restrictivas adoptadas. Autoridades y expertos del país centroeuropeo, en estado de emergencia desde el 5 de octubre y con todo el sector educativo y de ocio clausurado, recomendaron asimismo un confinamiento voluntario. República Checa, uno de los países europeos menos afectado en la primera ola en primavera, encabeza ahora los contagios en la Unión Europea, con 701 casos acumulados por 100.000 personas. Pese a encontrarse en una situación más estable que sus vecinos, miles de checos protestaron contra las restricciones impuestas por el Gobierno. Los manifestantes exigen la dimisión del ministro de Sanidad tras ordenar el uso obligatorio de la mascarilla y el cierre de escuelas, restaurantes y bares. El malestar rápidamente desencadenó enfrentamientos con la policía.
image beaconimage beaconimage beacon