Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Polonia solidaria con la oposición bielorrusa

Las manifestaciones por la democracia en Bielorrusia están teniendo eco en países vecinos como Polonia , donde los actos de apoyo se suceden, como la concentración de motociclistas junto a la frontera que tuvo lugar este domingo. "Solo hay que ver cuál es la situación en Bielorrusia. Sentimos mucha lástima por ellos y queremos mostrar que estamos con ellos, que nos importan, que toda Polonia y creo que también Europa están a su lado " , dice un manifestante. Cerrar la frontera entre Polonia y Bielorrusia "sería una locura" Hace unos días, el presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko anunció que cerraría la frontera tanto con Polonia como con Lituania y reforzaría los controles con Ucrania. Los bielorrusos residentes en Polonia esperan que la medida no se concrete. "Nos fuimos de Bielorrusia por el Gobierno de Lukashenko y porque allí no se puede vivir en paz -dice una mujer-. Creo que el cierre fronterizo no entrará en vigor. Esa sería la última tontería que podría hacer nuestro Gobierno". Las noticias sobre purgas y represalias enfurecen a Anton Byk, otro bielorruso residente en Polonia. "Están acabando con nosotros como nación debido a este presidente Lukashenko -afirma-. Esto es muy malo. Es una pena lo que está ocurriendo, que la gente esté siendo golpeada. No está bien. Las autoridades no deberían actuar así". "No podemos mostrarnos indiferentes. Tenemos que dar la cara cuando las cosas van mal y decirlo en vol alta. Tenemos que estar con la gente" , opina otro manifestante. "Es parte de la guerra psicológica de Lukashenko contra su pueblo" El Gobierno polaco condena la forma de actuar de Lukashenko y apoya que la Unión Europea imponga sanciones a su Gobierno. "Lo vemos como una herramienta más de la guerra psicológica que está librando contra su propio pueblo. Lo ha hecho desde el principio, desde las elecciones amañadas" , afirma Pawel Jablonski, subsecretario de Estado del Ministerio de Asuntos Exteriores. Por el momento, la frontera entre Polonia y Bielorrusia funciona con normalidad, pero las protestas contra Lukashenko no parece que vayan a cesar.

SIGUIENTE

image beaconimage beaconimage beacon