Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Queman dos iglesias en Santiago de Chile tras una jornada de protestas

Arden iglesias en Santiago de Chile. La iglesia de la Asunción y la de San Francisco de Borja han sido pasto de las llamas, en fuego provocados por enmascarados en el día en el que decenas de miles de chilenos salieron a la calle a conmemorar un año de protestas. La cúpula de la Asunción se precipita al suelo en llamas La cúpula de la iglesia de la Asunción, una de las más antiguas de la capital chilena , se precipitó al suelo en llamas. También ha ardido la Iglesia de San Francisco de Borja, usada regularmente por los Carabineros para sus ceremonias institucionales. Su interior ha sido saqueado y algunas de sus imágenes religiosas, quemada en la calle. "Basta de violencia. No justifiquemos lo injustificable" , dice el arzobispo de Santiago En Chile, se multiplican las reacciones de indignación y tristeza. Entre ellas, la del arzobispo de Santiago de Chile, Celestino Aós. "Sentimos la destrucción de nuestros templos y otros bienes públicos, pero sentimos, sobre todo, el dolor de tantas personas chilenas de paz y generosidad -dijo monseñor Aós-. A todos ustedes, queridos feligreses de santiago, a todos ustedes, queridos chilenos y chilenas, les suplico: basta, basta de violencia. No justifiquemos lo injustificable. Dios no quiere la violencia". Las dos iglesias se encuentran en los alrededores de la Plaza Italia, epicentro del llamado estallido social. Jornada de conmemoración y protestas empañada por la violencia Estos incendios, acompañados de saqueos y ataques contra algunas comisarías, empañaron una jornada en la que decenas de miles de personas salieron a la calle para conmemorar el primer aniversario de la ola de protestas , las más graves desde el final de la dictadura de Augusto Pinochet. La manifestación congregó a gente de todas las edades, con pancartas a favor de una mayor igualdad social y coreando la frase que se ha convertido en lema de las revueltas: "Chile despertó". Todo esto ocurre a una semana del histórico referéndum en el que 14 millones y medios de chilenos decidirán si quieren una nueva Constitució n, que reemplace a la heredada de la dictadura, a la que consideran responsable de las desigualdades que aquejan al país.
image beaconimage beaconimage beacon