Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ramadán en el Museo Judío de Bruselas

La ciudad de Bruselas ha decidido celebrar el Ramadán en un lugar muy emblemático, el Museo Judío. Hace cinco años, en este mismo lugar, cuatro personas murieron en un atentado terrorista. Unos 250 invitados, de diferentes orígenes y confesiones, acudieron a la hora del Iftar. Para el alcalde de la ciudad es una buena ocasión para tratar de cerrar la herida. "Es muy simbólico para Bruselas que, con motivo del Iftar, en pleno Ramadán, los musulmanes vengan al Museo Judío para hacer algo juntos". El museo reabrió tres años después, en 2017. Y con este tipo de actos se busca un acercamiento entre las diferentes culturas. "Estoy feliz de estar aqui y de compartir el Ramadán", afirma la diputada belga Mahinur Ozdemir. "El Ramadán es muy importante para la comunidad musulmana, es un momento de solidaridad". Para la activista social Kawter Burzin lo importante es que los políticos entiendan. "Les pedimos, a pocos días de las elecciones, que se inspiren en este evento", dice. "Organizaremos más iniciativas como esta". El museo ofreció comida marroquí, respentado las reglas judías del kosher para celebrar el Iftar, la comida que se toma al final del día durante el Ramadán. Para la directora del museo envía un mensaje importante. "Para que todos entiendan que vivimos juntos, para conocernos mejor y para aprender que podemos divertirnos juntos," explica Pascale Falek Alhadef. La fiesta terminó a ritmo de gospel... cristiano.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

image beaconimage beaconimage beacon