Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.
SIGUIENTE
Los futbolistas más farsantes del mundo

10 imágenes de Audrey Hepburn que (sorprendentemente) no conocías

Por qué Audrey Hepburn es un icono indestructible de la sofisticación? ¿Cuál es el secreto que la convirtió en el rostro perfecto? Sucedió así desde el principio, desde que al público le conmovieron sus lágrimas bajo la lluvia (con un gato mojado en el regazo y sonando Moonriver). Y también mucho antes: allá en los 50 cuando su modernísima figura sacudía el panorama cinematográfico en títulos como Vacaciones en Roma o Sabrina. Y también mucho después: cuando Stanley Donen diseccionó las miserias (y grandezas) de un gran amor en Dos en la carretera. Audrey Hepburn siempre fue la modernidad, la chica que vestía a la última y se adelantaba a su tiempo, lejos de las femmes fatales de otros tiempos y del sexy excesivo de las herederas de Mae West. Audrey y la moda Resulta un tópico pero así es: Audrey Hepburn se constituyó en icono de moda al cual las firmas adoraban. Givenchy fue su firma predilecta pero también apostó por el futurismo rupturista de André Courrèges, el gran diseñador de los 60/70 en Francia. Aunque si hay una imagen icónica es la de Holly con su croissant frente a Tiffany's en Desayuno con diamantes y ahí el litte black dress con el que Audrey se hizo inmortal para el cine fue diseñado por Hubert de Givenchy. Por cierto, ¿qué hubiera sucedido si el personaje principal de Desayuno con diamantes hubiera sido Marilyn Monroe en vez de Audrey Herpburn, tal y como quería Truman Capote (autor del texto original en el que se basa la película)? Nunca lo sabremos. Pero así está bien: para siempre, Holly será Audrey. Audrey y el amor En cuanto al amor, ¿fue Audrey Herpburn feliz? A juicio de muchos de sus biógrafos, no. Se casó con Mel Ferrer cuando Mel Ferrer era un actor que aspiraba a una celebridad inmensa que no se produjo. Cuenta que Mel Ferrer odiaba el éxito de su mujer y que ello pudrió su matrimonio hasta extremos irrespirables. Mel Ferrer y Audrey Hepburn tuvieron un hijo: Sean. La pareja estuvo quince años junta pero siempre con turbulencias de por medio: Audrey Herpburn brillaba cada vez más en Hollywood y el mundo entero y Mel Ferrer veía declinar su carrera. Al final, llegó la ruptura y Mel Ferrer acabó en España rodando películas con Marisol. Y, al final de su vida, saliendo en Falcon Crest. Audrey Herpburn se volvió a casar. Esta vez con Andrea Dotti, un médico italiano de quien también acabó divorciándose. Refugiada en sus causas humanitarias durante los últimos años, surgió el amor con Robert Wolders. Era holandés y, como la actriz, colaboraba con UNICEF. Quizás esos tiempos en el desenlace de su vida fueron los más plácidos y felices tras una vida de no hallar el amor de las películas, ese amor pluscuamperfecto que era una ensoñación tras en The End de sus principales filmes. Sea como sea, Audrey Hepburn es el icono mil veces repetido que jamás se gasta. Y siempre es un placer repasar nuevas viejas fotos de su álbum. Fotos: Gtres

LISTA DE REPRODUCCIÓN

Los más vistos de hoy

image beaconimage beaconimage beacon