Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.
SIGUIENTE
HBO España invade Madrid con su espectacular promo

“El depósito Facto da seguridad, flexibilidad y una de las mejores rentabilidades del mercado"

¿Cuál cree que es el principal reto que tiene planteado la función de recursos humanos en el entorno en que vivimos actualmente?El entorno general en que vivimos actualmente puede decirse que está caracterizado por la rapidez de los cambios. Hace años hablábamos de la necesidad del cambio, de la importancia de adaptarse a los cambios. Hoy en día hay que ir un paso más allá. Los cambios son tan rápidos que apenas nos hemos adaptado ya las cosas no son como eran. Y de nuevo toca adaptarse. Por ello es mejor situarse de partida en una actitud de apertura al cambio y no dar nada por sentado.En nuestro sector, como en muchos otros, la forma de hacer negocio ha cambiado en los últimos años, y va a seguir cambiando. Desde mi punto de vista el principal reto de RRHH ahora es la capacidad de incorporar y mantener personas capaces de trabajar al ritmo de los cambios que el negocio requiere, partiendo además de que también las personas están cambiando, sus conductas, sus formas de pensar y de concebir el trabajo y la forma de relacionarse con su empresa, la forma de relacionarnos cada uno con nuestra empresa, eso también ha cambiado. Y hay que tenerlo en cuenta.Puede decirse qué los cambios en la forma de relación con los clientes van acompañados también de transformaciones en la forma de relacionarse con los empleados. ¿Tienen algo en común estos cambios?Sí, yo creo que el cambio está en las personas. Como personas no somos tan diferentes cuando somos clientes y cuando somos empleados, hay cosas que nos importan tanto si actuamos desde una faceta como si lo hacemos desde la otra. Y nuestra forma de comportarnos y las cosas que valoramos, como clientes y como empleados, han evolucionado en los últimos años.¿Qué puede hacer RRHH en este contexto de cambio permanente? ¿Cómo puede dirigir una empresa su política de RRHH y en materia de Relaciones laborales?Yo creo que la rapidez de los cambios no nos permite ante cada situación nueva que se nos presenta,poder detenernos a tomar una decisión sobre cómo actuar, sopesando pros y contras, previendo consecuencias futuras de cada alternativa, etc...porque entonces nos pilla el cambio y no conseguimos dar una respuesta rápida. En este entorno de rapidez, lo que creo que funciona es contar con unos principios, unos valores, generales que guíen nuestra actuación y a partir de ellos tomar decisiones en las situaciones nuevas que surjan (que tenderán a ser totalmente diferentes de lo vivido anteriormente).¿Qué principios podemos decir que valoran las personas en ambas facetas, tanto si actúan como clientes como si lo hacen como empleados? ¿Podemos poner un ejemplo para Banca Farmafactoring?Sí, claro. Desde Banca Farmafactoring ¿qué ofrecemos a nuestros clientes?. Les ofrecemos el depósito Facto, donde nuestros clientes encuentran seguridad en su inversión, la más alta flexibilidad en los plazos permitiendo ajustar los vencimientos a las necesidades de cada persona, y con una rentabilidad de las mejores del mercado. Damos tranquilidad a los clientes y buscamos su satisfacción e incluso superamos sus expectativas.Fíjese. Las palabras seguridad, flexibilidad, rentabilidad, tranquilidad y por qué no superación de expectativas son principios perfectamente aplicables en la relación con un empleado de nuestra empresa.¿Y tomando de ejemplo a Farmafactoring España?Veamos. En Farmafactoring España ofrecemos a nuestros clientes seguridad financiera en los momentos más difíciles. Desde la perspectiva de un cliente, imaginemos que somos una empresa a la que la Administración Pública no paga, esto nos puede "ahogar" e incluso impedir continuar con nuestra actividad. La solidez de Farmafactoring permite, en ese momento, acceder a la liquidez necesaria posibilitando y aumentando nuestra capacidad de seguir prestando servicios o vendiendo productos. Al trasmitir completamente la cartera de facturas pendientes de cobro con la Administración (a través de una venta sin recurso), Farmafactoring pasa a hacerse cargo completamente del cobro de esas facturas. De esta forma lo que hacemos es permitir que las empresas puedan seguir con su actividad y en algunos casos existiendo, en este escenario de incertidumbre, porque se eliminan riesgos a un coste mínimo.Aquí hablamos de seguridad, de responder en momentos de necesidad, de dar tranquilidad, de contrarrestar las incertidumbres, de minimizar riesgos.Al igual que antes vemos que son principios, valores, a los que también desde recursos humanos se puede prestar atención, cuando esas mismas personas (clientes y empleados) están en nuestra organización requieren como nuestros clientes, saber que pueden contar con nosotros en momentos de necesidad.Hay otros valores que se están incorporando en la relación con los clientes como Transparencia, nuevas tecnologías y digitalización, comodidad y sencillez en las gestiones...igualmente válidos desde el punto de vista de RRHH.¿Tendríamos que considerar entonces a los empleados como clientes?Bueno, los empleados pueden ser clientes, no en sentido figurado sino en sentido real, pensemos por ejemplo en una gran superficie, o en un banco como Banca Farmactoring, pueden ser incluso accionistas, dueños de la empresa. Pero no me estoy refiriendo a esto ni al concepto de empleado como cliente interno entre departamentos, lo que sí creo es que el cambio en los valores afecta a los dos ámbitos a la relación con clientes y a la relación con empleados, a continuación partiendo de unos principios generales hay pensar individualmente en cada persona de la empresa, al igual que nuestro departamento comercial piensa en cada cliente.¿Quiere decir qué una vez definidos los principios generales hay que llegar a conocer a cada persona?Exactamente. Para mí una buena idea sería y permítame que ponga entre comillas el concepto: "customizar la relación con los empleados". Y me explico. Las empresas dedican muchos recursos a pensar en sus clientes, que al final son personas, entre paréntesis, les preocupa principalmente conocerles, lo más posible, saber lo que hacen, cómo viven, a qué dedican su tiempo de ocio, qué música escuchan o incluso que comida comen, se financian profundos estudios para segmentar la clientela con el objetivo de ofrecer a cada cliente el producto más adecuado a sus necesidades, incluso las empresas son capaces de crear nuevas necesidades a los clientes adecuadas a nuevos productos, que esto ya es fantástico.Lo que quiero decir es que merece la pena hacer un esfuerzo, similar al que se hace con los clientes, en relación con los empleados.En una empresa multinacional con muchos empleados dispersos geográficamente y alta diversidad ¿qué tipo de acciones se pueden proponer a las personas en esta línea que estamos comentando?En este sentido apostamos por la realización de jornadas de integración que permiten a los equipos conocerse y profundizar en las formas de colaboración futuras. Así el equipo de Banca On Line (Italia y España) de Banca Farmafactoring celebró este año un encuentro en Italia dónde se realizaron sesiones lúdicas y de trabajo con el fin de ver oportunidades de cooperación conjunta identificando además la hoja de ruta para lograr estas metas. Se contó con la colaboración de una empresa de coaching especializada que además de dinamizar los grupos de trabajo facilitó la creación de una clima agradable para la exposición de ideas, éxitos, áreas de mejora y buenas prácticas. Durante parte de la sesión se trabajó se utilizó la metodología Lego© Serious PlayTM (LSP) que es una metodología utilizada para la exploración y la gestión de problemas y desafíos a través de un proceso de "estrategia en tiempo real" y mediante el uso de piezas de Lego que facilita en tiempo real la construcción de la solución a las cuestiones planteadas. Las sesiones de trabajo en grupo, se completaron con sesiones más lúdicas en las que se facilitaba la comunicación y un conocimiento más social y personal del equipo.De forma conjunta todos los empleados de España hemos participado este año en un curso de cocina.Sorprende un poco este tipo de actividad ¿cómo puede enfocarse desde el punto de vista de RRHH?Puede sorprender pero es una actividad que posibilita primero conocerse mejor ya que se desarrolla fuera del entorno de trabajo, en segundo lugar pone de manifiesto los ingredientes necesarios para realizar un buen Trabajo de Equipo y que han sido señalados por autores como McGregor o Likert como la confianza mutua, responsabilidad y compromiso de cada uno en su tarea o la disposición ayudar y en último lugar permite disfrutar de la felicidad que aporta el trabajo bien hecho (compartiendo y comiendo lo que entre todos se ha cocinado). Son características que como equipo de trabajo nos definen, y definen nuestra forma de relación con los clientes.También algunos empleados hemos participado en acciones de Coaching, lo que ha resultado una experiencia totalmente enriquecedora y de las que dejan huella.Y para este último trimestre del año en Farmafactoring estamos planificando acciones de gestión de estrés, midfullness, creatividad y pensamiento lateral, todas ellas orientadas a mejorar esa capacidad que decíamos al principio de gestionar los cambios (que asumimos no van a terminar) a la velocidad requerida (que no va disminuir). Lo que sí podemos hacer es estar preparados.Al principio de la entrevista comentábamos sobre las vacaciones, ya iniciadas por algunos y a la vuelta de la esquina para otros, y me gustaría saber si desde la perspectiva de RRHH podemos añadir algo sobre ellas...Lo primero que hay que decir, por si nos está escuchando algún jefe reticente, es que las vacaciones aumentan la productividad. Hablo lógicamente en el medio y largo plazo. Las personas necesitamos descansar y recuperarnos física y mentalmente de la actividad realizada, especialmente si la misma se lleva a cabo en situaciones de tensión.Cabría sugerir a los departamentos de RRHH la entrega de un certificado por parte de los empleados que acreditara el verdadero disfrute de los días de vacaciones.Y le voy a decir más, sólo el hecho de pensar en las vacaciones, ya crea en nosotros un estado emocional positivo que aumenta nuestro optimismo y esto es bueno para nuestro trabajo.De forma que lo mejor, también para la empresa, es que en vacaciones descansemos, hagamos cosas que nos gusta hacer y cosas diferentes ya que esto nos fortalecerá y enriquecerá de cara a la vuelta.Esto es lo que deseamos desde Banca Farmafactoring y Farmafactoring España a todos los oyentes de Estrategias Inversión.

LISTA DE REPRODUCCIÓN

Más de Estrategias de Inversión

Los más vistos de hoy

image beaconimage beaconimage beacon