Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.
SIGUIENTE
HBO España invade Madrid con su espectacular promo

Mónica Cruz: "Estar soltera no es estar sola"

Mónica Cruz ha pasado dos años ocupada en mil y una cosas y, a veces, un tanto alejada del ojo público. Y es que la actriz se ha dedicado a uno de los trabajos (mejor dicho, ocupaciones) más reconfortantes que puede tener una persona. En su caso, la maternidad. En 2013 nació Antonella Cruz Sánchez, una niña fruto de un proceso de inseminación artificial al que la también bailarina se sometió. Una niña que se suma a los dos hijos que tiene su hermana Penélope, fruto de su relación con Javier Bardem. Antes de aquel paso tan decisivo en su vida, Cruz trabajó en la serie de Televisión Española Águila Roja. Fue su último papel en la pequeña pantalla. Dos años antes, Mónica había hecho su último trabajo en el cine. Fue en la película Piratas del Caribe: en mareas misteriosas, donde curiosamente obtuvo el papel de doble de su hermana cuando había que rodar escenas algo delicadas. Y es que Mónica es de la saga de los Cruz, es decir, hermanísima de Penélope, una de las actrices españolas más internacionales, y eso siempre ha marcado su carrera y la difusión de su trabajo. Ganó la fama con UPA Dance, la serie sobre una academia de baile que emitió con gran éxito Antena 3. Ochenta y cuatro capítulos que entre 2005 y 2005 atrapó a una media de más de cuatro millones de espectadores y le otorgó tanto a ella como a sus compañeros una notable fama a nivel internacional. De esa serie salió otro de sus grandes éxitos: la formación de un grupo que tenía el mismo nombre de la serie y con el que cosecharon grandes éxitos en sus diversas giras. Tras el final de la serie participó en diversas películas como Astérix en los juegos olímpicos, Last Hour, G-Force, 9 meses o Iron Cross. Sin embargo, es cierto que su carrera como intérprete o bailarina empezó a bajar un poco el nivel en favor, eso sí, de su faceta como diseñadora. Mónica, junto a su hermana, están teniendo un notable éxito en este desempeño, que les ha permitido trabajar para marcas como Mango o Agent Provocateur, con la que han podido trabajar en la creación de colecciones de lencería que tampoco alcanzaban unos precios exagerados. Por tanto, Mónica no ha parado, a pesar de su maternidad, que siempre ha dicho que es lo que más ilusión le hace ahora mismo. Tan buena ha sido esta experiencia, que acaba de declarar a los medios que quiere volver a ser madre. Y eso que la actriz acaba de pasar por una mala racha desde que perdió a su padre, Eduardo, que falleció el pasado verano de forma repentina en su domicilio de La Manga (Murcia), a los 62 años, a causa de un infarto. Veremos si en esta ocasión lo hará recurriendo de nuevo a métodos de inseminación artificial o si su nuevo retoño, llegue cuando llegue, será fruto de un amor que aún no ha encontrado (o que aún no nos ha contado. Por lo pronto, se acercan las Navidades, que con tantos niños tan pequeños, seguro que ayudarán a convertir la casa en un terremoto lleno de alegría. Fotos: Gtres.

LISTA DE REPRODUCCIÓN

Los más vistos de hoy

image beaconimage beaconimage beacon