Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.
SIGUIENTE
Emma Stone sigue siendo un icono de estilo

Madonna canta en las calles de París contra el terrorismo

Madonna ha querido tener un gesto recogido con las víctimas del atentado de París por lo que la pasada noche improvisó un homenaje en la Plaza de la República de la capital francesa, que se ha convertido en un pequeño gran altar donde aguardan diversas muestras de recuerdo a los fallecidos. La cantante se encontraba de paso por la ciudad, donde había recalado con su gira mundial The Rebel Heart Tour, pues había ofrecido un multitudinario concierto en el Bercy Arena, un recinto multiusos que puede llegar a acoger a 17.000 espectadores. Fue tras esta cita con sus miles de seguidores cuando la cantante puso rumbo a la mítica plaza parisina junto a su hijo David y el guitarrista de su banda, Monte Pittman. Lo hizo, eso sí, avisando con un mensaje a través de su cuenta de Instagram, con la única intención era rendir tributo a los asesinados por el terrorismo. Para ello interpretó a capella, únicamente acompañada por la guitarra, los temas Like a prayer, Ghosttown e Imagine, la conocida canción que compuso el pacifista y exBeattle John Lennon. Fue minutos después, cuando había culminado la especial y generosa actuación, cuando colgó un mensaje en su cuenta oficial de Twitter: "Esta noche ha sido mágica. ¡Gracias, París!". Un texto al que acompañaban imágenes de ese íntimo momento en favor de la paz. Claro que ante los miles de espectadores que la acompañaban en el concierto "oficial" que había dado horas antes también tuvo unas palabras sobre la masacre vivida. Así, recordó que tenía 20 años cuando viajó por primera vez a París y que fue en ese viaje y no en otro cuando decidió que quería dedicarse a la música por el resto de su vida. Minutos después dijo: "El corazón de París y de Francia baten en el de cada ciudad". En ese mismo evento quedó grabado un momento también muy especial para una nación que ha vivido el golpe terrible del yihadismo. Madonna interpretó el himno nacional, La Marsellesa, acompañada además por uno de sus grandes amigos, referente también de la cultura del país, el diseñador francés Jean-Paul Gaultier. En realidad, todo el concierto de la norteamericana fue un alegato en contra del miedo, como bien dijo durante el directo: "¡No cederemos al miedo!", espetó micrófono en mano. Y es que hasta su hijo formó parte del concierto-protesta, no solo por haberla acompañado a la plaza sino porque salió al escenario y se puso a cantar Redemption Song, de Bob Marley. Un artista que Madonna escogió porque considera que es uno de los "grandes luchadores por la libertad". No fue la de ayer la única actuación de la cantante, que hoy repite en la capital francesa sin que sepamos todavía si tiene algo más preparado para hoy o si lo de ayer fue algo único que correspondía a su primer concierto en la ciudad tras los atentados que acabaron con la vida de 130 personas; la mayoría, por cierto, mientras disfrutaban de un concierto en la sala Bataclan. Fotos: Twitter. Vídeo: YouTube.

LISTA DE REPRODUCCIÓN

Los más vistos de hoy

image beaconimage beaconimage beacon