Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guía para lavar el interior de tu auto correctamente

logotipo de Autopistas Autopistas 12/09/2018 Diego Guilbert
© Proporcionado por El Universal Compañía Periodística S.A. de C.V.

Tener un desorden dentro de tu auto genera una mala imagen personal. Además, genera problemas relacionados a tu salud, al funcionamiento de tu coche y peor aún, pueden ocasionar un accidente en algunas situaciones. Por eso, hemos creado una guía básica para la limpieza de tu auto desde sus entrañas. 

Eliminar agentes externos. 

El primer paso para iniciar la limpieza de tu auto es empezar por lo más fácil: deshacerse de todos los elementos que no pertenecen originalmente al auto. Esto incluye libros, revistas, tarjetas, maletas, ropa y todo eso que, en alguna ocasión, hemos almacenado dentro de nuestro coche. 

Limpieza de la consola central. 

Con el uso de un trapo húmedo o con un poco de líquido que sirva para limpiar los vidrios, recorre todo el tablero de la parte más limpia a la más sucia. No olvides pasar por las zonas donde están las rejillas del aire acondicionado y los espacios complicados de llegar, pues normalmente, ahí es donde más se acumula el polvo. 

Si tienes tiempo, es recomendable usar un cotonete para limpiar botones del radio, aire acondicionado y todos los elementos diminutos que componen al tablero. 

Si los botones de la consola central están considerablemente “percudidos” es recomendable usar un cepillo de dientes y aplicar sobre éste una solución de bicarbonato de sodio, agua y un poco de detergente para recuperar el brillo original de los plásticos del interior.  

Limpieza de vidrios desde adentro. 

Es inevitable mantener las ventanas y parabrisas del auto en un perfecto estado de limpieza. Ya sea por pasar nuestros dedos o recarguemos la cabeza en ellos, es común encontrar grasa en los vidrios del auto. No limpiarlos genera opacidad y a la larga, reduce la visibilidad que tenemos desde el interior del auto. 

La mejor manera de limpiarlos es rociando un poco de  limpiador de ventana en una toalla de microfibra. Este tipo de toallas son excelentes para limpiar ventanas porque ayudan a eliminar manchas difíciles sin rayar los vidrios. 

Es recomendable evitar limpiadores de ventana que contengan amoniaco, pues este seca el plástico y hule que rodea a las ventanas, por lo cual podría generar cuarteaduras en su alrededor.

Limpieza de asientos y la tapicería

Empieza por los tapetes: Antes de pasar la aspiradora, debes quitar los tapetes y alfombras para que puedas quitar  la suciedad debajo de éstos. 

Si tu vehículo tiene tapetes de plástico, puede sacarlos del automóvil y sacudir la suciedad. Luego, enjuágalos con una manguera de jardín y déjelos secar. Si tu auto tiene tapetes de alfombra, puede aspirarlos en el automóvil o sacarlos para aspirar. 

Aspira de arriba a abajo: Comienza por pasar la aspiradora por el techo del automóvil y luego gradualmente ve bajando hasta el piso. Debes usar las boquillas adecuadas para las diversas superficies de su auto. 

Usa la boquilla de la tapicería para aspirar los asientos, el techo y otras áreas tapizadas.

Para limpiar los espacios inaccesibles en los asientos y los bolsillos del asiento, puedes usar la herramienta para grietas en tu aspiradora.

Cuando llegues al plástico duro, te recomendamos usar un cepillo para quitar el polvo.

Para limpiar debajo de los asientos delanteros, deberás empujarlos hacia adelante o hacia atrás. Luego, usa la herramienta para grietas de tu aspiradora para recoger cualquier suciedad o mugre debajo de ellos.

Para asientos de piel: Los asientos de cuero deben acondicionarse y limpiarse o se cuartearán y se secarán. Para limpiarlos utiliza un cepillo suave y un limpiador especializado. Si estás utilizando un nuevo producto de limpieza, pruébalo en un área pequeña y poco llamativa. Si el nuevo producto funciona bien, sigue con la limpieza del resto de los asientos. Si el cuero está muy agrietado y el color está gastado, es posible que debas reemplazar los asientos o el producto que estás aplicando. 

Para asientos de tela: Consulta el manual de tu automóvil para verificar qué limpiadores aprobados se pueden utilizar en la tapicería. Primero, aspira tus asientos. Después, usa una espuma u otro producto de limpieza en los asientos. Finalmente, aspira los asientos por segunda vez.

El toque final 

Deja que se ventile tu auto: Si has usado muchos productos de limpieza en sus asientos, es una buena idea ventilar el automóvil. Si es un día soleado, puede abrir todas las puertas y ventanas de su automóvil para ventilar el interior de su automóvil.

Instale un ambientador: Si deseas usar fragancias en tu automóvil, es recomendable hacerlo después de una profunda limpieza, así este olor permanecerá por más tiempo y no se perderá con cualquier otro agente en el aire.  

MÁS NOTICIAS EN MSN:

19 trucos increíblemente geniales para autos que debes probar (Fuente: Pop Sugar)

 

Más de Autopistas

image beaconimage beaconimage beacon