Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos para hacer ejercicio cuando hay calor y contaminación

logotipo de Veintitantos Veintitantos 24/05/2017 Mairem del Río

© Proporcionado por Notmusa S.A. de C.V.

En los últimos días en todo México se ha vivido una oleada de calor muy fuerte y un aumento en los niveles de contaminación, lo cual además de afectar nuestra salud y actividades cotidianas, también nos obliga a modificar nuestra rutina fitness. 

Quienes tenemos el hábito de entrenar hemos resentido mucho los efectos de la contaminación y las altas temperaturas. Nos sentimos cansados, sin energía, pegajosos y abotagados, a veces no logramos concluir nuestra rutina completa y cuando lo hacemos, terminamos mucho más agotados que de costumbre. 

Por un lado, el calor provoca una rápida deshidratación, calambres, mareos, jaqueca y puede ocasionar desmayos, insolación o golpes de calor para quienes realizan deporte al aire libre. Por el otro, el aire contaminado hace que tengamos menos oxígeno a nuestra disposición para respirar.

Los efectos en la salud por la contaminación se presentan hasta 72 horas después de la exposición. En una persona sana los síntomas son ardor de ojos, conjuntivitis, comezón, tos seca, cansancio y dolor de cabeza.

Por eso, aquí van algunos consejos para hacer ejercicio cuando hay calor y contaminación: 

1. Evita ejercitar al aire libre. Suena obvio pero tiene una justa razón, y es que al incrementar el ritmo y la profundidad de la respiración se consume más aire contaminado con toxinas dañinas para nuestro cuerpo.

2. Entrena a primera hora de la mañana o en la tarde. Es cuando hay menos calor y contaminación el ambiente. En especial, no lo hagas entre las 13:00 y las 19:00 horas, que es cuando se registran las temperaturas máximas y aumenta la cantidad de partículas suspendidas.

3. Reduce el cardio. Evita los ejercicios de alto impacto que requieran un gran esfuerzo físico, en especial los cardiovasculares, como correr, andar en bicicleta, aerobics o bailar. Si de todos modos quieres hacerlo, reduce el tiempo e intensidad.

4. Busca alternativas deportivas. La mejor opción es nadar, ya que el agua te ayudará a regular tu temperatura. Dale prioridad a los ejercicios de fuerza con tu propio cuerpo, pesas, stretching, yoga y pilates.

5. Aumenta la hidratación. Toma agua o alguna bebida hidratante con electrolitos en cada oportunidad, pero no más de un litro por hora.

6. Usa ropa adecuada. Lleva prendas hechas de algodón o aquellas elaboradas con tecnología dry fit, que absorben rápido el sudor y te mantienen fresca.

La Fase 1 de Contingencia Ambiental se activó desde el pasado 15 de mayo en la Ciudad de México, y se dice que durará hasta el 28 o 29 del mismo mes, así que debes tomar tus precauciones.

Aunque seas una dicta al ejercicio, recuerda que la salud es prioridad. No pasa nada si reduces tu actividad unos días para cuidarte, en cuanto la emergencia pase podrás retomar tu ritmo.

 

Más de Veintitantos

image beaconimage beaconimage beacon