Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

10 bodas de la TV o el cine para reír o llorar

logotipo de Vanity Fair MX Vanity Fair MX 20/04/2017
las mejores y peores bodas del cine y la tv © las mejores y peores bodas del cine y la tv las mejores y peores bodas del cine y la tv

El 19 abril de hace 15 años, se estrenó una de las comedias románticas más célebres de nuestros tiempos: Casarse está en Griego (My Big Fat Greek Weeding). Pero además de la inolvidable y original boda que vimos en pantalla grande…¿qué otros impactantes momentos casamenteros recordamos en el cine y las series? Hagamos un pequeño recuento de esas bodas que no pasaron desapercibidas, ya sea porque nos reímos y emocionamos con ellas, o porque nos hicieron llorar.

  • Dustin Hoffman se roba a la novia en El Graduado

Esto puede ser romántico o todo lo contrario, según del lado que lo veas. Es decir, para el novio plantado debió ser una pesadilla. La escena de Dustin Hoffman robándose a la novia ajena en plena ceremonia, es el epítome de las bodas en las que efectivamente, hay alguien que decide “hablar ahora y no callar para siempre” y opta por la sabía decisión de raptar al objeto de su amor. Esta boda frustrada ha sido homenajeada tantas veces (incluso en Los Simpson) que ya forma parte de la cultura pop, aunque en la vida real no haya casos registrados de personas que hayan interrumpido un casamiento y terminen huyendo a bordo de un microbús con uno de los novios.

  • La boda de Liz Lemon en 30 Rock

Quienes auguraban un romántico final para una de las parejas de amigos más inolvidables de la televisión: Liz Lemon (Tina Fey) y Jack Donaghy (Alec Baldwin), tuvieron que conformarse y claro, llorar un poco como hacen los cursis villamelones en las bodas, con el casamiento de Liz Lemon con su novio Criss. La novia por cierto, se casó vestida de Princesa Leia de Star Wars…y no esperábamos menos de Liz Lemon.

  • Amanda Seyfried en Mamma Mía

Amanda Seyfried interpreta a Sophie, una chica a punto de casarse (a ritmo de las canciones de Abba), con un pequeño problema: a pocas horas de la boda no sabe cual de los tres ex novios de su madre es su padre, y quiere estar segura de quién la entregará en el altar. Finalmente, tras sortear una serie de vicisitudes dignas de una comedia musical (ah, ¡es que es una comedia musical!) en el marco de la isla paradisiaca donde se llevará a cabo la boda, el dilema se resuelve y, aunque en plena fiesta, todo se vuelve un caos, el resultado es una de las bodas más divertidas del cine. No la intentes en casa.

  • La boda roja de Game of Thrones

Si fuéramos reporteros de la sección de Sociales, hay bodas a las que no nos gustaría asistir… ni reseñar. Como estas nupcias que prometían traer unos momentos de calma a la oscura trama de la serie, y que terminaron dignas de titular de la nota roja (si es que ésta existiera en el medievo mitológico donde se desarrolla la historia), ya que en plena ceremonia, los integrantes de la familia Stark —mientras la pareja de recién casados (Edmure Tully y Roslin Frey) se retiraban a su habitación a consumar su amor—, son traicionados por los huéspedes y asesinados sin que el televidente pueda tan siquiera pestañear. Lo más espeluznante del asunto, —además de que a una mujer embarazada la apuñalan varias veces mientras que a su esposo lo atraviesan unas flechas—, es que el hecho está inspirado en hechos históricos.

bodas de la TV o el cine para reír o llorar © bodas de la TV o el cine para reír o llorar bodas de la TV o el cine para reír o llorar

  • La funesta boda de Amor en Silencio

Pero la televisión mexicana ya se había adelantado a La boda roja de Game of Thrones y, y en una secuencia un tanto kitsch (si la vemos en perspectiva), nos presentó una escena perturbadora en la que los protagonistas son asesinados en plena boda (mientras están partiendo el pastel, de hecho) por una desquiciada villana (Margarita Sanz) que pronuncia las palabras “Marisela vete al infierno” mientras le dispara a sangre fría a los recién casados (Érika Buenfil y Arturo Peniche). Y sí, el novio cae ridículamente (si lo viste en los 80 se veía dramática la escena, hoy no tanto ) abatido sobre el que se notaba que era un suculento pastel.

  • La boda de Leslie y Ben de Parks and Recreation

Una boda de último minuto debe ser la pesadilla de cualquier novia. Sin embargo, no olvidemos que se trata del casamiento de Leslie Knope, la mujer más ridículamente emprendedora (pero adorable) de la TV, interpretada por Amy Poehler. Así que, quitémosle el factor estrés y estamos ante una de las bodas más originales y entrañables de la series…planeada en tan sólo dos horas, con cancelaciones, documentos inconseguibles y villanos que quieren impedir el enlace, incluidos en el paquete.

  • Phoebe y Mike dejan de ser Friends

Dejaron de ser amigos para convertirse en marido y mujer, y le regalaron a los fans de la serie una de las bodas más inolvidables de la TV. Sí, de tantos enlaces de las que fuimos testigos en Friends, la de Phoebe y Mike es de los favoritas porque los elementos alrededor consiguieron crear magia televisiva. La ceremonia callejera con todo cubierto de nieve, la mascota de Mike y el discurso de Joey oficiando la boda…¿qué hubiera podido salir mal?

  • La boda de los nerds en The Big Bang Theory

Quienes seguían la serie desde sus inicios, nunca pensaron que el personaje llegaría a casarse alguna vez. Por eso, la boda, representa un triunfo de los desadaptados, la prueba de que incluso alguien con prácticamente cero habilidades sociales para conseguir pareja, logra encontrar a su media naranja. En una ceremonia totalmente sui géneris, la pareja formada Howard (Simon Helberg) y Bernadette (Melissa Rauch) se casa con un discurso en idioma klingon (la lengua oficial de ciertos humanoides habituales en la saga Star Trek) cortesía de Sheldon Cooper, coronando la boda más nerd que hayamos visto en TV.

  • 4x1: Cuatro Bodas y un Funeral

Esta película británica presentó cuatro bodas que se llevan a cabo en el marco de una comedia romántica de enredos y pasiones. Al igual que otras películas ligeras como Los cazanovias (Weeding Crashers) o Novia fugitiva (Runaway Bride), Cuatro Bodas y un Funeral (Four Weedings and a Funeral) nos muestra el lado lúdico de asistir a una boda (afortunadamente en Londres no bailan “Payaso de rodeo” ni nada por el estilo), pero con un toque un tanto filosófico que no está peleado con lo divertido del guión. Hugh Hackman es uno de esos personajes asiduos a las bodas y ya en edad de matrimoniarse, pero sin afanarse mucho al respecto. Entonces, en una de las fiestas a las que asiste termina cautivado por la maravillosa Andie MacDowell. Juntos, encarnan a una de las pareja del cine de bodas, (y un funeral), más inolvidables del cine.

  • La boda del fin del mundo; Kristen Dunst en Melancholia

Una novia fugitiva (que no es Julia Roberts en esta ocasión), huye de su boda, en medio de la inminente colisión de un planeta fuera de órbita contra la tierra. Adornada de imágenes poéticas y una perturbada Justine (Kristen Dunst), el polémico director Lars von Trier crea una fábula atemporal sobre los convencionalismos, las mentiras detrás de las formalidades sociales, con una boda y el fin del mundo como alegorías. Después de ver esta película, ya tienes las respuestas para cuando te hagan la odiada pregunta “¿y para cuándo te casas”, ya que bien puedes citar alguna de los diálogos de esta película. Claro que si no lo haces bien, corres el riesgo de parecer Mafalda explicándole a Susanita (el personaje del cómic argentino cuya única motivación en la vida es casarse), las razones por las cuales no hay una boda pendiente en tu horizonte.

MÁS EN MSN:

Los extraños Hobbies de los famosos

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Visita la web de Vanity Fair

image beaconimage beaconimage beacon