Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.
SIGUIENTE
Euronews en un campamento del ELN

La ágonica lucha de un inmigrante indocumentado en Estados Unidos

Riaz Talukder es uno de los miles de inmigrantes indocumentados a los que la administración Trump pretende deportar. Lleva viviendo 37 años en Estados Unidos, está casado y tiene dos hijos. El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, el ICE por sus siglas en inglés, le pidió que acudiera este lunes a sus oficinas de Nueva York con el pasaporte y un billete de ida a Bangladés para ser enviado a su país de origen. “¿Qué va a pasar hoy? No lo sé, no tengo ni idea. Espero que todo vaya bien”, decía Riaz Talukder antes de entrevistarse con los funcionarios del ICE, que le ha concedido una prórroga de seis meses para continuar en Estados Unidos. “Si deportan a mi padre, ¿qué voy a hacer? ¿Qué va a hacer mi madre? ¿Que hará mi hermano? ¿Cómo podríamos volver a Bangladés si no tenemos dinero?, se preguntaba Radi, uno de los hijos de Riaz. Talukder llegó a Estados Unidos cuando tenía 13 años. Un tío suyo lo trajo de Bangladés. Hasta los 20 años no supo que vivía de manera ilegal. Solicitó asilo, pero su petición fue rechazada. Sus dos hijos son ciudadanos estadounidenses al haber nacido en este país. Al drama de esta familia se suma la enfermedad de la madre, aquejada de un cáncer de tiroides. “La lucha acaba de empezar. Estamos en las etapas iniciales. Acabamos de presentar algunas mociones. Hay que dejar que el proceso continúe. Esperemos que las mociones sean aceptadas. En caso contrario, podremos apelar y presentar otras adicionales”, explicaba el abogado defensor, Edward Cuccia. Talukder no está solo, cuenta con el apoyo de las organizaciones de inmigrantes y de parte de la sociedad civil. Desde Nueva York, la corresponsal de euronews, Michela Monte: “Historias como la de esta familia son frecuentes en la Administración Trump. Desde enero de 2017, el número de inmigrantes indocumentados sin antecedentes penales que han sido deportados ha aumentado un 30 por ciento, respecto a 2016”.
image beaconimage beaconimage beacon