Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Según investigadores, nuestros padres *SÍ* tienen un hijo favorito

logotipo de Cosmopolitan Cosmopolitan 12/03/2019 Redacción Cosmo
© Proporcionado por Editorial Televisa S.A. de C.V.

Los padres juran que aman a todos sus hijos de la misma manera, pero según la ciencia, esto no es cierto. Todos los padres y madres tienen un hijo favorito. Y esto tiene un impacto directo en los demás.

En familias con varios hijos, cada padre tiene un hijo favorito. Pero esto se puede constituir de acuerdo a diferentes esquemas.

Mayores a menudo favorecidos por los padres

Los primogénitos siguen siendo los favoritos de los papás, según el hallazgo de la socióloga estadounidense Katherine Conger. Según su encuesta publicada en el Journal of Family Psychology, el más grande tiene una posición privilegiada dentro de la familia. Ella estableció este hallazgo luego de estudiar de cerca a más de 380 familias durante un periodo de tres años.

El primogénito recibe toda la atención de los padres al principio. Generalmente se vuelve adicto a esta atención y por lo tanto, tiende a hacer lo que se espera de él, ser más sabio, más responsable y seguir el camino profesional que sus padres le han interpuesto.

A menudo es el favorito de la familia porque hace todo “de manera correcta”, especialmente cuando tiene varios hermanos y hermanas que “amenazan” su posición privilegiada.

Preferido no significa “el más mimado”. De hecho, los padres suelen ser más duros y exigentes con su hijo mayor, mientras que tienen para él una pequeña cantidad de afecto extra. Los últimos, sin embargo, tienen la impresión de que el más pequeño es el favorito de la familia.

Los padres favorecen a los niños que se parecen a ellos

Entre otros patrones familiares, los padres no necesariamente favorecen a los primogénitos. Tienen diferentes criterios y tienen preferencias por el niño que más se parece a ellos. Hablamos no solo del parecido físico, sino también de una semejanza de carácter.

De hecho, cada ser humano es diferente, especialmente entre hermanos. Por lo tanto, los padres tienden a experimentar algo más por el hijo con el que se identifican más en términos de personalidad, carácter, gusto artísticos, etc.

Este favoritismo puede tener impacto en la forma que los otros hijos perciben a sus padres. Aunque, tener un favorito no significa no amar a los demás enormemente. Y muchos padres crían a todos sus hijos de la misma manera, sin que este favoritismo parental sea visible y mal percibido.

Y en lo absoluto no cambia nada. Recordemos que TODO juramos que el de a lado es el favorito.

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan Francia

Más noticias en MSN:

Niños ignorados por padres adictos a la tecnología. Galería de bbmundo

  

Más de Cosmopolitan

image beaconimage beaconimage beacon