Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo montar una fiesta en el jardín y lograr que sea un éxito

logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 14/07/2017

Revista ¡HOLA!

Revista ¡HOLA!
© Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines

El jardín o la terraza se convierte en el lugar ideal para tus reuniones, eventos y fiestas. Además, te permite aumentar el número de invitados, adaptar la temática que prefieres y relajar un poco la etiqueta de los eventos en el interior, sin perder estilo por el camino.

Pasos previos

La decoración debe ajustarse al tipo de evento que vas a celebrar y, por su puesto, a los metros disponibles. Evidentemente no es lo mismo un cumpleaños infantil o una comida familiar que una reunión solo de adultos. Cada uno de ellos requiere un estilismo acorde con la situación. Si tu terraza o jardín lo permiten establece distintas zonas (comedor, relax y estar), para que todos tus invitados se sientan cómodos, según vayan pasando las horas.

‘Dress code’ veraniego

Seas o no una minimalista convencida, el aire libre te saca los colores e inunda todo de azules, rosas o verdes en un arcoíris cromático que llena todo de alegría y energía. Aunque las fiestas en el exterior se saltan en algunos aspectos la estricta etiqueta que rige en los eventos interiores, no tienen que perder ni un ápice de 'glamour'. Por eso, no prescindas del mantel, por ejemplo, y, en la medida de lo posible, usa la misma vajilla que usarías dentro de casa. Reserva los platos y vasos de papel para las celebraciones infantiles o para aquellos casos en los que el número de invitados sea muy numeroso. Si dispones de espacio, coloca sillas para todos, pero si no es posible, distribuye de forma estratégica asientos, para que algunos invitados puedan descansar según avancen las horas.

VER GALERÍA

‘Deco’ y menú sin complicaciones

La decoración de fiesta en el exterior, todo lleva otro ritmo, así que deja el estrés dentro de casa y prepárate para disfrutar. Elige un menú que no te complique en exceso, algo sencillo que puedas dejar listo antes y luego solo haya que servir o (cómo no) enciende la barbacoa –o en su defecto una plancha– y disfruta de una comida al aire libre llena de posibilidades. Hay más vida culinaria que las típicas chuletas… Una buena idea es montar una zona de bar, que permita a los invitados acceder fácilmente a las bebidas. Puede bastar con unos bidones de plástico y hielo. El clásico dilema sobre si añadir sal o no al hielo, para que enfríe mejor, lo dejamos al gusto de cada uno.

VER GALERÍA

Los invitados, primero

La clave de ser un buen anfitrión pasa porque los invitados se sientan en todo momento cómodos y a gusto. Por eso, si la reunión es durante el día no te olvides de crear una zona de sombra. En cambio, si es de noche, dependiendo de la zona geográfica en la que te encuentres, puede que tengas que recurrir a una chimenea de exterior. De la misma manera, la iluminación es otro de los aspectos a tener en cuenta. Las guirnaldas son siempre buenos compañeros de la decoración de fiestas veraniegas, también las velas te ayudarán a crear ambiente.

Y, por último, pero no menos importante, comunícaselo a los vecinos y, si es posible, invítales a sumarse a la reunión. Lo ideal es que estén informados, para que no haya protestas ni se entorpezcan las relaciones vecinales. Tus invitados también deben asumir ciertas normas, como aparcar bien en la calle, sin obstaculizar salidas de garaje, por ejemplo.

Más de ¡Hola!

image beaconimage beaconimage beacon