Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hoy en Noticias

Comerciantes: La Unión de Tepito es ya el gran cartel de la CdMx y su líder “entrenó en Tamaulipas”

logotipo de Sin Embargo Sin Embargo hace 5 días Gardenia Mendoza


© Proporcionado por Sin Embargo

El cartel Unión de Tepito sumó a sus actividades ilegales en la Ciudad de México que tradicionalmente incluían tráfico y venta de droga, robos, venta de mercancía ilícita y asesinatos, el delito de extorsión, uno de los más temidos porque atacan directamente a la ciudadanía y siembra pánico.

En fechas recientes diversos grupos de comerciantes denunciaron que el miedo llegó hasta sus negocios junto con las amenazas a punta de pistola y el cobro de piso, es decir, cuotas a cambio de seguir con vida.

A José N., dueño de una imprenta en el centro de la capital del país, le exigieron primero alrededor de 3 mil dólares como primer pago y cuotas mensuales de 300 a través de un tal “Omar” y un tal “Party” presuntos integrantes de la Unión de Tepito.

En las ventas ambulantes del centro se han reportado también grupos de extorsionadores que exigen alrededor de 10 dólares diarios a cada puesto por supuesta protección y esta semana desapareció uno de los lideres más fuertes del comercio informal: un travesti a quien apodaban La Manuela y quién era el negociador ante las autoridades.

La Unión de Tepito fue formado en los años 90 del siglo pasado por un ex comandante de la procuraduría de justicia local que abandonó las filas para entrenarse con los sanguinarios grupos criminales de Tamaulipas. Luego, regresó a la capital.

Poco a poco creció hasta alcanzar tal poder que en los últimos meses quiere imponer la ley de la extorsión al estilo de los estados más endebles del país cómo ha sido en Michoacán, Guerrero o Tamaulipas.

“El cobró de piso es una de las expresiones más claras de la expansión de poder de los cárteles y de la ingobernabilidad”, observó Gabriel Regino, ex subsecretario de seguridad pública en la CDMX.

© Proporcionado por Sin Embargo

En 2013, el gobierno de la Ciudad de México reconoció que la Unión de Tepito tenía controlado el narcomenudeo en los más famosos y concurridos bares de colonias de abolengo como la Condesa y la Roma, así como algunos corredores de venta en las delegaciones vecinas al Estado de México.

Así explicó los múltiples asesinatos de dueños de negocios dedicados al entretenimiento, así como un escandaloso secuestro y asesinato de 12 jóvenes en la colonia Juárez -popularmente conocida como Zona Rosa- a la par que inició operativos con los que al año siguiente sumó la captura de 24 cabecillas de la organización.

En los siguientes años, los crímenes relacionados a la Unión de Tepito aparentemente estuvieron controlados hasta los últimos meses, cuando se les vincula con más venta de droga (el consumo en la capital mexicana incrementó un 22 por ciento frente al 16 por ciento del resto del país, según el Informe Anual de la ONU en la materia), más robos y más extorsiones incluso con comerciantes ambulantes.

El gobierno de la CDMX a través del fiscal Guillermo Terán afirmó recientemente que los delitos que se exhiben en los medios de comunicación no coinciden con el número de denuncias que tienen las autoridades. “Los invitamos a que denuncien”, dijo aunque diversas víctimas dicen tener miedo porque aparentemente la policía está en complicidad con los criminales.

Los analistas aseguran que desde otra perspectiva que el retorno de la Unión de Tepito busca desestabilizar políticamente al gobierno de Miguel Mancera.

El caso es que los capitalinos han visto empeorar su calidad de vida por el número de delitos y la mayoría apuntan al mismo nombre: la Unión de Tepito.


Más de Sin Embargo

image beaconimage beaconimage beacon