Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cuando las oficinas de USCIS se convierten en “una trampa” para inmigrantes

El Diario 15/04/2018 Redacción
Cecilia (derecha) ya enfrenta su proceso migratorio al lado de su familia. © Captura video Review Journal Cecilia (derecha) ya enfrenta su proceso migratorio al lado de su familia.

Ya son varios los casos de inmigrantes detenidos en oficinas de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) cuando van a realizar trámites para cambiar su estatus migratorio.

El caso de la mexicana Cecilia Gómez es el que llamó recientemente la atención, sobre todo por su valentía para contar públicamente su historias tras ser capturada por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Cecilia fue detenida cuando acudió a USCIS y, debido a que había sido víctima de un fraude de abogados migratorios, por lo que nunca recibió una orden de deportación, hasta que fue capturada.

“Este incidente ha sido traumático, y ahora estoy feliz de estar en casa y de haberme esforzado por seguir luchando por mi derecho a permanecer con mi familia”, dijo ella en una conferencia de prensa hace unos días.

Ahora Cecilia está en libertad, pero bajo supervisión de ICE.

“Esto significa que tendrá que asistir a controles ocasionales en la oficina de ICE y cumplirá con cualquier otro término que establezca… pero ella estará en casa con su familia mientras que su caso de inmigración esté pendiente“, dijo Barrera y Bliss Requa-Trautz, una oficina defensora para inmigrantes indocumentados en Las Vegas.

El caso de Cecilia no ha sido único, hay otras personas, como el caso de Lilian Calderón Jiménez, quien en enero de 2018 acudió con su esposo Luis Gordillo a la entrevista a las oficinas de USCIS como parte del trámite para su residencia legal permanente, pero tras terminar la entrevista fue capturada por agentes de “La Migra”, ya que había llegado como indocumentada a los Estados Unidos cuando era niña.

El caso de Calderón Jiménez, de hecho, lidera una demanda colectiva de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) contra USCIS, ya que aunque en 2016 esa dependencia promulgó que peticionarios de residencia legal permanente o “green cards” pudieran realizar sus trámites desde los Estados Unidos, para no ser separados de sus familias, cada vez son más los casos de inmigrantes detenidos durante sus entrevistas, incluso si en éstas se demuestra que la relación con sus cónyuges son legales y legítimas.

Además de esa demanda, activistas y defensores de inmigrantes sugieren que antes de acudir a una oficina de ICE o USCIS:

  1. El inmigrante sea consciente de su estatus migratorio en los EEUU y antes de acudir a una de esas oficinas se asesore con un abogado.
  2. Algunas personas podrían optar por algún beneficio migratorio a través de USCIS, pero si fueron o están indocumentadas en territorio estadounidense, las nuevas políticas no aseguran que puedan continuar con sus procesos exitosamente.
  3. Un consejo clave de defensores y activistas es NO MENTIR a las autoridades migratorias, ya que durante procesos en USCIS eso puede ser motivo de suspensión del trámite o hasta revocación de la “green card” y ciudadanía.

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

MÁS NOTICIAS EN MSN

Los peores estados para hispanos y latinos (Fuente: 24/7 Wall St.)


Más de El Diario

image beaconimage beaconimage beacon