Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hoy en Recetas

Así era Windows on the World, el restaurante de lujo de las Torres Gemelas

logotipo de Gourmet de México Gourmet de México 12/09/2018 Michelle López
windows-on-the-world-9-11-gourmet-3 © Foto Gourmet de México windows-on-the-world-9-11-gourmet-3

La revista New York lo llamó El Restaurante Más Espectacular del Mundo en una edición de 1979. Tenían reservados los próximos seis meses. Era un favorito de políticos, empresarios y otras figuras de poder. Era Windows on the World, el famoso restaurante de lujo de las Torres Gemelas.

Windows on the World era un complejo culinario ubicado en la Torre Norte del World Trade Center, en los pisos 106 y 107. Lo encabezaba el restaurante homónimo; sus amplias ventanas ofrecían vistas a Ellis Island, Staten Island, y toda la urbe de Manhattan. También contaban con un bar, The Greatest Bar on Earth, con amplia carta de alimentos y bebidas. Por último, un salón más pequeño e íntimo, Wild Blue.

Salón principal

windows-on-the-world-9-11-gourmet-2 © Foto Gourmet de México windows-on-the-world-9-11-gourmet-2

Se inauguró el 19 de abril de 1976 y fue creado por el restaurantero Joe Baum, quien planeó 22 de los restaurantes de las Torres. Su logotipo corrió a cargo de Milton Glaser, famoso por la icónica representación. Seguían un dress code bastante estricto: un hombre que llegara sin chaqueta tenía que quedarse en el bar, aunque tuviese reservación para el restaurante principal.

El chef ejecutivo de Windows on the World era Michael Lomonaco, quien se encargó de renovar la carta y transformarla de francesa tradicional a americana moderna. Lomonaco impuso un gran control de calidad y la necesidad de cocinar cada plato al minuto para que los clientes tuvieran lo más fresco. La cava era famosa por su buena variedad y precios razonables; el restaurante publicaba su propia guía para servir y apreciar vino, que aún se puede conseguir en eBay por 59 dólares.

Comensales evalúan una botella 

windows-on-the-world-9-11-gourmet-4 © Foto Gourmet de México windows-on-the-world-9-11-gourmet-4

Tras un primer atentado en 1993, Windows on the World cerró por una temporada, pero volvió a abrir, remodelado y más fuerte que antes. El nuevo menú, a cargo del chef Philippe Feret, ofrecía una experiencia culinaria para recorrer el mundo con platillos que reunían sabores internacionales.

Durante sus últimos años, el restaurante era más reconocido por su valor histórico y turístico que por la calidad de su cocina; era un sitio por el que los propios neoyorkinos sentían afecto y orgullo frente a los turistas. En el año 2000 las ganancias que reportó lo colocaron como el restaurante más exitoso de Estados Unidos.

La vista de Nueva York desde Windows on the World

windows-on-the-world-9-11-gourmet-5 © Foto Gourmet de México windows-on-the-world-9-11-gourmet-5

La mañana del 11 de septiembre recibían a participantes del Congreso de Tecnología Financiera de Risk Waters. El desayuno corría con normalidad.

El vuelo 11 de American Airlines, en el que estuvieron a punto de viajar Seth McFarlane y Mark Wahlberg, se impactó entre los pisos 93 y 99, cortando por lo tanto cualquier vía de escape para los pisos por encima del avión incluyendo los del restaurante. 79 miembros del staff y aproximadamente 100 comensales se encontraban en Windows on the World en ese momento.

El chef Lomonaco sobrevivió porque bajó al lobby a reparar sus lentes.

Christine Olender, una de las gerentes, reunió a todas las personas en el piso 106 (el 107 era ya imposible), desde donde realizó cuatro llamadas a la policía, alertando que las tres escaleras de emergencia estaban llenas de humo y el oxígeno se agotaba rápidamente.

En la última comunicación que los agentes portuarios tuvieron con Olender, ella pedía permiso para romper una de las ventanas y conseguir un poco de aire.

windows-on-the-world-9-11-gourmet-1 © Foto Gourmet de México windows-on-the-world-9-11-gourmet-1

La identidad del hombre que aparece en la famosa fotografía The Falling Man, tomada por el fotógrafo Richard Drew, nunca ha sido completamente aclarada, pero es casi seguro que se trataba de uno de los empleados de Windows on the World: originalmente se pensó que era Norberto Hernández, chef repostero, pero las señales parecen indicar que es Jonathan Eric Briley, un técnico de audio. Según su propia familia, Briley habría saltado del edificio debido a la sofocación por humo – padecía asma.

Después del atentado, el chef Lomonaco abrió una recaudación de fondos para las familias de los empleados fallecidos. También dispuso memoriales y colaboró en las listas de identificación de quienes estaban trabajando ese día. Años después, Lomonaco siguió trabajando con empleados del restaurante en otros proyectos.

Ninguna de las personas que se encontraban dentro de Windows on the World cuando la Torre fue impactada sobrevivió.

Más noticias en MSN:

Así se difundió la noticia del atentado terrorista del 11 de septiembre de 2001. Video de Expansión.

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Más de El Gourmet

Gourmet de México
Gourmet de México
image beaconimage beaconimage beacon