Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hoy en Recetas

¿Qué es el edamame?

logotipo de Women's Health Women's Health 16/02/2017 Brian Ferrandiz
© Motorpress Rodale

No hay nada peor que estar encasillado. Si no, que se lo digan a Daniel Radcliffe, que por más que lo intente, siempre será visto como el aprendiz de mago de Hogwarts. Algo similar, salvando las distancias, le sucede al edamame, esas jóvenes vainas de soja que parecen relegadas a ser el aperitivo del japo que te distrae mientras esperas a que te sirvan el sushi. ¡Pues se acabó! Ha llegado el momento de concederle el puesto que se merece en tu dieta.

Para empezar, debes saber que el edamame es una de las fuentes de proteína vegetal más completas (150 g contiene 17 g) y de él sabemos que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y cerebrales, el cáncer de mama, la diabetes y la osteoporosis. Además, recarga tus niveles de energía y mejora la fertilidad. ¿Sigues pensando que tan solo es un aperitivo? Lo mejor de todo es que no puede ser más fácil de preparar: lo lavas, lo hierves, le pones un poquito de sal y… ¡listo! Sencillo y sabroso. También puedes experimentar un poco y añadirlo a unos deliciosos espaguetis de calabacín o servirlo como puré para untar. Conseguirás una textura totalmente diferente con la que podrás jugar muchísimo. ¿Lo has probado con tostadas? ¡Querrás repetir una y otra vez!

La receta: Edamame para untar

2 raciones | 330 Calorías | 3 g de grasas de saturadas | 2,3 g de azúcar | 5 min.

Ingredientes:

180 g de vainas de edamame  1 aguacate  1 cda. de aceite de sésamo   sal  ¼ cda. de comino  el zumo de 1 lima  10 g de perejil picado  1 huevo pochado y tostadas (opcional).

Manos a la obra:

1. Si optas por edamame congelado, primero deberás descongelarlo: déjalo durante unos minutos en un bol con agua hirviendo.

2. Pon 120 g en un procesador de alimentos junto al aguacate pelado y deshuesado, el aceite de sésamo, el comino, el zumo de lima y la sal. Mézclalo durante un minuto o dos hasta que la pasta quede suave pero con tropezones.

3. Ahora añade el edamame sobrante con el perejil y aprieta el botón hasta que estos ingredientes estén ligeramente incorporados. Queremos que el edamame esté prácticamente entero; o sea, que no te pases.

4. Cuando tengas la mezcla puedes combinarla con lo que quieras. Una opción es servirla sobre una tostada con un huevo pochado encima. ¡Ñam!

CONTINÚA LEYENDO:

Cinco formas de preparar sushi que no es en rollo

50 alimentos que no deberías comer más

Más de Women's Health

image beaconimage beaconimage beacon