Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Anécdotas #ALaMexicana

Coca - Cola Journey 14/09/2017

¿Cómo surgió el Chile en nogada?
Este delicioso platillo que consta de un chile poblano asado y capeado relleno de un picadillo rico en ingredientes, cubierto con una salsa muy especial y adornado con granada y a veces perejil es uno de los máximos representantes culinarios de México y de la creatividad gastronómica #ALaMexicana. Pero ¿cómo se llegó a esta curiosa e inusual mezcla que ya es parte sustancial de nuestros festejos patrios?

¿Cómo surgió el Chile en nogada? © Coca-Cola Journey ¿Cómo surgió el Chile en nogada?

Se sabe que la magia ocurrió en 1821 en Puebla, cuando Agustín de Iturbide firmó el Acta de Independencia de México y los Tratados de Córdoba. Sin embargo, existen dos versiones sobre cómo ocurrió: una dice que Iturbide fue a Puebla tras firmar los documentos para festejar su santo (que era el 28 de agosto), y quien debía encargarse de la comida eran las monjas agustinas del Convento de Santa Mónica en esa ciudad. Ellas, emocionadas por el reto, quisieron crear un platillo que además de rico representara los colores de la bandera del ejército Trigarante (verde, blanco y rojo). Pensaron mucho con base en los ingredientes de temporada (entre los que se encontraban la nuez de Castilla, la granada y otras frutas de estación) y probaron esta nueva e increíble revoltura de ingredientes.

La otra versión es narrada por el escritor Artemio del Valle Arizpe: si bien coincide en el tiempo con la primera, él relató que tres de los soldados de Iturbide tenían novias en Puebla, y que fueron ellas quienes quisieron sorprenderlos con un platillo que retratara los colores del uniforme que eran los mismos que los de la bandera. Cada una debía encargarse de buscar un ingrediente de cada color y juntas le rezaron a la Virgen del Rosario y a San Pascual Bailón para que las inspirara en esta difícil tarea. ¿El resultado? Un chile en nogada con el que deleitaron a sus hombres bajo la idea de que el amor llega por el estómago.

Independientemente del origen real de los chiles en nogada, no hay duda de que están entre los máximos orgullos culinarios de México, no sólo por su sofisticación y originalidad, sino porque representan a través de sus colores y sabores nuestra inmensa riqueza cultural. No dejes de comerte uno antes de que termine la temporada, y acompáñalo con Sidral Mundet, que también es reflejo de lo que significa hacer las cosas de manera especial y única, #ALaMexicana.

image beaconimage beaconimage beacon