Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guía para disciplinar a un niño sin golpes

logotipo de BBMundo BBMundo 14/09/2018
Disciplinar a un niño sin golpes sí es posible. Sabemos que es difícil, pero para esto te dejamos 12 pasos que todo padre puede lograr. © 2018 bbmundo.com todos los derechos reservados Disciplinar a un niño sin golpes sí es posible. Sabemos que es difícil, pero para esto te dejamos 12 pasos que todo padre puede lograr.

Ser padres no es una tarea fácil y aunque todavía no encontramos una receta que nos funcione a todos, existen algunas cosas que te ayudarán a disfrutar más a tu familia y mantener el orden en casa. ¿Te interesa? Para esto te dejamos una guía para disciplinar a un niño sin golpes.

 

12 Tips para disciplinar a un niño sin golpes

1. Compórtate como quieres que lo haga

Un niño aprende lo que está bien y lo que no al observar a sus padres. Si tenemos malos hábitos, como ser desordenados, mentirosos o impuntuales, no esperemos lo contrario de él. Podemos repetirle: “¡Haz lo que digo y no lo que hago!”, pero seguirá el ejemplo de lo que hacemos. Sin importar los comportamientos que deseamos inculcarle, es necesario que los incorporemos a nuestra vida primero.

2. Distingue disciplina y castigo

Aunque la primera puede llevar un castigo implícito, su meta es más alta: preparar el comportamiento a largo plazo, en cambio, la represión por sí sola es inmediata y no marca cambios. Tu objetivo debe ser enseñarle a tener control sobre sí mismo y diferenciar entre lo bueno y lo malo.

También: Disciplina para niños explosivos y desafiantes

3. Cuida tu lenguaje

Elimina los gritos y los malos modos en casa. Imagínate durante una cena y escúchate diciendo “¡dame el pan!” y después pregúntate cómo sonaste: ¿a un padre amoroso o a un policía? Aguas porque aunque no lo creas es una forma de disciplinar a un niño sin golpes.

4. Escúchalo y platica con él

Basta con que le preguntes con una sonrisa y una actitud relajada qué lo hace feliz, seguro te contestará rápidamente. Ese es un buen comienzo, ponle atención y después entabla una conversación con él a diario. Será de ayuda que también compartas algo sobre ti, así generarás un círculo de confianza.

 5. Comparte

Forma parte de su aprendizaje al contarle tus experiencias y educarlo a través de ellas. Aunque con tus múltiples actividades es casi imposible estar mucho tiempo con él, haz un esfuerzo por abrirle un espacio y aprovecha cualquier momento para enseñarle algo. Por ejemplo, rumbo a la escuela explícale por qué es importante ceder el paso o no pasarse los altos. Esto puede ayudarte para disciplinar a un niño sin golpes.

6. Premia la buena conducta

La mejor recompensa son los elogios. Si tu hijo suele hacer un desastre al comer, felicítalo cuando no lo haga, y si repite este comportamiento, asegúrate de que limpie el lugar. De esta forma estarás promoviendo la conducta deseada.¡

7. Establece límites

Estos son necesarios para proteger y disciplinar a un niño sin golpes. Por ejemplo, no deberías dejarlo salir corriendo a la calle porque podría pasarle algo, en este caso detenlo firmemente y dile: “Si corres así, te pueden atropellar”, no es necesario nalguearlo, sólo tómate el tiempo para explicarle las consecuencias. De esta forma captará el mensaje y aprenderá lo que no debe hacer.

8. Impón castigos congruentes

Aunque estos recursos ayudan a formar, no deben ser excesivos y tienen que ir en la misma línea del comportamiento que quieres modificar. Digamos que no está durmiendo lo suficiente porque se desvela viendo la tele, el castigo puede ser recorrer la hora de ir a la cama.

Ten en cuenta que al pasarte de la raya podrías perder autoridad. Si la multa es que no puede salir de casa por un mes, no se sentirá motivado a portarse mejor porque creerá que todo está perdido.

Por otro lado: Cosas que debes hacer antes de pegarle a tu hijo

9. Permítele poner reglas

Deja que te ayude a fijar las normas y los castigos. Aunque tú tienes la última palabra, de esta manera permites que todos se sientan parte de las decisiones familiares y se comprometan más con ellas. Es una herramienta básica de nuestra guía para disciplinar a un niño sin golpes.

10. Sé consistente

Independientemente de su edad, es importante que sepa lo que esperas de él a través de los límites establecidos y seas coherente con estos para no confundirlo.

Aunque a veces es más fácil ignorar un comportamiento inaceptable o no imponer el castigo, al actuar de este modo sentarás un mal precedente. Si la norma es que no verá televisión entre semana, no lo hará y punto. Apégate a esto sin importar qué tan fuertes sean sus berrinches; si cedes y validas su rabieta, él habrá ganado y eso no es bueno para nadie.

11. Dale opciones

Permitirle decidir algunas cosas hace que se sienta más respetado, comprometido y aprenda a ser independiente. Pregúntale si quiere bañarse antes o después de cenar, al elegir habrá hecho este compromiso y evitarás berrinches. Al dejarlo hacer elecciones a temprana edad lo preparas para tomarlas el resto de su vida.

Conoce: ¿Qué hago si mi hijo me pega?

12. Plantea las normas con actitud positiva 

“¿Podrías poner la ropa sucia en el cesto, por favor?”, funciona mejor que “¡No dejes la ropa tirada en el suelo!”. Las negaciones (no hagas, no tires, etc.) tienden a incitar un desafío. Pero cuidado, incluso utilizando un tono positivo, deberás ser firme y consistente

Más noticias en MSN: 

Mi hijo moja la cama, ¿qué hago? (Fuente: Hola Doctor)

Más de bbmundo

image beaconimage beaconimage beacon