Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Más noticias:

Régimen ofrece soborno de hasta $1 millón por voto para destituir a Guaidó, denuncia oposición

logotipo de El Nuevo Herald El Nuevo Herald 02/12/2019 By Jim Wyss y Antonio María Delgado, El Nuevo Herald, Miami
© Getty Images

Enfrentando un creciente escándalo de corrupción entre sus propias filas, uno de los más poderosos partidos políticos de la oposición venezolana dijo que existe un complot en juego para salir de Juan Guaidó, el hombre que Washington y más de medio centenar de naciones consideran como el legítimo presidente de Venezuela.

En declaraciones brindadas en una rueda de prensa, el director nacional del partido de Guaidó, Voluntad Popular, Yon Goicoechea, dijo que él tenía pruebas de que el régimen de Nicolás Maduro estaba sobornando a diputados de la oposición para tratar de evitar que el presidente interino continúe ejerciendo la presidencia de la Asamblea Nacional.

Según Goicoechea, a algunos integrantes de la oposición se les ha ofrecido hasta un millón de dólares para votar por alguien más que Guaidó durante la venidera elección de presidente de la Asamblea Nacional, el próximo 5 de enero.

Es la presidencia de Guaidó de la Asamblea Nacional lo que le otorga la facultad constitucional de asumir legítimamente la presidencia interina de Venezuela, en reemplazo de Guaidó, luego que los legisladores declararon que Maduro usurpa el cargo.

Su destitución como presidente de la Asamblea pondría en peligro la coalición internacional que hoy enfrenta a Maduro, Goicoechea explicó.

“Eso [destituir a Guaidó 3/8 le convendría solo a la dictadura, porque sería muy complejo que los 60 países que reconocen al gobierno legítimo, reconozcan a otro político. Guaidó le ha hecho más daño a la dictadura durante los últimos meses que cualquier otro actor político de años anteriores”, manifestó el dirigente.

Agregó que él suministrará pruebas sobre los intentos de sobornos en los próximos días.

Pese a las maniobras, la posición de Guaidó hasta el momento luce segura.

Los cuatro principales partidos políticos no tienen planes de darle la espalda de producirse una votación en enero, dijo un influyente miembro del partido Primero Justicia (PJ) que habló bajo condición de anonimato.

“Es verdad que hay maniobras bajo la mesa en un desdichado intento por reemplazar a Guaidó, pero eso no está en los planes de los partidos”, dijo. “Hay un acuerdo para reelegir a Guaidó en enero y eso sigue vigente”.

Para los partidos más grandes de la oposición, reemplazar a Guaidó no tienen ningún tipo de sentido en vista de la gran coalición internacional que considera que él es el legítimo presidente de Venezuela, explicó.

“No podemos descartar la posibilidad de que opositores se vendan o sean sobornados para que ayuden al régimen a recuperar el control de la Asamblea, pero eso sería el final, prueba de que el país está podrido”, comentó.

Goicoechea brindó las declaraciones en momentos en que la oposición es sacudida por acusaciones de corrupción y tráfico de influencia.

Durante el fin de semana, el portal de noticias Armando.info reportó que varios diputados de la oposición habían realizado labores de cabildeo ante funcionarios de Colombia y Estados Unidos a favor de empresarios vinculados con el cuestionado programa de alimentos subsidiados conocido en Venezuela como CLAP.

En particular, el artículo reveló que los legisladores de la oposición estaban tratando de convencer a las autoridades policiales que dejaran de lado las investigaciones sobre Carlos Lizcano, socio de los empresarios Alex Saab y Álvaro Pulido. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó en julio a Saab y a Pulido, así como a tres hijastros de Maduro, acusándolos de malversar millones de dólares del programa de alimentos.

Guaidó anunció el domingo que todos los congresistas nombrados en el artículo serían suspendidos mientras la Asamblea Nacional lleva a cabo su propia investigación, asegurando que los culpables serían castigados.

“La corrupción que ha desangrado a nuestra nación no se puede tolerar y no permitiremos que las personas manchen los años de sacrificios realizados por muchos de nosotros en esta lucha [contra la corrupción]”, escribió Guaidó en Twitter.

Guaidó saltó a la fama a principios de este año, cuando se convirtió en jefe de la Asamblea Nacional, anunciando pocos días después que él estaba constitucionalmente obligado a asumir la presidencia porque Maduro había cometido fraude para mantenerse en el poder.

Si bien el joven dirigente ha obtenido un amplio apoyo internacional, en gran medida no ha podido ejercer el verdadero poder en Venezuela, donde Maduro todavía ejerce control del alto mando militar.

El escándalo de corrupción dentro de las filas de la oposición fue celebrado por los partidarios del régimen, incluyendo a Diosdado Cabello, uno de los hombres más poderosos del país y a quien a menudo se le acusa de ser corrupto.

“Me gusta cuando sopla el viento porque empuja la plaga”, escribió Cabello sobre el escándalo. “No hay una sola persona buena en esa oposición que luche por la corrupción. Las acusaciones van y vienen entre ellos, son una sociedad de mercenarios políticos. ¡Esto se está poniendo bueno y saldremos victoriosos!”


Más de El Nuevo Herald

image beaconimage beaconimage beacon