Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los motivos de la guerra en el PSG entre Neymar y Cavani

logotipo de AS AS 9/19/2017 Jaime Candil
© Proporcionado por Prisa Noticias

La discusión entre Neymar y Cavani ha abierto una guerra interna en el PSG que podría no acabar bien para alguno de los dos delanteros. Desde la salida de Ibrahimovic, Cavani se había erigido como el líder del equipo y hasta la llegada de Neymar y Mbappé nadie le había eclipsado. Llegados a este punto, tanto Unai Emery como Maxwell, que también trabaja para el club parisino, deben poner paz entre ambos, a fin de que el resto del vestuario no se vea obligado a elegir bando.

Neymar se fue del Barcelona para dejar de estar a la sombra de Messi y liderar un proyecto. Quiere ser el protagonista y no ser el primero en la jerarquía a la hora de lanzar a balón parado no le agrada demasiado. Para lograr el ansiado Balón de Oro necesita goles y los penaltis son una inyección para sus estadísticas.El problema es que en el Barcelona, el líder, que era nada más y nada menos que Leo Messi, le dejaba tirar penas máximas de vez en cuando, pero el charrúa no está dispuesto a hacerlo. No es lo mismo ser el segundo de Messi en Barcelona que el segundo de Cavani en París.

Y es que el delantero uruguayo considera que ha sido un jugador modelo desde que llegó en 2013 y el año pasado fue la estrella, logrando 49 tantos durante la temporada. Dejarle lanzar los penaltis no es una opción, porque además tiene una prima de un millón de euros si consigue ser el máximo goleador de la Ligue 1. Esta cláusula entraría en conflicto con el brasileño en caso de tener una similar, lo que provocaría una pelea en cada ocasión de gol. Ibrahimovic, por ejemplo, también la tenía (de un millón y medio d euros).

Cavani estaba antes y no está dispuesto a ceder el protagonismo que tanto le ha costado conseguir, después de ser el segundo en París tras Ibra. Sin embargo, la presión de los compañeros de vestuario podría hacerle ceder en un futuro, ya que Neymar, a pesar de ser el nuevo, cuenta con el respaldo de algunos de los pesos pesados del vestuario, especialmente en el sector brasileño (Thiago Silva, Marquinhos, Motta, Lucas y Dani Alves estarían de su parte). Neymar además, entiende que al haber llegado con la etiqueta del traspaso más caro de la historia (222 millones de euros), se espera de él que el proyecto gire en torno a su figura.

Lo que está claro es que el mal ambiente ha llegado al vestuario. Tras la discusión, se vio sobre el césped a un Dani Alves que se posicionaba del lado de Neymar, aunque más tarde pusiera la excusa de que quería lanzar él.Mbappé, por su parte, se desmarcaba de la polémica pero evidenciaba que había problemas en la plantilla: "No voy a lanzar penaltis, eso da problemas". El entrandor, Unai Emery, dijo que si no llegan a un acuerdo será el quien tome la decisión final. Mientras tanto, Maxwell, embajador del club, brasileño y exbarcelonista, tendrá que mediar entre ambos y el jeque, Al-Khelaifi, no se ha pronunciado al respecto. Y todo esto en año de Mundial (Brasil está clasificada y Uruguay es segunda de grupo). Cavani dice que está arreglado, pero la próxima vez que se cometa una falta dentro o al borde del área, saldremos de dudas.

FOTOS:

Así se verán los cracks del fútbol de viejos

Así se verán los cracks del fútbol de viejos


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de As.com

image beaconimage beaconimage beacon