Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

10 razones para entender el fracaso de Chivas

logotipo de juanfutbol juanfutbol 11/2/2017 Emmanuel Pérez de Lara

Chivas

Chivas
© Mexsport

Por Emmanuel Pérez de Lara

Estimados Juanáticos, nos quedamos con las ganas de una final entre el Ame y Chivas gracias al poderosísimo Atlante, ¡penúltimo lugar de la tabla en el Ascenso MX! Los Potros eliminaron al Rebaño en penaltis para confirmar el semestre de terror de las muertíiiisimas Chivas. Aquí les van las 10 razones para que entiendan el fracaso del equipo.

1. La Soberbia

Luego del doblete conseguido hace apenas seis meses, los Chivahermanos ya hablaban de una segunda época de Campeonísimo y no sé que tanta cosa. La sabiduría popular dice que "entre más grande el tabique, más dura la caída" y las chivitas se subieron no a uno, sino a varios.

2. El tri

Apenas 24 horas después de haber logrado el título de liga en mayo pasado, elementos del plantel como Jair Pereira, Hedgardo Marín, Rodolfo Pizarro, Orbelín Pineda y Alan Pulido viajaron para concentrarse con el Tri...  y hacer un papelón en la Copa Oro eliminados por Jamaica en semifinales. El golpe anímico debió ser considerable.

3 y 4. la falta de descanso y las lesiones

Estas dos van de la mano. Pulido se rompió el brazo en un juego de Copa Oro con el Tri, lo que le costó perderse más de medio torneo con Chivas. Pereira se incorporó desde la fecha 1 para la liga, pero la sobrecarga muscular le pasó factura y se perdió algunos juegos. En lo que se refiere a Orbelín y Pizarro, ambos arrancaron duros la temporada, lentos y sosos; Orbelín no fue ni la pintura de lo que representó el torneo pasado.

5.- La falta de Refuerzos

En plenos festejos del título, Matías Almeyda ya había cepillado a Néstor Calderón (que fue a parar a Pumas), quien en las últimas jornadas había funcionado a la perfección como cambio. Aunado a la baja de el Avión,  ya conocemos el estatuto histórico, jugar con puro mexicano. Así que con un plantel tan cortito y limitado pagó las consecuencias.

6. Sin competencia interna

La falta de fichajes provocó un aire de relajación en la plantilla. Venía de titularse con puro nacional y pensaban que sus chicharrones tronarían de nuevo... ¡y pelas! Pulido y Pereira lesionados, sin Calderón, Orbelín y el Tortas Pérez con un nivel para jugar en el llano y en la banca. Los chavitos no pueden con el paquete de sacar adelante tremendo compromiso. ¡Ni que fueran Chichadios!

7 y 8. Sin figuras en el vestidor y Apatía

¿No les da la impresión que a algunos de los jugadores no les cae el veinte de lo que representa jugar en el club más grande del país? Se extrañan figuras como San Oswaldo, el Capi Morales, al mismísimo Bofo, elementos que se echaban el equipo al hombro y en las derrotas salían a dar la cara por los colores. ¿Vergüenza propia y deportiva hoy? Pulido en la parranda y choca el coche en la madrugada mientras se encontraba en proceso de rehabilitación de una lesión. No, pos wow.

9. La falta de contundencia

En los 15 juegos que van de la Liga MX, Chivas lleva 18 goles a favor y 21 en contra. ¡18 goles en 15 partidos! ¡1.2 goles de promedio por partido! El estilo y la posesión del balón importan, pero ¿les habrán dicho que esto se gana con meter la pelotita en la portería? Sin eso está cañón que se den los resultados, ¿no?

10. Un Pastor falto de carácter

Matías Almeyda es uno de los principales responsables del fracaso. Si bien en ocasiones anteriores se había mostrado como un tremendo motivador y manejador del grupo, este torneo le falló y gacho. No sé si le hizo falta renovar el discurso, refrescarlo o ser más enérgico, pero se esperó hasta la jornada 11 (en la que perdieron de locales contra Lobos BUAP) para salir a decir que el de este Apertura 2017 no era ni el remedo de lo que fue el Chivas en el Clausura. En las conferencias de prensa se le notaba un poco a la defensiva y en un par de ocasiones se centró en el arbitraje, no en el funcionamiento de sus dirigidos. Hubo un par de partidos en los que le fallaron los cambios y el equipo, lejos de mejorar, se cayó con la gente que entraba de cambio.

¿Será que al banquillo de Chivas le hace falta un nuevo mando?

Eso lo platicamos en otra juanhistoria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de juanfutbol

image beaconimage beaconimage beacon