Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Heat espera que viaje a México le permita ‘cambiar rumbo’

logotipo de Associated Press Associated Press 12/9/2017 AP
AP Photo: Justise Winslow, del Heat de Miami, dispara durante una sesión de entrenamiento en Ciudad de México, el viernes 8 de diciembre de 2017. (AP Foto/Marco Ugarte) © The Associated Press Justise Winslow, del Heat de Miami, dispara durante una sesión de entrenamiento en Ciudad de México, el viernes 8 de diciembre de 2017. (AP Foto/Marco Ugarte)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Quizá su viaje al lado sur de la frontera sea el inicio algo distinto para el Heat de Miami.

Han perdido cuatro de sus últimos cinco partidos. Al menos, durante los últimos días, jugadores y cuerpo técnico han estado explorando la ciudad y probando la cocina local.

El miércoles, una derrota por 117-105 en San Antonio colocó al equipo en una marca de 11-13. Luego, el Heat viajó a la capital mexicana antes del duelo del sábado frente a los Nets de Brooklyn, a fin de que sus integrantes pasaran juntos más tiempo.

El coach Erik Spoelstra piensa que este tipo de viajes une más a sus jugadores. El año pasado, el Heat pasó cinco días en las Bahamas antes de la temporada regular.

"Creo que ayuda", indicó. "No cuento con estadísticas o datos que puedan sustentar eso. Pero me gusta cuando mi equipo tiene la oportunidad de vivir algo diferente que una gira normal porque así uno llega y pasa mucho tiempo de turista en el autobús con los demás. Ayer tuvimos un desayuno de equipo y esta noche un evento de la NBA".

En la Ciudad de México, el equipo participó en una sesión de video el jueves. Los jugadores y entrenadores tuvieron el resto del día libre. Spoelstra, que visita México por primera vez, dijo haber ido a tantos restaurantes como le fue posible, mientras que Goran Dragic comentó que salió en busca de un buen guacamole.

"Cuando uno hace este tipo de viajes, no quiere quedarse en su habitación del hotel", sostuvo Spoelstra. "Uno desea salir y ver lo más que pueda. Me agrada que hayamos tenido un día extra".

El resto de los jugadores también probó la comida local, fue de compras e hizo turismo cerca del hotel donde el equipo se hospeda en Polanco, un barrio lujoso y céntrico de la ciudad.

Kelly Olynyk, en su cuarto viaje a la Ciudad de México, coincidió en lo bueno que es estar juntos y lejos de los "sonidos y las distracciones" de casa.

"Ojalá podamos traducir eso al partido y podamos retomar el camino y seguir adelante", declaró.

Olynyk, pívot canadiense, había visitado ya México como parte del programa Básquetbol Sin Fronteras. Representó además a su país en el torneo eliminatorio para los Juegos Olímpicos de Río y formó parte de los Celtics de Boston que sostuvieron en la capital mexicana un duelo de temporada regular ante Sacramento.

Como era de esperarse, los compañeros de Olynik lo han aprovechado como su guía de turistas privado.

"Me hacen todo tipo de preguntas", señaló. "Para mí es grandioso estar de regreso, la cultura, la comida y los aficionados son grandiosos. No hemos hecho ninguna locura, sólo recorrer la ciudad porque el clima es bueno, tal como en Miami".

El Heat entrenó por primera vez en México el viernes en una escuela local. Después, los jugadores se detuvieron un poco en el Bosque de Chapultepec, uno de los parques citadinos más grandes de América, antes de volver al hotel.

"Cada vez que uno se encuentra fuera de casa y en una situación como ésta, con una cultura y un idioma diferentes, tiende a sentirse más atraído por estar entre más gente. Todos caminamos juntos y creamos relaciones", subrayó Udonis Haslem. "Ayer salí de compras y probé comida muy buena. La gente es agradable, pero hoy me voy a hacer cargo de lo mío. Es momento de encerrarse. Tuvimos tiempo libre pero ahora tenemos un trabajo por hacer".

Haslem tiene razón. Miami se encuentra en el segundo lugar de la División Sureste, detrás de los Wizards de Washington (14-11). Después de enfrentar a los Nets el sábado, viajará a Memphis para jugar ahí e lunes en el primero de los cuatro compromisos que sostendrán en un lapso de seis días.

"Cuando se ha estado en la NBA por varias temporadas, se dan por hecho los viajes, y cuando se puede hacer algo diferente y resulta divertido, puede ayudar a crecer como equipo", dijo Spoelstra. "Podríamos habernos quedado en San Antonio, pero ya habíamos ido a San Antonio antes. Queríamos estar aquí y hacer algo distinto".

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon