Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Países del Golfo se disputan supremacía del fútbol en 2018

logotipo de Associated Press Associated Press 12/31/2017 AP
AP Photo: ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del domingo 22 de octubre de 2017, el brasileño Neymar, del París Saint-Germain, a la derecha, disputa el balón a Hiroko Sakai, de Marsella, en el estadio Velódromo de Marsella. La supremacía del futbol mundial se definirá en 2018, pero no precisamente en la Copa del Mundo de Rusia 2018, sino en Europa, debido a las inversiones de países del Golfo Pérsico en importantes equipos del continente. (AP Foto/Claude París, Archivo) © The Associated Press ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del domingo 22 de octubre de 2017, el brasileño Neymar, del París Saint-Germain, a la derecha, disputa el balón a Hiroko Sakai, de Marsella, en el estadio Velódromo de Marsella. La supremacía del futbol mundial se definirá en 2018, pero no precisamente en la Copa del Mundo de Rusia 2018, sino en Europa, debido a las inversiones de países del Golfo Pérsico en importantes equipos del continente. (AP Foto/Claude París, Archivo)

La supremacía del fútbol entre las naciones se definirá en 2018, aunque tal vez no como se esperaría.

La Copa Mundial sigue siendo la máxima competición deportiva y Rusia, en medio de sus escándalos de dopaje y controversias geopolíticas, abrirá sus puertas como nunca para dar la bienvenida a miles de aficionados.

Cuando el torneo alcance su clímax el 15 de julio en Moscú, la entrega del trofeo a la selección campeona será vista por la mayor audiencia televisiva global.

¿Se convertirá Alemania en el primer equipo que refrende el título después de que Brasil lo logró en 1962? ¿Podrá Neymar guiar a Brasil a la conquista histórica de seis Copas del Mundo? ¿Podrán algunos jugadores que han tenido espectaculares logros individuales durante una década como _Cristiano Ronald (Portugal) y Lionel Messi (Argentina)_ convertirse finalmente en campeones mundiales?

Sin embargo, en 2017 se hizo evidente que brillar en la Copa Mundial ya no es el único medio _ni el favorito_ con el que algunos países pueden validar su categoría o poderío en el deporte más popular del mundo.

Claro, eso no es ningún consuelo para Italia, Holanda y Estados Unidos que no clasificaron a Rusia 2018.

Los equipos con financiamiento de estados del Golfo Pérsico han comenzado a reconfigurar el panorama futbolístico internacional y su influencia alcanzó nuevas alturas en el último año.

Justo cuando Catar y Emiratos Árabes Unidos protagonizaban una crisis diplomática, sus sectores futboleros se disputaban los máximos talentos en el mercado de transferencias.

Solamente el Manchester City, propiedad de Abu Dhabi de los EAU, y el París Saint-Germain, financiado por Qatar que organizará al Copa del Mundo en 2022, gastaron 300 millones de dólares en el verano durante el periodo de transferencias.

La mayor inversión la hizo el PSG, que canalizó más del doble que el fichaje previo más caro para llevarse a Neymar por 222 millones de euros (263 millones de dólares), una ganancia inesperada para Barcelona, en un trato que patentizó los cambios en los poderes futboleros.

Tanto el PSG y el City han dominado a sus rivales en las ligas francesa e inglesa respectivamente y tienen con qué revalidar sus coronas.

La verdadera prueba del poder en esta intrigante rivalidad futbolística entre las ricas naciones petroleras del Golfo se definirá en la Liga de Campeones.

La competencia fue ganada tres de las últimas cuatro ocasiones por Real Madrid, que ahora está en el camino del PSG para alcanzar los cuartos de final en marzo.

Madrid y Barcelona continúan bajo control de sus aficionados, una estructura capaz de resistir adquisiciones extranjeras, aunque ambos conjuntos han aceptado patrocinios de Catar o los EAU.

La futura capacidad de inversión de las fuerzas emergentes en el PSG y el Manchester City se definirán en los próximos meses.

Por muy ricos que sean los propietarios, las inversiones sin límites continúan sujetas a restricciones oficiales a menudo en un intento desesperado para mantener un equilibrio competitivo en los torneos e impedir la acumulación de jugadores.

___

Rob Harris está en www.twitter.com/RobHarris y sus artículos en www.facebook.com/RobHarrisReports

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon