Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Roberts, oro en Río, absuelto de dopaje por los besos de su novia

logotipo de AS MexicoAS Mexico 7/17/2017 Ángel Cruz
© Proporcionado por Prisa Noticias

Los “apasionados” besos de su novia han salvado al estadounidense Gil Roberts de una sanción por dopaje por consumo de probenecina, un enmascarante. El cuatrocentista de Oklahoma City, de 28 años, medalla de oro en 4x400 metros en los Juegos Olímpicos de Río, dio positivo el 24 de marzo en un control fuera de competición. Fue suspendido cautelarmente el 5 de mayo, apeló y recibió un permiso para competir en los Trials norteamericanos de Sacramento, en los que se clasificó segundo.

Posteriormente, un tribunal aceptó su tesis. Fue su novia, Alex Salazar, quien le transmitió la probenecina. La estaba tomando para combatir una infección en los pechos y sus besos fueron los que ocasionaron que Gil Roberts diera positivo.

Según el informe de la Asociación Americana de Arbitraje “cada vez que la pareja estaba junta se besaba apasionadamente y con frecuencia”, lo que ocasionó ese positivo. El atleta aseguró que no sabía que su novia estaba tomando ese medicamento y que, en todo caso, desconocía que los besos podían trasmitirle la sustancia.

La probenecina se puede utilizar para tratar el exceso de ácido úrico en la sangre, pero a menudo los deportistas tramposos la usan como enmascarante, porque aumenta la cantidad de orina, con lo que se eliminan antes las sustancias prohibidas.

Gil Roberts podrá competir en los 400 metros en los Mundiales de Londres y también hará el relevo. Tiene una mejor marca de 44.22, hecha el 24 de junio pasado, precisamente en los Trials estadounidenses. Ese registro le coloca como el sexto hombre del mundo en la vuelta a la pista.

En los Juegos de Río, el cuarteto formado por Arman Hall, Tony McQuay, Gil Roberts y LaShawn Merritt venció con 2:57.30, por delante de Jamaica (2:58.16) y Bahamas (2:58.49).

Curiosamente, su compañero de equipo Merritt, el hombre que corrió la última posta de ese relevo y que fue bronce en la prueba individual de Río, se salvó hace años de una dura sanción por dopaje argumentando que el positivo se debía al consumo de una sustancia para combatir la falta de vigor sexual.

Más en MSN

La triste realidad del dopaje en la Fórmula 1

Los escándalos más sonados del deporte

El caso O.J. Simpson Los escándalos más sonados del deporte

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon