Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tras pasar 13 años en estado vegetativo, se convirtió en un inspirador orador de las charlas TED

logotipo de Infobae Infobae 7/12/2017

Pistorius pasó de ser un niño de 12 años completamente saludable a tener el desarrollo mental de un bebé de 3 meses, todo debido a una misteriosa enfermedad degenerativa. Ahora está casado con el amor de su vida y lleva una vida completamente consciente

Pistorius pasó de ser un niño de 12 años completamente saludable a tener el desarrollo mental de un bebé de 3 meses, todo debido a una misteriosa enfermedad degenerativa. Ahora está casado con el amor de su vida y lleva una vida completamente consciente
© Proporcionado por THX Medios S.A.

Imagina por un momento no poder decir "tengo hambre, me duele, gracias" o "te amo". No tener la capacidad de comunicarte y a la vez sentirte atrapado dentro de tu propio cuerpo, rodeado de otras personas, pero sintiéndote completamente solo al mismo tiempo.

A los 12 años, Martin Pistorius entró en un estado de coma que lo llevó a vivir en estado vegetativo por 13 años, sin poder comunicar nada al mundo exterior. Tras contraer una infección neuronal, el joven oriundo de Sudáfrica perdió la capacidad de controlar sus movimientos y de hablar.

Con el tiempo, sería sometido a innumerables evaluaciones para comprobar su nivel de conciencia mental. Ninguna arrojaría resultados esperanzadores. Se convirtió en un fantasma, pero luego, algo inesperado sucedería. Su propia mente comenzó a volver a la vida, alentado por una enfermera que pudo ver cómo los ojos de Pistorius luchaban por dar señales de una conexión con la realidad.

Pistorius pudo liberarse de la prisión que significaba habitar su propio cuerpo y, tras escribir "El Niño Fantasma", participó en las prestigiosas charlas Ted para inspirar a millones que cuentan con un ser querido en una situación similar a la que él sufría.

Pero Martin no es el único convencido de que se puede volver de una virtual muerte. El autor y neurocientífico británico Dr. Adrian Owen es reconocido a nivel mundial por su estudio de lo que él denomina "el área gris", una especie de limbo entre la vida y la muerte.

El Dr. Owen pasó los últimos 20 años utilizando escaneos del cerebro para intentar comunicarse con personas diagnosticadas con muerte cerebral. Sus estudios han sido bien recibidos por la comunidad neurológica mundial, los cuales aseguran que entre el 15 y el 20 por ciento de los pacientes en estado vegetativo estarían conscientes pero encerrados en su propio cuerpo, imposibilitados de comunicarse.

Gracias a los avances médicos que tuvieron lugar durante las últimas décadas, hoy día existen en los EEUU entre 15.000 y 40.000 personas bajo lo que se conoce como "soporte vital". Los hallazgos del Dr. Owen podrían significar un tratamiento a considerar para familias que han perdido la esperanza de recuperar a sus seres queridos.

Según los datos compartidos por el periódico New York Post, sólo en los EEUU existirían unas 7.000 personas en estado vegetativo, que en realidad se encontrarían conscientes y hasta podrían llegar a comunicarse.

Radicado hoy en Canadá, el Dr. Owen acaba de publicar "Fuera de la Zona Gris: un neurocientífico explora los límites entre la vida y la muerte", donde detalla distintas historias de vida de pacientes que, como Martin Pistorius, lograron volver a un estado de consciencia total.

Gracias a la investigación liderada por el Dr. Owen hoy día son cada vez más los médicos que aseguran se puede volver de un estado vegetativo prolongado, incluso luego de varios años.

En 1997, el galeno conoció a Kate Bainbridge, una paciente que había desarrollado encefalomielitis – una inflamación de tejidos de la médula espinal y el cerebro – lo que la llevó a entrar en un estado vegetativo persistente.

Según información compartida por el New York Post, el doctor decidió evaluar su sistema de procesamiento visual al medir cómo reaccionaba cuando se le mostraban imágenes de sus seres queridos. Para su sorpresa, la corteza visual de Kate se iluminaba al ver fotos de sus familiares, tal como sucede en el caso de personas saludables.

Tras seis meses en estado vegetativo, Kate pudo recuperar su consciencia y reveló no recordar ningún momento del experimento del Dr. Owen, pero sí aseguró que la angustia que sentía la llevó a intentar quitarse la vida en repetidas oportunidades al aguantar la respiración voluntariamente.

En 2003 comenzaría una interesante relación de estudio con otro paciente. Kevin, en ese entonces de 53 años, había sufrido un derrame masivo que devastó su tronco cerebral y tálamo. El Dr. Owen se propuso replicar su experimento anterior pero en este caso con frases habladas en lugar de imágenes.

Nuevamente, los resultados fueron inesperados. Los escaneos cerebrales de Kevin revelaron que no sólo mostraba una respuesta a los estímulos a nivel de actividad en el lóbulo temporal, sino que su cerebro entendía los mensajes transmitidos por Owen.

El doctor y sus colegas utilizaron un escáner de imágenes por resonancia magnética funcional para medir la actividad a nivel de oxígeno en el cerebro en respuesta a frases más complejas de tipo poéticas. El cerebro de Kevin se "encendió" nuevamente en todos los lugares esperados, lo que terminó demostrando con evidencia empírica que personas inconscientes pueden comprender el significado del enunciados.

Otro de los grandes hallazgos del Dr. Owen llegaría gracias a la colaboración de Scott, un joven que fue embestido a gran velocidad en 1999 por un patrullero, accidente que lo dejó por 12 años en estado vegetativo.

Su familia aseguraba que el joven hacía esfuerzos por comunicarse por lo que nuevamente el doctor ideó un revolucionario método para poder llegar a él. El Dr. Owen le pidió que se imaginara jugando al tenis, rebotando la pelota y agitando su raqueta.

"¿Scott, sientes dolor? ¿Alguna de tus partes te hacen dolor en este momento? Por favor imagínate jugando al tenis si la respuesta es no" compartió el New York Post. Como anticipó el doctor, la corteza premotora del paciente respondió al estímulo, y Scott intentó comunicar no sentir dolor.

Estudios posteriores con el mismo paciente revelaron que Scott comprendía que el año en curso era 2012 y no 1999, el momento en el que tuvo el accidente. Los hallazgos ayudaron a comprobar que pacientes inconscientes pueden generar nuevas memorias, un componente clave de un nivel de consciencia completa.

El caso de Pistorius se convertiría en el más resonante a nivel mundial. Tras sufrir a los doce años una enfermedad degenerativa que le quitó su habilidad de hablar y caminar, los doctores le comunicaron a sus padres la peor noticia. Martin tenía ahora el intelecto de un bebé de tres meses.

Cuatro años más tarde, Pistorius despertó de su pesadilla, pero sólo para darse cuenta de que no podía comunicar hacia el mundo exterior lo que sentía. "Podía escuchar y verlo todo, pero era invisible", declaró a la cadena NBC en 2015.

Gracias a Virna Van Der Walt, una enfermera que comenzó a cuidarlo en 2001 y que inmediatamente se convenció de que Martin estaba conectado con el mundo de una forma distinta, el joven comenzó a ser sometido a evaluaciones neurológicas que confirmaron que se encontraba "mentalmente vivo" pero a un nivel muy profundo.

Con un proceso de rehabilitación mental y físico que involucró entre otras cosas un programa de computación que lo ayudó a comunicarse con otros, Martin recuperó la motricidad en sus manos y pudo eventualmente cursar sus estudios. Hoy es un diseñador web felizmente casado con "el amor de su vida".

Un estudio reciente hecho sobre 91 pacientes con un síndrome similar al de Pistorius reveló que el 72 por ciento se consideraba feliz y que solo el 7 por ciento tenía deseos de ser sometido a un proceso de eutanasia.

Según reportes del New York Post, el Dr. Owen imagina un futuro cercano en el que sensores implantados directamente en el cerebro de pacientes en estado de inconsciencia permitirán la comunicación con otros y conectarse de esa manera nuevamente con el mundo exterior.

LEA MÁS:

Pablo Escobar, el Cartel de Cali, kilos de cocaína y las FARC: el museo que refleja la violencia de Colombia

Un adolescente transmitió en vivo su suicidio, instigado por el "reto de la Ballena Azul"

Quería ser una Ring Girl en una pelea de boxeo, pero fue rechazada por una parte de su cuerpo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon